QPS / Sociedad
Subí Tu Nota / Opinión / Sociedad

No permitas que tu hogar arruine tu cita

Por Libby McMillan Henson

 

Dado que las primeras impresiones suelen ser las que perduran, cuando alguien importante viene de visita por primera vez a tu casa, tienes que aprovechar la ocasión: haz que esa persona especial vea lo mejor de ti a través de tu hogar. Esta es tu oportunidad para mostrar que aprovechas al máximo lo que tienes, destacar tu crianza (o tu capacidad de sobreponerte a ella) y hasta ofrecer un destello de lo que podría ser el futuro si ambos siguen juntos.

 

Y sobre todo, al crear un ambiente acogedor demuestras que les das importancia a quien te visita y al tiempo que pasarán juntos. Aquí te damos algunos consejos para asegurarte de que tú (y tu hogar) estén listos para causar una gran impresión.

 

¡A prepararnos!La limpieza es vital. Quita el polvo de todas las superficies, barre o trapea el piso. Elimina las montañas de cosas que has creado. Ordénalas si tienes tiempo, o llévalas a tu habitación y cierra la puerta. Repasa las superficies de la cocina, las hornillas, los electrodomésticos, el fregadero y las encimeras/barra. Riega las plantas que lo necesiten.

 

¡No olvides el baño de invitados! Limpia el lavabo y el inodoro, o la primera impresión podría ser la última. Coloca toallas para que tu invitado o invitada se pueda secar las manos, y asegúrate de que no haya “ningún” olor: todos nos acostumbramos a los olores que nos rodean y dejamos de percibirlos. Ocúpate de cualquier cosa que pueda causar olores desagradables. Estoy incluye botes de residuos, trituradores de basura, la caja de arena de tu mascota, los juguetes del perro, trapos húmedos, esponjas de cocina o trapeadores. Si es posible, ventila el lugar. No utilices velas o desodorantes de ambiente con perfumes muy fuertes, ya que podrían provocarle a tu visita una reacción alérgica.

 

La hospitalidad se planifica. Si puedes, averigua lo que le gusta beber. Haz un inventario mental de tus opciones de bebidas y qué necesitas para cada una: desde los vasos y abridores hasta un batidor o unas limas o limones. Si tu presupuesto es ajustado, puedes limitar las bebidas que ofrezcas (que sean adecuadas a la estación). Si vas a servir algo de comer, verifica que tu invitado o invitada no sufra de alergias a algún alimento.

 

Si van a comer en tu casa, planifica dónde lo harán y que vajilla usarás. Un centro de mesa pequeño siempre suma; incluso algunos tallos de una planta verde hacen que la mesa se vea más atractiva. Pon la mesa anticipadamente. Si no sabes cómo hacerlo, busca sugerencias en Internet. (Los cuchillos, las cucharas, y los vasos o copas van a la derecha; los tenedores y platitos de pan, a la izquierda).

 

Elige las luces que creen el mejor ambiente, y piensa qué música de fondo podría crear la atmósfera que quieres darle al encuentro.

 

Ahora que tu casa está limpia y ya tienes un plan, echa un último vistazo a tu alrededor: ¿Hay algo (libros, revistas, correo, obras de arte, accesorios) que podrían ser ofensivos? No queremos que ocultes tus creencias, pero tal vez deberías pensar si algunos elementos de tu hogar no podrían causar recelo o generar un debate, y sea mejor dejar ese tema para otro momento o lugar.

 

Por último, elige qué te pondrás, sin perder el equilibrio entre un atuendo muy formal y uno demasiado informal. Si lo dejas para último momento, solo agregarás una presión innecesaria a un momento en el que posiblemente ya tengas los nervios a flor de piel. (¡No te preocupes! ¡Tienes todo bajo control!) Cuida los detalles de tu higiene personal: tu invitado o invitada centrará casi toda su atención en ti.

 

"El hogar es un reflejo de quien vive en él: nuestros objetos, orden - o ausencia de el - también dicen mucho sobre nuestra personalidad. Preparar la casa para recibir a alguien especial implica que nos pongamos en el lugar del otro, haciendo lo imposible como anfitriones para que se sienta a gusto. Se imponen la higiene, el orden y la hospitalidad. Sin embargo, esto no implica que dejemos de ser nosotros mismos para agradar. Configurar un escenario "teatralizado" que no nos represente nos hará sentir incómodos y trasladaremos esa incomodidad a nuestra cita. Siempre es un plus ser uno mismo - asegura Valeria Schapira, experta en relaciones para Match.com en América Latina.

 

¡Llegó el momento!

¡Ahora, a disfrutar! La experta en etiqueta Suzanne Willis nos sugiere cómo disponernos para la llegada de nuestro visitante. “Prepárate para darle una cálida bienvenida, y para la posibilidad de que llegue antes de lo esperado,” aconseja, y agrega: “recibe a esa persona especial con una gran sonrisa, toma su abrigo o bolso, y ofrécele algo de beber”.

 

Mientras dure la visita, debes asegurarte de que se sienta a gusto. ¿La temperatura del ambiente es adecuada? ¿Hace demasiado frío o demasiado calor? ¿Su vaso está vacío y deberías volver a llenarlo? No olvides que es una buena idea ofrecer agua antes de servir otra bebida para adultos. “Ten cuidado con el consumo de bebidas alcohólicas,” aconseja Willis.

Ahora es tiempo de disfrutar de la compañía mutua y de conocerse mejor. Deja que el ambiente acogedor de tu hogar los inspire para tener charlas significativas (y ojalá, también puedan reír) con el potencial de generar más recuerdos juntos.

 

Schapira enfatiza: "no hay una segunda oportunidad para causar una buena impresión. Haz que tu vivienda sea un lugar que invite a quedarse, a pasar buenos momentos y a construir historias bonitas".

 

 

****Libby McMillan Henson, editora de Apartment Guide, es una de las historias de éxito de Match.com. Su marido, Joe, fue la primera persona que conoció tras mudarse a Greenville, Carolina del Sur. Con el tiempo, pasaron a compartir el departamento de ella, hasta que se casaron y compraron una casa juntos.

Sociedad

¡Gracias por haberme recibido 5 años Colegio 11 de Septiembre!

Sociedad

Eternamente agradecido Colegio 11 de Septiembre