QPS / Salud
Subí Tu Nota / Noticia / Salud

Necesidades y demandas de cuidados de las personas mayores

Cada vez hay menores posibilidades de cuidado familiar hacia las personas mayores y un desbordamiento de la atención sociosanitaria. Las administraciones públicas no han logrado todavía<span ...

Cada vez hay menores posibilidades de cuidado familiar hacia las personas mayores y un desbordamiento de la atención sociosanitaria. Las administraciones públicas no han logrado todavía  implantar un modelo integral de cuidados. Hay que desarrollar en forma urgente una amplia perspectiva de la  situación actual y del menú presente de prestaciones de cuidados teniendo en cuenta las características de cada persona mayor, su carácter de derecho universal, la financiación, las ayudas técnicas, la formación de los recursos humanos, su administración y gestión por parte de los responsables institucionales. La incidencia sobre esta problemática devienen de factores como el aumento de la esperanza y la expectativa de vida de la población; el menor tamaño de las familias; la incorporación de  miles de adultos mayores a la seguridad social; el padecimiento de enfermedades crónicas y degenerativas por parte de una población sobreenvejecida con aumento de la fragilidad y de  la dependencia que producen un desbordamiento de la atención sanitaria. No se sabe y no se toman las decisiones adecuadas en el sentido de favorecer las prestaciones económicas frente a los servicios, controlar mejor el gasto,  el copago, respetar o fomentar la libertad de elección  entre las distintas prestaciones,  incrementar el peso de  la gestión privada de los servicios o construir un mix; lo que se destaca es que hay que construir un modelo integral de cuidados que integren todos y cada uno de los aspectos sociosanitarios, donde es insoslayable la contribución y la participación activa  de los agentes sanitarios y sociales del sistema.

El proceso de reconocimiento y cualificación de la dependencia y la fragilidad no es nada sencillo y cambia de continuo con la evolución de cada caso en particular.  Otro problema importante es el de acreditar los servicios que se prestan  a las personas mayores en situación  de dependencia.  

 

Lo que si sabemos que hay necesidad de generar una cartera de servicios de atención sociosanitaria que incluyen los cuidados a largo plazo para las personas mayores frágiles y dependientes cuidando siempre y aplicando la mirada acerca de que se trabaja con las personas y no con expedientes.

Tiene que haber, sin excusas, un tratamiento integral y coordinado para cada caso en particular. Hay que analizar y decidir acerca de la calidad, la sostenibilidad, la mejora continua del sistema, la eficacia y la eficiencia, evitar las irregularidades,  aumentar la cohesión y la corresponsabilidad del usuario y de su familia, vigilar la consecución de la equidad en el acceso a los servicios. Hay todavía una ausencia de una estrategia integral de una política farmacéutica para los adultos mayores y la falta de conocimiento y sensibilidad por parte de ellos mismos acerca de los costos reales de la sanidad y su financiación.

Como se ve, la necesidad y la demanda de cuidados para los adultos mayores es un tema candente que no ha sido resuelto y que desborda los aspectos biomédicos del envejecimiento.

Dr. Leonardo Strejilevich

Médico y Master en Gerontología pro la UniversidadAutónoma de Madrid

NECESIDADES Y DEMANDAS DE CUIDADOS DE LAS PERSONAS MAYORES

 

por

 

LEONARDO  STREJILEVICH

 

 

Cada vez hay menores posibilidades de cuidado familiar hacia las personas mayores y un desbordamiento de la atención sociosanitaria. Las administraciones públicas no han logrado todavía  implantar un modelo integral de cuidados. Hay que desarrollar en forma urgente una amplia perspectiva de la  situación actual y del menú presente de prestaciones de cuidados teniendo en cuenta las características de cada persona mayor, su carácter de derecho universal, la financiación, las ayudas técnicas, la formación de los recursos humanos, su administración y gestión por parte de los responsables institucionales. La incidencia sobre esta problemática devienen de factores como el aumento de la esperanza y la expectativa de vida de la población; el menor tamaño de las familias; la incorporación de  miles de adultos mayores a la seguridad social; el padecimiento de enfermedades crónicas y degenerativas por parte de una población sobreenvejecida con aumento de la fragilidad y de  la dependencia que producen un desbordamiento de la atención sanitaria. No se sabe y no se toman las decisiones adecuadas en el sentido de favorecer las prestaciones económicas frente a los servicios, controlar mejor el gasto,  el copago, respetar o fomentar la libertad de elección  entre las distintas prestaciones,  incrementar el peso de  la gestión privada de los servicios o construir un mix; lo que se destaca es que hay que construir un modelo integral de cuidados que integren todos y cada uno de los aspectos sociosanitarios, donde es insoslayable la contribución y la participación activa  de los agentes sanitarios y sociales del sistema.

El proceso de reconocimiento y cualificación de la dependencia y la fragilidad no es nada sencillo y cambia de continuo con la evolución de cada caso en particular.  Otro problema importante es el de acreditar los servicios que se prestan  a las personas mayores en situación  de dependencia.  

 

Lo que si sabemos que hay necesidad de generar una cartera de servicios de atención sociosanitaria que incluyen los cuidados a largo plazo para las personas mayores frágiles y dependientes cuidando siempre y aplicando la mirada acerca de que se trabaja con las personas y no con expedientes.

Tiene que haber, sin excusas, un tratamiento integral y coordinado para cada caso en particular. Hay que analizar y decidir acerca de la calidad, la sostenibilidad, la mejora continua del sistema, la eficacia y la eficiencia, evitar las irregularidades,  aumentar la cohesión y la corresponsabilidad del usuario y de su familia, vigilar la consecución de la equidad en el acceso a los servicios. Hay todavía una ausencia de una estrategia integral de una política farmacéutica para los adultos mayores y la falta de conocimiento y sensibilidad por parte de ellos mismos acerca de los costos reales de la sanidad y su financiación.

Como se ve, la necesidad y la demanda de cuidados para los adultos mayores es un tema candente que no ha sido resuelto y que desborda los aspectos biomédicos del envejecimiento.

Salud

Charla gratuita sobre FIBROMIALGIA en Salta

Salud

¡Zumo de granada equivale al Viagra!