QPS / Cultura
Subí Tu Nota / Noticia / Cultura

Los bailarines salteños vuelan cada vez mas alto

Los bailarines salteños vuelan cada vez más alto

Martina Rodriguez Lara, alumna de Andrea Montero, fue la única seleccionada entre 650 bailarinas para estudiar en la escuela del Teatro Bolshoi en Joinville - Brasil.

Martina tiene de 15 años, comenzó a estudiar danza desde muy pequeña en Tucumán. Luego se trasladó a Salta junto a su familia donde continuó por poco tiempo sus estudios con la Maestra Miryan Pedrazzoli (pionera de la danza clásica en Salta) hasta que después de 50 años la Maestra cierra las puertas de su estudio. Desde entonces Martina comienza una nueva etapa de aprendizaje junto a Andrea Montero. Trabajo, esfuerzo, perseverancia, amor por la danza y mucha fuerza de voluntad, llevaron a Martina a ser hoy la hermosa bailarina que es. Participó de varios certámenes internacionales, recibiendo premios y reconocimientos como mejor bailarina del evento en algunos casos. En el 2017 obtuvo una beca para estudiar en Atlanta  donde permaneció por 4 semanas.

La familia apoya cada paso. Su mamá (Guadalupe Lara, bailarina del ballet de la provincia de Salta) y su abuela Claudia son los pilares. No es fácil acompañar a un hijo que quiere ser bailarín. La carrera comienza a muy temprana edad. Es importante elegir un buen maestro guía o una buena escuela para la formación. Además, los chicos deben tomar cursos de perfeccionamiento y bailar en distintos ámbitos para adquirir experiencia escénica. Pero aquí no termina el trabajo de los padres, es muy difícil buscar el camino que van a seguir como bailarines, y después de encontrarlo, como en el caso de Martina, acompañarlos en cada audición para luego desprenderse de ellos. Con solo 15 años se traslada a Brasil para compartir una casa con bailarinas de su edad bajo la tutela de una mamá sustituta que la va a orientar y ayudar con el idioma.

Andrea Montero: Martina siempre tuvo ángel para bailar. Llena de energía y de vida. En un principio tuvimos que trabajar mucho para poder medir esa energía y utilizarla a su favor. Fue muy difícil para ella ya que era como un potrillito desbocado. Tuvo que retroceder para avanzar y lo logró. Tiene mucho carácter, es estudiosa, disciplinada y obstinada. Nada la frena a la hora de trabajar, ella solo mira hacia adelante. Si bien ya varios de mis alumnos entraron en escuelas importantes como la del Teatro Colón y la de Bejart en Suiza, es la primera vez que presento a alguien en Joinville. Que haya quedado, es una emoción y un orgullo para mí. Me invaden sentimientos de felicidad y nostalgia. Es hermoso saber que puse una semilla allí, pero a la vez es muy duro verlos partir. 

La audición: La escuela del Bolshoi en Joinville - Brasil, funciona desde el año 2000 y siendo la única filial del famoso Teatro Bolshoi en Rusia, recibe alumnos de todo el mundo ofreciendo becas para la formación artística de danza clásica y otras disciplinas complementarias.

Para ingresar, los bailarines deben pasar por algunas instancias de pruebas eliminatorias.

La primera etapa es física. Los bailarines son pesados y medidos por profesionales que determinan si están excedidos de peso o no.

La segunda, tercera y cuarta etapa son de trabajo técnico.  Los bailarines realizan una clase de técnica clásica donde van siendo evaluados y eliminados después de distintas instancias de la clase.     

Cultura

LA H NO MURIÓ – EL ANIVERSARIO DE ‘ÁCIDO ARGENTINO’ LLEGA AL NORTE ARGENTINO