QPS / Salta
Subí Tu Nota / Noticia / Salta

Caso Thiago y el después...

¿Alguien se acuerda de los Profesionales contratados en Salta, a partir del caso Thiago? Bueno, a quienes no, aquí les paso a refrescar la memoria, y los que sí, sumensen a conocer, si no lo hacen, la realidad que conviven estos hombres y mujeres que ponen en riesgo sus años de estudios y vida personal, como lo han hecho las profesionales del Equipo Técnico, hoy procesado por el Caso Thiago.

Los especialistas psicólogos, trabajadores sociales, abogados fueron convocados, de manera tercerizada, es decir, por vía Colegio de Profesionales en el medio, para cubrir nuevas estrategias de abordaje ante situaciones vulnerables. Como lo era en aquel entonces, en el Ministerio de Derechos Humanos, y como lo es hoy, en el mismo Ministerio y Ministerio de

Primera Infancia.Lo que ha sucedido con las mujeres procesadas, es lo que se llama “ser un perejil del Estado”, en donde se están vulnerando todos sus derechos, ante lo cual se podría cambiar la caratula del caso o hacer un agregado, o como se diga judicialmente. Las  condenadas son víctimas de la soberbia e impunidad de los que se siguen acomodando en el trono.

Con un poco más  de un año y medio, los profesionales contratados deben cubrir y asesorar durante treinta horas semanales: casos de violencia familiar, violencia de género, niñas, niños y adolescentes institucionalizados, centros de primera infancia,  fortalecimiento familiar y comunitario, abordajes vecinales, tratamientos PSI, supervisiones, y derivaciones. Elaboraciones de informes judiciales, respuestas de oficio por caso, elaboración de proyectos institucionales, talleres, charlas, etc. Al ser un órgano receptor del Estado, cada uno de esos casos que llegan son para ¡YA!, porque en el momento en que se toma conocimiento de un hecho riesgoso para los derechos, ya es una situación límite, de peligro, de riesgo, vidas que se siguen perdiendo. A diferencia de otros poderes, como el Judicial, que ya tiene el hecho en sí mismo, debe tratar lo ya ocurrido. Ya paso. El peligro ya paso, pero seamos conscientes, por lo general se repite. Saque sus conclusiones.

Diferente en los programas de estos Ministerios donde además se trabaja con la parte de la población que no se escucha, y que no se quiere escuchar, porque es el pobre, el marginal, el de la periferia, los asentamientos. Los golpeados, los y las abandonados, los denunciados, los drogados, las maltratadas, las violadas, las que abortan, los que suicidan,  las que reciben subsidios, los que se dedican a tener hijos para cobrar. Esa gente de la sociedad de la que los grupos de poderes prefieren callar, etiquetar con lo arriba expuesto, pero abanderarse de que en su gestión algo se hizo. Lo cierto señores, es que no es así. 

Los Profesionales de estos Convenios, abordan los casos que se reproducen en esta parte, gran parte, de la sociedad, y deben tomar decisiones antes de que lo peor se concrete, medidas de protección, o de excepción, con todo lo que implica. Ocasionalmente cuentan con movilidad, o con choferes para la movilidad, si ese que es chofer no está siendo plomero u operador en ese momento, pero por el precario pago de una de esas tareas. Estos profesionales no cuentan ni con Protocolos de intervenciones, no porque no los gesten o propongan, sino porque no se los escucha. No cuentan  con Seguros de riesgo en el trabajo, y algunos de ellos no tienen ni siquiera Obra Social. No cuentan con vacaciones, ni licencias, ni con artículos por si se enferman. O si sufren una situación no deseable en sus horas laborales, nadie les cubre, pero peor aún, no tienen orden para un médico. Usted  pensara pero debe ganar muy bien si trabaja en el Estado, bueno, le esclarezco su razón, estos Profesionales de Convenio, trabajan por $9.500, quedándole en mano, a la mayoría de los profesionales mil pesos menos, algunos le queda un poco menos. Redondeemos en $8.500.  Es decir, muy por debajo del nivel de pobreza recientemente establecido.Usted ahora se preguntara, pero si trabajan en situación más peligrosa y responsable que los del Poder Judicial, ¿Por qué cobran tan poco, menos que los del Poder Judicial, y están en situaciones laborales tan tremendas?, Bueno, aún nadie ha sabido responder esa pregunta. Sin embargo,  el profesional del Convenio también tiene que pagar un alquiler, y un plato de comida, y roguemos que sean todas y todos solteros, porque si alguien de ellos tiene familia, es como para denunciar al Estado.Y para que se dé una idea, estamos hablando de los siguientes parámetros, por ejemplo:Dos trabajadoras/es Sociales abordan los casos de 4.000 vidas en toda la Provincia. Humanamente no es posible.Cuatro Psicólogos para 4.000 vidas. Humanamente no es posible.Tres Abogados para todos los casos judicializados de la Provincia. Humanamente no es posible.

Y después encontramos a un montón de gente rasgandose las vestiduras, pidiendo que las profesionales intervinientes en el caso Thiago sean  llevadas hasta la justicia. No hay que ser muy inteligente para darnos cuenta que la cosa no pasa por quienes por necesidad eligen tomar un trabajo, y aún en el trabajo, por más potencia, dones, amor y vocación profesional que se tenga, no es posible abordar lo que se demanda.

Pero claro, esto va a seguir así en la medida en que los lugares de poder, sigan siendo repartidos entre los tilingos  salteños, el nepotismo de turno, y el foco esté en cómo quedar con los bolsillos más llenos y llevarse los aplausos, en vez de escuchar al Profesional que circula en la calle con el mismo hambre que los hermanos de Thiago, que el dueño del almacén, del colectivero del 7C, y con la misma preocupación de esas madres y padres que se despiertan cada mañana esperanzados de que esta vez, en este día, alguien va a tocar la puerta de esa casa para decirle, a partir de mañana, todo va a estar bien.

El Callejero 

Salta

Ayudemos a encontrar a Pocha

Salta

No Mientan Mas