QPS / Cultura
Subí Tu Nota / Opinión / Cultura

PORQUÉ LA EDUCACIÓN DEBE SER LIBRE,NO LAICA

EL PORQUÉ LA EDUCACIÓN DEBE SER LIBRE NO LAICA

Todo lo que Sarmiento dijo e hizo lo puso por escrito en 54 volúmenes. Su contenido en diversos temas, entre ellos la educación, nos ha sido ocultado con malicia. La obra de un hombre vale más por sus hechos a lo largo del tiempo que por sus palabras de ocasión. Más de cuarenta años fue promotor de la educación religiosa, dando razones e imprimiendo de su bolsillo decenas de miles de ejemplares de dos libros que tradujo y se atribuyó: “La Conciencia de un Niño” y “Vida de N.S. Jesucristo”. Cerca del final de su vida, en ocasión de los debates que culminaron con  la ley 1420 de educación laica, en coherencia con el alto grado alcanzado como Gran Maestre de la Masonería y de consuno con sus hermanos de logia (Wilde, Onésimo Leguizamón, Bartolomé Mitre, Delfín Gallo, etc.) varió en la actitud de toda una vida. Así un grupo de masones nos impusieron durante 130 años una ley cuyos efectos deletéreos sufrimos hoy: corrupción, violencia, narcotráfico, etc. fenómenos que tienen origen en un Estado que ha ignorado la dimensión moral y religiosa de las personas. Viendo el resultado de este desastre, con lo que sabía de cómo debía ser la educación, no hay duda que Sarmiento sería el primero en repudiar dicha ley. Vayan ejemplos de sus dichos y hechos:

"Pero un gobierno como el nuestro donde el pueblo es el poder soberano, donde cada acto de gobierno puede llamarse con propiedad un acto del pueblo, es esencial que el pueblo sea ilustrado. Debe poseer inteligencia y virtud; inteligencia para percibir lo que es cierto; virtud para hacer lo que es justo." "... El establecimiento de escuelas comunes, que esparcidas por todo el Estado pongan los medios al alcance del más humilde de los ciudadanos para difundir la moral, la religión y el saber por todo el país." (T 12, Educación Común, págs. 272 y 273).

"La enseñanza en las escuelas debe ser esencialmente religiosa, ¿quién no suscribe a esta idea en que todos estamos de acuerdo, sin la exageración del esencialmente?" (La Escuela Ultra pampeana, T 48, pág. 133).

"Yo di a las escuelas de esta parte de América hace 40 años y continúan dos repúblicas y las madres 6 millones despertando en sus hijitos La Conciencia de un Niño, con un libro que contiene además la doctrina católica y los rezos, mientras que La Vida de Jesús que lleva también mi nombre, se reconcentra y explica los Evangelios y es la primera y acaso la única noción que millones de cristianos han alcanzado en 40 años". (T 48, pág. 338).

Carta al señor ministro de instrucción pública don Eduardo Wilde del 3-11-1883: "Tengo el honor de remitir a vuestra excelencia varios ejemplares de la edición de La Conciencia del Niño que se dignó pedirme y de que están encuadernados 3000 ejemplares solicitados...”: “… faltándonos estos libros en las escuelas comunes, es preciso proveer para enseñar la religión a los que pagan contribuciones, un libro aceptado por católicos y disidentes y éste es La Vida de Jesucristo y la Moral Evangélica que traduje hace 40 años, porque en castellano no había uno escrito especialmente para escuelas" (T 48, págs. 351 y 352).

"En casi medio siglo sólo aquellos dos libritos hayan penetrado los lugares más apartados de Chile, República Argentina y aún Bolivia, difundiendo nociones cristianas entre las gentes, que carecen de ellas porque también falta el párroco y el púlpito, etc."(T 48, pág. 353)

"Establecida la escuela, el cura primero y el gobernador del obispado después, han sostenido lo que el primer educacionista argentino D. F. Sarmiento ha sostenido siempre: es decir, que la instrucción religiosa es la base de la educación" (Las doctrinas revolucionarias, T  39, pág. 244).

"Fue entonces que adopté en las escuelas el precioso opúsculo usado en otros países La Conciencia de un Niño que inculca ideas religiosas y, enseguida,  para los niños más aventajados La Vida de Jesucristo, persuadido como estaba entonces y lo estoy ahora, que la educación debe ser religiosa, aunque respetando como la ley misma lo expresa las diferencias de culto que tengan los padres de los niños". (T 39, p 245)

"Creemos que la educación, único medio de moralizar al hombre, niño aún, debe ser religiosa para ser más perfecta porque eleva el alma y da  sanción a la conciencia". (T 24, pág. 271).

En resumen, queda palmariamente claro que Sarmiento tenía muy en claro como debía ser la educación para la Argentina. Es por ello, que tenemos por inaceptable que, todavía hoy un grupo de fundamentalistas, por ignorancia, por adscribir a corrientes masónicas o marxistas, sigan en el siglo XXI pretendiendo privar a Salta y a la Argentina toda de una educación libre, en que cada niño, en respeto de las creencias de sus padres, reciba la educación que corresponda en valores morales y religiosos o ninguna si algún padre deseara lo contrario. En tiempos en que tal vez más del 50% de las familias (las otrora trasmisoras de valores morales) están destruidas, que el Estado se desentienda de esta situación es poco menos que una locura.

 

 

Cultura

Audicion y Becas para Congreso Internacional de Musicales y Operas Rock

Cultura

Cultura nigeriana