QPS / Política
Subí Tu Nota / Opinión / Política

BASTA DE NATURALIZAR EL ENGAÑO Y LA MANIPULACIÓN, BASTA DE ABUSO DE AUTORIDAD Y DENEGACIÓN

BASTA DE NATURALIZAR EL ENGAÑO Y LA MANIPULACIÓN, BASTA DE ABUSO DE AUTORIDAD Y DENEGACIÓN DE JUSTICIA, PAREN EL SAQUEO Y EL PREVARICATO

¿Puede autoreferenciarse o dirigirse a la opinión pública como un paradigma republicano, haciéndose el desentendido que nada tiene que ver con el saqueo, la decadencia y degradación de las Instituciones Republicanas en la Argentina?

El Gobernador Juan Manuel Urtubey, inescrupuloso literal, escarnecedor total. Impresentable delincuente con mayúscula, traidor, pusilánime del actual gobierno nacional. Antes era un arduo, empedernido temeroso de Cristina, ex vocero del Sciolismo, de quien ya se consideraba el Ministro de Relaciones Exteriores, se auto rotulaba públicamente un Kirchnerista ad-honorem, ahora menosprecia a su ex ama y se considera el arquetipo de la ética republicana, la antítesis de la abominación.

Paradojalmente ahora sin el menor escrúpulo, el mínimo recato, el distintivo de la corrupción en Salta, pretende mostrarse como el cambio de la ortodoxia del delito, como un agente moral de la renovación política, y nos asevera que: "lealtad es ser coherentes con las convicciones, es no mentir, no robar y trabajar para los humildes que nos ponen en nuestro lugar”. Después descaradamente agrega: "Debemos tener la humildad de acompañar a aquellos que efectivamente requieren de un Estado que esté cada vez más presente y nuestro desafío es hacer que los más vulnerables no sean los que paguen los platos rotos de la corrupción, del desgobierno y de todo lo que pasó en la Argentina”. ¿Puede autoreferenciarse o dirigirse a la opinión pública como un acreditado de principios republicanos, haciéndose el distraído como que nada tiene que ver con el saqueo, la decadencia y degradación de las Instituciones Republicanas en la Argentina? Se nos mofa cínica y conscientemente. Cada vez reverdece la soberbia e impunidad.

El ahora socio o lisonjero de Cambiemos o el Macrismo, desde que asumió en diciembre de 2007, robó o mejor dicho saqueó a manos llenas premeditadamente el erario público de Salta, hasta convertirse en uno de los nuevos ricos de la Provincia. Enriquecimiento ilícito. La certidumbre que el sistema judicial suministra impunidad. Entre otros malhechores que sirviéndose del Estado: caso de Carlos Teófilo Parodi, que ahora también quiere ser gobernador, quieren naturalizar el engaño y la inocultable manipulación. Así la única realidad, es que se hizo realidad la esperanza de la fechoría.  

