QPS / Denuncia
Subí Tu Nota / Denuncia

LA INJUSTA JUSTICIA

LA  INJUSTA JUSTICIA

Este artículo, va destinado a toda la comunidad salteña, me veo obligado a recurrir a este medio debido a  que las autoridades que debían salir a explicar y/o informar acerca, de cómo es el sistema penitenciario de visitas íntimas en salta, no lo hizo, generando un desconcierto general del tema en la comunidad, al respecto pongo en conocimiento que como primera medida, la visita íntima o privada, es un derecho establecido en la ley N° 24660, de ejecución de la pena privativa de la libertad, en el capítulo XI, art. 167, dice “podrán recibir la visita íntima de su conyugue o a la falta de este, de la persona con quien mantiene vida marital permanente, en la forma y modo que determinen  las reglamentaciones”. Así  mismo en el reglamento Interno de Unidades Carcelarias (159- 02) en su art. 205, dice el interno podrá recibir visita privada en su celda como premio a su conducta, al momento del crimen de la Sra. Nery el Interno Herrera Gabriel, tenía una conducta buena, es decir podía ingresar a visita íntima dos veces menos que aquel que tiene ejemplar, que al ostentar esa conducta tiene derecho a ingresar todas las visitas, entiéndase  todos los jueves y domingos del mes. Hago notar que en ningún caso, ni en la ley, ni en la reglamentación interna se hace mención a que el beneficio de visita íntima se le va a otorgar a internos que posean una determinada causa o condena, sino por el contrario, se hace alusión que todo interno tiene derecho, a acceder a dicho beneficio.

Ahora bien, existe un trámite administrativo que se debe llevar acabo para que el interno pueda acceder a visita íntima, y consiste en la confección de una ficha, la cual lleva los datos del Interno, de la visita que va a ingresar de manera voluntaria, y para que tenga validez debe ser rubricada por el Sr. Jefe de pabellón y el jefe o Sub-jefe de Departamento, de lo contrario, si no se cuenta con la citada ficha debidamente confeccionada, no puede ingresar, este procedimiento esta reglado por el manual de procedimientos del departamento vigilancia y tratamiento, en el párrafo que dice “el jefe de pabellón o planta, confeccionara y autorizara las visitas privadas de los internos en su pabellón, mediante una nota presentada por este en la que deberá figurar los datos de la esposa o concubina”. La citada implementación del manual de procedimientos, está autorizado por el Sr. Director General del Servicio Penitenciario de la Provincia, mediante disposición.

La estructura del edificio de la Unidad Carcelaria N° 1, no cuenta con un lugar específico, para que se lleve a cabo la visita íntima, lo que genera que la misma se desarrolle dentro de la misma celda que habita el interno, llegándose a turnar en el caso, que habiten dos o más un mismo lugar de alojamiento. Asimismo debo aclarar que no se puede colocar un personal ni en la puerta, ni adentro, ni próximo a la celda donde se desarrolla la visita íntima, porque si no se estaría violando la intimidad que hace mención los derechos humanos, como tampoco se pueden colocar cámaras en el sector.

Pese a lo arriba descripto, una vez ocurrido el hecho, la Sra. Ministro de Derechos Humanos, salió en todos los medios, diciendo que se separaba de la fuerza a dos funcionarios del Servicio Penitenciario, y se intervenía la Unidad N° 1,  ahora bien los dos funcionarios separados no son la Autoridad máxima de la Institución, al contrario ocupan un estamento medio dentro de la Institución, porque lo lógico sería que se intervenga al Director Gral., Sub- Director Gral. Y el Sr.   Inspector Gral., cosa que no ocurrió. Si se interpreta lo ya descrito, estos dos funcionarios cumplieron con lo enunciado tanto en la ley como en los reglamentos de la Institución, sumado que a la hora del hecho, ambos ya no se encontraban presentes en la Unidad, a pesar de todo esto los dos funcionarios continúan sin trabajar e imputados de “incumplimiento de deber de funcionario público”.

