QPS / Opinión
Subí Tu Nota / Opinión

Elecciones en U.T.A. Salta.

La siguiente nota, es una opinión personal que quiero hacer, a pesar de que si bien no soy de meterme en cuestiones políticas, porque mi campo de acción siempre fue y será lo técnico, pero por algo tengo este blog; tengo ganas de escribir y me interesa mucho todo lo ...

La siguiente nota, es una opinión personal que quiero hacer, a pesar de que si bien no soy de meterme en cuestiones políticas, porque mi campo de acción siempre fue y será lo técnico, pero por algo tengo este blog; tengo ganas de escribir y me interesa mucho todo lo que tenga que ver con el gremio porque fui partícipe, actualmente no lo soy, pero puedo volver a serlo, al margen de que lo veo como un lugar donde yo puedo llegar a tener un trabajo alguna vez.

Primeramente creo que el votante debe desengañarse del mito que hicieron correr, esto de que si Oscar Cruz se va de la conducción, el sistema de transporte metropolitano de Salta corre riesgo, a considerar porque como bien sabemos el sistema metropolitano de pasajeros de Salta es el resultado de una decisión fundamentalmente del gobierno de cambiar el modelo de transporte vigente, y se comenzó a gestar en el año 2004, cuando los diferentes actores del sector (autoridades de gobierno, los sindicatos, los empresarios, los usuarios/centros vecinales) se sentaron a discutir, negociar y echar ideas para pasar desde el modelo de gestión indirecta operado por empresas privadas a quienes la autoridad de aplicación les otorgaba concesiones de líneas, a la gestión directa por parte del Estado a través de una única empresa de capitales públicos titular de todas las líneas. En este cambio, los gremios si fueron acompañando esa mejora y en verdad son un pilar importante de lo que hoy es el sistema de transporte, pero no son la base ni la estructura principal, eso le corresponde al Estado, que es el único que mantiene este sistema con sus recursos. En otras palabras la continuidad de la vigencia de este sistema metropolitano de transporte no depende de las políticas sindicales sino de las políticas públicas, de lo que los gobiernos decidan o hagan.

 

Soy una persona convencida de que la conducción de la U.T.A. tanto a nivel provincial como nacional necesita un cambio, y no lo digo porque Oscar Cruz me caiga bien o mal, o la lista contraria me parezca mejor o peor alternativa, ya que en definitiva eso será el juicio que individualmente tenga cada uno, pero si lo digo porque se debe sanear el sistema democrático del gremio y que se eliminen ciertos vicios que toda conducción, sea cual sea, ha cometido, comete, y va a cometer. Por otra parte hay también que dar lugar a nuevas ideas, nuevas doctrinas y a través de eso renovar ese espíritu gremial con gente nueva que quiere participar.

Soy totalmente consciente que hoy en día en el gremio hay personas muy idóneas, comprometidas y con muchos valores, con quienes tuve el placer de trabajar en algún momento, y sé que estas personas están tranquilas porque pase lo que pase, más allá de su afinidad con uno u otro candidato, su capacidad para el trabajo hará que continúen en el gremio, porque son realmente muy beneficiosos para él y para la gestión de cualquier secretario, pero lamentablemente tengo que decirlo, estas personas son la minoría, y la mayoría son todo lo contrario: esto de que “si las ideas no son mías o no me dan participación a mí, son malas y no sirven”, “si no coincidís con lo que yo pienso, estas totalmente errado”, entre otras cosas que también me tocaron ver…

Creo que en lo que respecta a derechos del trabajador del transporte, hay mucho por hacer, falta lograr muchas cosas, y no solo me refiero a la cuestión salarial, sino también a la salud y a las condiciones de trabajo, fuera del contexto metropolitano está la provincia, y porque no también la nación, y la realidad del día a día exige cada vez más estar a la altura de las circunstancias.

Opinión

Politica

Opinión

Sobre Monotributo: la AFIP obliga a cambiar facturas a partir de 2015