QPS / Sociedad
Subí Tu Nota / Opinión / Sociedad

Detrás de un joven virtual

Recientemente se viralizó en Facebook la publicación de una joven estudiante de periodismo de la Universidad Católica de Salta, donde la valiente chica dejó en evidencia el maltrato psicológico y la denigración que sufrió por parte de Leonel Saleh, un joven salteño de 21 años aspirante a "modelo". Después de ser publicado en un diario digital local por su trascendental logro de alcanzar 13 mil seguidores en instagram, Saleh le afirmó a la joven vía Facebook que "continuara estudiando y cobrando el plan Progresar" afirmando que "se daba cuenta con las caras y la forma de vivir de la gente que a ella jamás la iban a publicar", prosiguió "yo no necesito recibirme, vos si, tenés que tener para comer mamita, no busques porque no lo vas a tener, aquí no quieren a la gente humilde, los rubios triunfamos, los demás como vos son decorado". Ante la indignación, la joven publicó las capturas de pantalla en su cuenta con un sentido mensaje que alude a los valores carentes en los dichos de Saleh. Rápidamente, la indignación se esparció y muchos jóvenes salteños compartieron la publicación, muchos remarcando experiencias similares con el joven, quien al parecer tiene un interesante historial de odio sembrado. La pregunta es, ¿quiénes son estos personajes y de donde salen? 

Leonel Saleh, como muchos otros jóvenes salteños, forma parte de una cultura en la que conviven la desesperación por la fama y una falsa sensación de superioridad. Donde la cantidad de likes y seguidores en las redes miden el valor de la propia existencia. Desde temprana edad, Leonel buscó la atención virtual con fotografías que distan bastante de su realidad, donde sus ex compañeros de secundaria afirman que siempre fue desplazado del grupo. Desde el incidente en las redes, muchos fotógrafos locales mostraron capturas de Saleh donde el joven pedía sesiones de fotos gratuitas o incluso a cambio de favores sexuales. Lo cierto es que no puede darse el lujo de costeárselas, dado que contrariamente a sus dichos contras las personas humildes, ex compañeros afirman que jamás fue de gran pasar económico y que afronta un duelo familiar por sus padres separados con bastantes conflictos, sumando la imposibilidad de no poder asumir su homosexualidad públicamente, aunque es de público conocimiento entre la juventud salteña.  

¿En que trasforma realmente la sociedad a estos pobres jóvenes sedientos de atención que no han recibido en el núcleo familiar? Leonel Saleh quizá no sea más que el claro ejemplo de un jóven que no tiene contacto con la realidad, carente de amigos cercanos, fingiendo amistades en fotografías con figuras destacadas como Florencia Peña, de esta forma poder sentir que tienen una identidad que es todo lo que nunca han sido en sus orígenes: importantes. ¿Esto es lo que enseñan las agencias de modelos salteñas como Incanto? ¿Qué unos pasos en pasarela y unas poses forzadas ante la cámara nos trasforman en el centro del universo? Este es el tipo de personas que destruimos a través de la virtualidad, donde un like es gratis, pero jamás podrá reemplazar un abrazo en la realidad. Lo que estos chicos en realidad necesitan, más que nuestro repudio, es nuestro amor, por la trágica historia de ignorancia e incertidumbre personal que transitan. 

Sociedad

cena de egresados 7mo grado

Sociedad

La PACHANGA cumple lo que dice...sino MIRA!!!!!!!