QPS / Salta
Subí Tu Nota / Noticia / Salta

Fabulaciones

Caso del condenado profesor de religión Juan Carlos Estrada TejerinaEn este caso se hace referencia a los cuentos de grandes y para grandes, usando las experiencias de los niños, es decir estamos del otro lado de la moneda.Todo el proceso judicial  al Prof. JCE. Tejerina está viciado de punta a ...

Caso del condenado profesor de religión Juan Carlos Estrada Tejerina

En este caso se hace referencia a los cuentos de grandes y para grandes, usando las experiencias de los niños, es decir estamos del otro lado de la moneda.

Todo el proceso judicial  al Prof. JCE. Tejerina está viciado de punta a punta y por una sola razón. El origen de la cuestión es falso o al menos tiene un altísimo grado de error.

Se dice por ahí “porqué el Prof. no dio explicaciones, de que tenía que evadirse ante las acusaciones?”  También se podría  argumentar: ¿por qué  demoró la madre/s o el padre/s en denunciar?,  ¿Por qué nunca se le dio lugar a nada de la defensa ni de los testigos  a favor del acusado siendo que la mayoría sino todos declararon en su favor?, ¿Por qué se sumó otro fiscal cuando fue cuestionado Rivero. Donde se vio dos fiscales acusadores?,  El PRINCIPIO DE INOCENCIA, base de los procesos para impartir justicia se violó desde el primer momento, ¿Por qué?, El representante legal del Cgio. Belgrano, Mariano Rojas, condena al Prof. Estrada en su primera declaración y ante los medios masivos de comunicación, cuando no se había comenzado aún la etapa investigativa. ¿Por qué?  ¿Por qué durante todo el proceso la justicia salteña obró con parcialidad violando otro principio básico del derecho de las personas?...y así existen preguntas por todo el expediente de esta causa que podría caratularse como “LA DUDA”

Ahora bien, ¿qué clase de justicia imparten algunos  agentes del poder judicial salteño cuando el proceso se rema desde la duda, la suposición (como en el  relato de Rojas y desde el cual se fundamenta también la condena) o los indicios? Resulta que es básico para cualquier ser racional que no se puede condenar en base a la duda y menos pretender llegar a la certeza por meros indicios, como lo hace el tribunal de la V en primer instancia con este niño o decir “en conclusión no podemos determinar el lugar exacto en donde los tocamientos ocurrieron, pero si asegurar que se dieron  el Cgio. Belgrano y que el autor fue el acusado quien se desempeñaba como Prof. de religión…”  a la hora de ver las cosas con verdad y objetividad este tribunal condena  a cualquiera que  pise el que otrora fuera una institución educativa ejemplar y confiable.

Es llamativa la fundamentación de las dos condenas, en la primera argumentación se hace referencia 9 veces a fotos e imágenes de las cuales nunca se encontró alguna prueba material, solo se hace valer el relato de los chicos el cual nunca se desfragmentó para conocer el origen del mismo. Solo se trató de validarlo sea como sea. Es así que  en el caso del segundo niño en cuestión   “se observan 28 preguntas directas, como se acredita en las sesiones de las Lics. Jarrúz y Colombo enmarcadas, guiadas a señalar a Estrada Tejerina como autor de abuso…” citando la casación de la defensa. Aquí el tema de las fotos solo se menciona una vez. Esto no deja lugar a dudas de que existe un ensañamiento en el proceso con respecto al acusado y así todos vamos preso.

Actualmente el tándem de la fiscalía pública de la justicia de Salta ha apelado por las dos denuncias en que se vio favorecido el Prof. de religión y a decir del escrito la argumentación contiene una sobredosis de subjetivismo que raya el género literario de la fabulación. Pretender construir una relación coherente entre las cuatro acusaciones es una gran empresa de fantasía literaria que va más allá de la realidad. Términos usados como “subsunción o baremo o encartado” son indicadores de recursos alienantes para pedir una mayor condena. Repito, realidad tan lejana como la injusticia se posiciona de la justicia.

Toda esta crítica a un sector de la justicia local va más allá de la inocencia o culpabilidad del caso en cuestión

Queda mucho hilo en el carretel para analizar: Las actuaciones del Cgio. Belgrano, sus actores como encargado legal, directivos, docentes, padres, etc… El posicionamiento de la Iglesia Católica en este caso, ya que ambos son hijos de esta, el docente y la institución. Los procesos judiciales. Y un tema  aparte es la reacción de la opinión pública, unos a favor, otros expectantes y aquellos que parecieran ver pedófilos por todos lados y hay que condenarlos sea como sea. Estos que  actúan pre juiciosamente son de claro perfil discriminatorio y xenofóbico y por supuesto este perfil condena  a cualquiera que pueda sea o no culpable.

Atte. Hugo Luis Daher

Salta

El Biandazo dúo instrumental de Tango y Folclore llega a Salta.

Salta

ELECCIONES RENOVACIÓN DE AUTORIDADES COLEGIO DE GRADUADOS EN NUTRICIÓN DE SALTA