¿Otra triste paradoja? ¿Solamente es un disfráz? ¿O un discurso para la gilada? Marcos Peña, Jefe de Gabinete del Gobierno Nacional, predica y sostiene: “Queremos vivir en un país donde las instituciones funcionan, que funcionen de manera independiente y de acuerdo a sus principios". Porque es al mismo devaluado Urtubey, de rasgos psicopáticos (sujetos que no sienten culpa ni remordimiento), entenebrecido opresor que estafa, engaña, manipula y niega deliberadamente los derechos de trabajadores, incluso simula falazmente ante el mismo Comité de Libertad Sindical de la Organización Internacional del Trabajo, que siguen encubriendo y co-avasallando los derechos en los Casos N° 1867 del año 1992 y 2603 del año 2007 de la OIT. También, con la connivencia de algunos integrantes de la Corte Suprema de Justicia de la Nación (que por 2° vez en esa instancia), en la materia de Libertad Sindical para el Cumplimiento de la Recomendación del Comité de Libertad Sindical de junio de 1998 de la O.I.T. en el Caso N° 1867; el 25/11/2008, después de 8 años se declaran incompetentes, además de la violación del debido proceso, desistieron de pruebas contundentes y decisivas como la aludida Recomendación y la Resolución N° 25 de la S.S.R.L. del Ministerio de Trabajo de la Nación de 18/02/2000, instrumento de pleno vigor, que reconoce expresa y literalmente dicha Resolución de la O.I.T. Resolviendo el 27/05/2009 trasladar el caso al Juzgado Federal Sala IV Contencioso Administrativo y posteriormente a la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo Federal Sala IV, invocando sin pudor alguno la inexistente Ley N° 13998 art. 45° inc a) como empleo público, que en la petición del Recurso Extraordinario terminó en la caducidad del reclamo el 05/02/2013, y que nada tiene que ver con el Cumplimiento de la Recomendación del Organismo Internacional del Trabajo que forma parte del derecho argentino. Despótica, vergonzosa vejación y denegación de justicia. La 1° vez en esa misma instancia, el 30/04/1996 la misma Corte Suprema de “Justicia” rechazó la petición por la vía de Tutela Sindical, aduciendo que no había sentencia definitiva. Que el 12/10/2016, por el mismo caso en 25 años -un cuarto de siglo- de proceso y por otra vía judicial, en Queja por Denegación del Recurso Extraordinario de la Corte de Justicia de Salta, fui por 3° vez al aludido máximo “Honorable” Tribunal de la Nación. Nada nuevo de lo que sucedió en el Caso N° 1953 de febrero de 1998 de la OIT, donde hubo compañeros que fallecieron con enfermedades terminales clamando justicia. En dicho caso, Rubén Antonio Saravia, con sentencia firme hace aproximadamente 20 años, aún no le hacen el efectivo pago. Entre otros que quedaron en el limbo del olvido, indiferencia e impunidad de los funcionarios carroñeros de las “Instituciones Republicanas”. ¿Cuál es la diferencia entre éstos delincuentes con los que, asolan diariamente en la sociedad? ¿En éste marco irregular, oprobioso, cuántos años más demorará el “debido proceso” en esta instancia nuevamente? Normas constitucionales, incluidos los Tratados Internacionales y las Convenciones de Derechos Humanos con rango constitucional, integralmente avasalladas por quienes como funcionarios -pillos- competentes, tenían y tienen la obligación de aplicarlas y resolver con celeridad y justicia que el sistema legal exige. Y no que quienes sabiendo que las normas son claras e incuestionables, acuden los caminos de la impudicia, reiterado prevaricato e injusticia. Inclusive con jurisprudencias de “doctrina constitucional” reiteradas y concluyentes en la materia de la Libertad Sindical. Una interminable danza de una pandemia. Fusilamientos jurídicos. Así, siguen funcionando las Instituciones y el Estado de Derecho de la democracia republicana argentina, que el Presidente Macri nos prometió un cambio. ¿Cuál es el cambio? Patético: persiste la conjura de los prevaricadores del Estado de Derecho. Banalizan y naturalizan la vandalización del derecho. Evidencias de la burda y macabra deshonestidad administrativa y judicial.

Incluso el Presidente Macri, anunció la creación de una especie de “Indec de la Justicia”, como un trazado de “políticas públicas contra la inseguridad”. Para saber cómo funciona la justicia, ¿mero hablar o sólo una argucia para que siga lo mismo? Según el Ministerio de Justicia es desarrollar un sistema de Información unificado, con datos estadísticos sobre el funcionamiento de la justicia en todo el país. Que Macri sostiene: “Hay que comprometerse en cuanto a tiempos, rigurosidad, eficiencia y transparencia”. Es el mismo Macri, que el 16/04/2016 pide: “Una Argentina donde no haya impunidad”. En la gestión pública real, ¿hasta dónde llega el cambio de cambiemos? Así en función de estos “compromisos cívicos serios?” declamados públicamente, se reitera peticiones de audiencia al Presidente, al Jefe de Gabinete y al Ministerio de Justicia de la Nación, sobre la vigencia o no de las Recomendaciones de los Casos N° 1867 y 2603 de la OIT y de la Resolución del Ministerio de Trabajo indicada precedentemente. Es decir se peticiona al Poder Ejecutivo del Estado Nacional como representante legal ante los Organismos Internacionales. En el marco de las garantías de la supuesta vigencia de la Constitución Nacional, los Tratados Internacionales y Convenciones de Derechos Humanos con rango constitucional, invocados en infinidad de oportunidades. E inclusive con jurisprudencias en la materia de “doctrinal constitucional” de la mismísima Corte Suprema de Justicia de la Nación de 11/11/2008 y 09/12/2009 entre otras. Dos semanas antes que se declararán incompetente en el Caso N° 1867 de la OIT. ¡Esta es la repulsión jurídica, vergonzosa, fraudulenta, que forma parte del status quo institucional en la República Argentina! Esto desnuda las escandalosas continuidades entre el gobierno Macrista y el orden que el mismo gobierno promete reemplazar. Macri, ¿olvidó que el ajuste debe hacerlo en la ética? Macri, ¿es el mismo que exige el orden y respeto constitucional en Venezuela? ¿Cuál es el compromiso real, no sólo del Macrismo, en la lucha por la transparencia?

