De terror

Se casó y en la fiesta casi queda paralítico: lo tiraron al aire y no lo agarraron

El joven de 31 años tuvo que ser internado de urgencia.

QPS Internacional

De terror. Lo que era una fiesta de casamiento casi termina en una tragedia. Fue cuando sus amigos lo alzaron, lanzaron al aire y dejaron caer sin atraparlo. Liviu Philemon (31) sufrió un terrible golpe en su espalda y tuvo que ser internado de urgencia tras el chiste que salió mal. Ocurrió en Rumania y el caso se hizo viral.

El momento fue captado en el videoclip de la fiesta y no tardó en viralizarse. Mientras que el camarógrafo enfocaba a la novia, detrás se encontraba el flamante marido con sus amigos. Al ser lanzado hacia arriba, un mal movimiento impidió que el grupo pudiera agarrarlo nuevamente y Philemon cayó contra el suelo.

Al ver lo que había ocurrido, la mujer y todos los presentes se acercaron para asistirlo pero cometieron un grave error. Acorde a lo informado por los reportes del servicio de salud y replicado por la prensa local, los invitados lo sentaron en una silla para que aguardara a la llegada de los paramédicos, situación que complicó su cuadro.

Mientras que él era trasladado al centro médico, la novia, su familia y algunos amigos se quedaron en la recepción. La fiesta no continuó tras el incidente y todos debieron abandonar el lugar luego de haber esperado a tener novedades sobre Philemon.

Según publicó La Nación, el novio fue asistido por personal de salud lo trasladó al hospital de urgencias Oradea, ubicado en Bihor, al noreste de Rumania. Al llegar los médicos notaron que presentaba una fractura vertebral y de columna. Afortunadamente, presenta una evolución y si bien todavía no puede mover los pies, se prevé que pueda volver a caminar pasado el período de recuperación y kinesiología correspondiente.

Molesto por lo ocurrido, Philemon confirmó que no descarta iniciar acciones legales contra sus amigos. Mientras permanece en el centro de salud recuperándose, dijo que ya se comunicó con un abogado para saber qué pasos seguir, aunque todavía no decidió si los demandará.

Tras el terrible momento que casi lo deja paralítico, las imágenes de la fiesta comenzaron a recorrer las redes sociales y no tardaron en viralizarse. Muchos usuarios opinaron de lo ocurrido y, si bien por un lado están quienes se pronunciaron en contra de los amigos de Philemon y alentaron el inicio de acciones judiciales contra ellos, muchas otras personas expresaron que "solo se trataba de un chiste que terminó mal" y que "no justifica una demanda".

Esta nota habla de:

Comentarios

Tucomentario

Nombre

Más de Internacional

¿Quiere recibir notificaciones?
Subcribite a nuestras notificaciones y recibí las noticias al instante