Hay otros dos Jefes, hoy privados de su Libertad, increíblemente imputados de “abandono de persona seguido de muerte”, cuando uno de ellos al momento del homicidio estaba trabajando como Jefe del Dpto. seguridad externa y el otro con licencia por traslado a la Unidad de Tartagal, Es decir que la imputación se basa, solo por haber cumplido con lo enunciado en el Manual de procedimientos del Departamento Vigilancia y Tratamiento, rubricar la ficha de visita privada en este caso del Interno Herrera, estando la misma debidamente confeccionada, más aun cuando, previo a la citada confección, la Sra. Nery dejo asentado por escrito su voluntad de acceder a la visita, porque el interno Herrera era su concubino, haciéndose responsable de lo que le pueda ocurrir, hablamos de una Sra. Que a ese momento ya tenía la mayoría de Edad, es decir era responsables de sus actos, por el contrario no se apersonaron, ni se opusieron  en ese momento, los Sres. Padres de la víctima, ese señor que hoy pide justicia, aceptando que el sabia de la relación que su hija había entablado , lo dijo en su primera declaración, culpándola a su Esposa por lo ocurrido, porque era ella la que la llevaba a la cárcel, aun siendo menor de edad, por supuesto que esto fue, antes que intervenga el Dr. Pedroza hoy su abogado, quien seguramente le recomendó que busque responsables en otros (que raro no?), yo pregunto, no terminan siendo cómplices los padres?  O la responsabilidad de los padres termina cuando los hijos cumplen  18 años?. Además por lo que se sabe, no existía al momento de la confección de la ficha privada, ningún informe psicológico o psiquiátrico, y más aún oficio judicial, que indique que al interno Herrera Gabriel, no se le debían autorizar visitas íntimas. Un funcionario Penitenciario o Policial, no puede, ni debe  modificar, ni ir en contra de lo que está establecido por ley, de lo contrario incurriría en delito.

 No fue que en la primera visita íntima a la que accedió la Sra. Nery ocurrió el crimen, por el contrario su ingreso a la visita en cuestión fue desde enero del año 2016, hasta enero del año 2017, es decir que paso un año completo a visita privada, aproximadamente más de 90 veces, producto de esa relación nació un niño,  que es el que acompañaba a la víctima al momento del hecho, por lo que se entiende que la relación de Herrera y Nery, estaba consolidada.

Entonces yo pregunto, adonde esta la culpa de estos funcionarios, quizás en haber hecho cumplir las normas y reglamentaciones vigentes.  A la fecha el sistema sigue siendo igual, porque la ley y las reglamentaciones son las mismas, o sea que si mañana un interno con causa de abuso, robo, homicidio, infracción a ley 27.737, u cualquier otro delito, comete un hecho similar al cometido por herrera, se pasara a disponibilidad a los jefes que estén a cargo en ese momento y detendrán a los que firmaron esa ficha privada, reitero por hacer cumplir las reglamentaciones, no les parece que es ilógico lo que la Justicia de Salta está haciendo.

 Siempre se dice, que el poder ejecutivo no debe tener injerencia en el Poder Judicial, algo que evidentemente no se está cumpliendo en nuestra Provincia, y lo digo porque evidentemente tantos los detenidos como los apartados de sus cargos, es por cuestión pura y exclusivamente política.   

Hoy la Institución Penitenciaria, no se encuentra representada por las actuales autoridades, el Sr. Director Gral. Dr. Rodríguez, el Sub-Director Gral. Dr. Daza, y la mayor jerarquía a nivel penitenciario el Inspector Gral. Ricardo Tolava, estos tres señores por dignidad tendrían que haber presentado sus renuncias, ya que dejaron desamparados y sin respaldo, no solo a los hoy detenidos, sino a todo el personal penitenciario que presta a diario de manera correcta su función, sin contemplar el daño físico, psíquico y moral, que se le esta ocasionado a los supuestos implicados y sus familias, lamentablemente la avaricia y la voluntad de querer permanecer a cualquier precio en función, los lleva a tomar decisiones que perjudican a los demás, sin medir consecuencias, por eso señores deberían dar un paso al costado por el bienestar de la familia penitenciaria, acá no sirve decir yo presente la renuncia y no me la aceptaron,  yo pienso que si yo me quiero ir, porque mis principios me dicen eso, me voy, y las autoridades Gubernamentales “políticas”, deberán resolver quien continua al frente.

El señor interventor de la unidad N° 1, también se merece un párrafo, ya que él no es político (por más que fue designado a dedo por tener afinidad con la Sra. Calleti y  el Sr. Alavila (sub-secretario de políticas penales, sino pregunten, porque fue designado), por más que se lo crea, ese señor es penitenciario,  y en algún momento fue jefe de Dpto. vigilancia y tratamiento, y en ese entonces no hizo nada para cambiar el sistema, que lleva más de 20 años.

En fin con este artículo, pretendo que la comunidad en general, se interiorice de cómo funciona el sistema de visitas en las Instituciones Penitenciarias de nuestra provincia, y no se dejen llevar por dichos o versiones infundadas.

 

 

 

 

Denuncia

no hay turnos en Anses

Denuncia

Explotadores....