Así, Urtubey, la personificación de la falacia, la malicia, ahora rendidor de reverencias de Cambiemos, es el mismo amoral de corazón obstinado, terco e impío que con animosidad despidió a una empleada doméstica después de más de 20 años de trabajo sin abonarle indemnización alguna en confabulación y manipulación con la jueza Mercedes Domecq, entre otras aberraciones. Amiga o servil, nombrada en la Cámara de Apelaciones del Trabajo Social Sala II especialmente para revocar el fallo de 1° instancia. Que posteriormente la confirmaron como titular. Que ahora el caso se encuentra en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos en Washington-EE.UU. Previo paso por la Corte de Justicia de Salta y Corte Suprema de Justicia de la Nación. ¿Llegará el caso a la Corte Interamericana de Derechos Humanos, con sede en San José, Costa Rica?

Es el mismo siniestro personaje antidemocrático que tiene en connivencia y sometida a gran parte de la justicia de Salta -exceptuando los que hacen su trabajo decorosamente, como el reciente fallo ejemplar, caso Jefe de Policía por acoso, de la Jueza: Elba Susana Menéndez-, empezando por la caterva de reclutas, los cortesanos de pacotilla (de poca calidad o escaso valor), contumaces necios que incurren reiteradamente en abuso de autoridad, mal desempeño en el ejercicio del cargo, denegación de justicia, crónicos prevaricadores de la Corte de Justicia de Salta. De igual forma el Ministerio Público que regula el accionar de los Fiscales, que en algunos casos se convierten en cómplices. Archivan causas de corrupción, sin que se den a conocer los motivos de tal decisión. ¿La matriz de la corrupción? Así el flagelo, la injusticia de la justicia, es socia de la connivencia y servilismo con la política y el dictadorzuelo de turno. La misma injusticia e impunidad institucional humillante de lo que, además del erario público, nos roba, atormenta, vulnera, depreda lo primordial por excelencia: la dignidad, la seguridad jurídica del ciudadano, la justicia y con ella la libertad. Que en éstos casos, hasta ahora, nadie quiere escuchar o ver.  

Urtubey es el mismo comediante avieso, la personificación del escarnio y engaño que, desde que asumió en diciembre de 2007 imputa las cuentas públicas de la Provincia con una Ley de Administración Financiera y un Decreto Reglamentario literalmente TRUCHOS. ¿Así quiere administrar el país? Que sería prudente, por ejemplo que el Colegio de Abogados de Salta, el Consejo Profesional de Ciencias Económicas de Salta, la Asociación Argentina de Presupuesto y Administración Financiera Pública, la Cátedra de Contabilidad Pública de la Universidad Nacional de Salta, se expidan sobre el particular, sobre la certeza o no de la legalidad y transparencia del control de la hacienda pública. Para que se conozca la cultura del “decoro” de la gestión pública, del “paladín, prototipo republicano”, que quiere “una renovación dirigencial con una mirada más moderna” ¿del saqueo, violación de los derechos, etc?

¿Qué credibilidad puede tener? Quiere ser Presidente de los argentinos y nos “instruye, nos da lección cívica, ética y moral”, predicándonos: "lealtad es ser coherentes con las convicciones, es no mentir, no robar y trabajar para los humildes que nos ponen en nuestro lugar”. Y, "Debemos tener la humildad de acompañar a aquellos que efectivamente requieren de un Estado que esté cada vez más presente y nuestro desafío es hacer que los más vulnerables no sean los que paguen los platos rotos de la corrupción, del desgobierno y de todo lo que pasó en la  Argentina”. ¿Nada de esto sucedió en sus gobiernos? Y lo que falta conocerse aún de éste cómico, de mala fe, fabulador, estafador de la fe pública. Que a pesar de todo, me queda una única verdad absoluta e irrefutable: Dios hace cesar la soberbia de los supuestamente poderosos. Tarde o temprano los soberbios serán quebrantados. La resignación no está en agenda.

Miguel Rojo DNI N° 10.856.490

 

 

 

Política

EL TALA -  EL INTENDENTE ANDRES MELLADO RECUPERA TERRENOS

Política

Basta de naturalizar el engaño y la manipulación, basta de abuso de autoridad