Internacional
Una ganga

Ofrecen casas a un euro en un pueblito de Italia: ¿cuáles son los requisitos?

El pueblo se llama Castropignano y tiene tan sólo 1.000 habitantes.

QPS Internacional

No es la primera vez que un pueblo italiano busca atraer a nuevos residentes con una llamativa estrategia. Se trata de Castropignano, cuyo alcalde decidió ofrecer casas a un euro para todos aquellos que decidan quedarse a vivir en la pequeña localidad que tiene apenas 1.000 habitantes. Una verdadera ganga.

Las autoridades de este pueblo de la provincia de Campobasso encontraron que hay unos 100 edificios abandonados y, en lugar de venderlos al mejor postor, decidieron hacer algo distinto. "El esquema aquí funciona de manera un poco diferente", dijo el alcalde Nicola Scapillati a CNN, para distinguir su estrategia del resto de los gobiernos.

"Estoy avanzando por dos caminos paralelos, llegando tanto a los compradores potenciales como a los antiguos propietarios al mismo tiempo, paso a paso, para hacer que la demanda satisfaga la oferta", explicó el funcionario, que también está incentivando a quienes ya viven en el lugar para que remodelen las construcciones. "No quiero que mi ciudad sea invadida por una estampida inmobiliaria".

Por eso, el gobierno de Castropignano está evaluando caso por caso a todos los interesados en mudarse, cuáles son sus planes y cuáles son sus motivaciones. "Doy la bienvenida a cualquiera que quiera comprar una nueva casa aquí para que me envíe un correo electrónico directamente a mí (nicola.scapillati@me.com) con un plan detallado de cómo pretenden remodelar y qué le gustaría hacer con la propiedad: convertirla en un hogar, un hostel o un comercio", explicó.

Según publicó La Nación, en el mail deberá detallarse qué requisitos podría tener la persona para instalarse en el lugar (por ejemplo, de accesibilidad o cuestiones vinculadas a la salud). De esta forma, el municipio podrá encontrar la casa adecuada para cada interesado.

Las condiciones para instalarse en Castropignano

Las condiciones para poder instalarse en este pintoresco pueblo italiano son básicamente dos, además de la solicitud formal y detallada que se envía al alcalde por correo electrónico.

Los compradores deberán renovar la propiedad en un plazo de tres años a partir de la compra.

Se deberá entregar una garantía de anticipo de 2000 euros (unos 2380 dólares), que se devolverá una vez que se termine la obra.

Esta nota habla de:

Comentarios

Tucomentario

Nombre

Más de Internacional