QPS / Opinión
Subí Tu Nota / Opinión

Ke Kilombo Kolombo

El proceso al profesor Juan Carlos Estrada Tejerina desvela una serie de interrogantes por demás  llamativos.La etapa de investigación traslució en la participación de la fiscalía xenofobia y la novedosa participación de un doblete de abogados fiscales ante el cuestionamiento del primero por este motivo. Algunos profesionales peritos también agregan ...

El proceso al profesor Juan Carlos Estrada Tejerina desvela una serie de interrogantes por demás  llamativos.

La etapa de investigación traslució en la participación de la fiscalía xenofobia y la novedosa participación de un doblete de abogados fiscales ante el cuestionamiento del primero por este motivo. Algunos profesionales peritos también agregan cierta atmósfera de incredibilidad al caso del pobre profesor, por ejemplo en la dispar apreciación entre el área psicológica y la psiquiátrica. La primera vio en el acusado a un psicópata degenerado abusador de menores (que a decir verdad y por el tono del informe, elevado por la profesional en cuestión, pareciera más bien un escrito salido de la subjetividad y de los prejuicios feministas); la segunda sencillamente ve a una persona normal, mansa, simple, trabajadora, familiera.

Pero esta tendencia se ve agravada en la elevación a juicio de esta causa y con la constante del rechazo de cualquier punto a favor del acusado (como fue dejar de lado el informe psiquiátrico o gambetear el pedido de exclusión del fiscal Rivero poniéndole a su lado al Dr. Jovanovics, por mencionar estos dos aspecto…en realidad se dejó de lado absolutamente todo, hasta los testimonios de sus colegas, profesores de su etapa de formación, informe ambiental, peritaje de computadoras, celulares, redes sociales y cuanto pueda imaginarse el lector que se le haya escarbado a este muy probable mal acusado profesor de religión)…

…tres son las fuentes fundamentales para condenar al hombre por parte del tribunal de la cámara V: la acusación de los padres causa la primera herida. Las cámaras Gesell, el testimonio del Pbro. Mariano Rojas y el informe psicológico de la Lic. Natalia Teresa Colombo lo remata al profe.

En las cámaras Gesell se observa inducción a los niños por parte de los profesionales que actuaron. El presbítero Mariano Rojas en su primer declaración ante los medios de comunicación toma por hecho que el profesor es un abusador de menores sin haber empezado el proceso de investigación, en su testimonial durante la investigación parece que Dios lo zamarroneó y dio una versión objetiva de lo que sucedía en el Cgio. Belgrano y en cuanto a la participación del docente en la enseñanza de los menores. Durante el juicio sus declaraciones dejan entrever el solo interés de salvaguardar la institución escolar caiga quien caiga y de la relativización de sus palabras como “quizás, podría haber sido, supongo, etc…” el jurado se sirve para argumentar la condena.

De regreso a la cuestión del peritaje psicológico es increíble que se manejen conceptos como “99%de infalibilidad” por los indicadores extraídos de los test que se realizan a los niños o al acusado. La psicología para nada es una ciencia de tremenda precisión!...y decir que esto se fundamenta científicamente por la “experiencia a nivel mundial” es poquísimamente profesional.

La Lic. Colombo con catorce años de experiencia en el área forense y muy poca con niños, al menos en este ámbito) aplicó al acusado los clásicos test HTP (hacer dibujos de casa, árbol, lluvia, etc….para saber si la persona es apta o no desde su perfil conductual y las figuras de Rorschach…cualquier persona puede entrar en internet e interiorizarse en estos test, que se usan  normal y cotidianamente  a los que buscan trabajo, sacan un carnet para conducir y cosas por el estilo…Rorschach aplicó sus 10 figuritas allá por 1921 hace casi un siglo. Estos recursos se usaron para decir que el innombrable (por parte de la Lic. Colombo) tiene un perfil de abusador, que dio “respuestas de contenido mórbido asociado a texturas” y que por lo tanto es un abusador pero no “perverso…Dios mío!  Acusemos a cualquiera de abusador, lo incomuniquemos, lo saquemos de sus afectos, trabajo, de su medio, lo esposemos, lo encadenemos, lo desnudemos ida y vuelta cuando va al  gabinete para ser analizado y de hecho que saldrá lo que quiera quién maneja la entrevista. Así sucedió con Juan Carlos Estrada Tejerina.

Otra cuestión notable es la comparación que se pude hacer de legajos o expedientes similares observándose lo sutil que es esta condena y lo casi increíble del proceder parcial que se nota de entre cualquiera de sus folios.

Con este tipo de procedimientos y con estos agentes trabajando los procesos judiciales los salteños estamos entre rejas en cualquier momento y por cualquier causa.

Atte. Hugo Luis Daher

Opinión

¡Las falacias y mentiras de mi prima, la feminazista Laura Postiglione García, y las verdades como Catedrales, de Daniel Luna!

Opinión

Es nuestra obligacion votar y....!