QPS / Opinión
Subí Tu Nota / Opinión

Ahora todo es culpa del Trotskismo

Por Bruno Chiodini

No asumieron los pelilargos y barbudos militantes del Partido Obrero en las diferentes bancadas que ganaron hace pocos días, que ya desde el poder del pseudo-feudo urtubeycista le achacan toda clase de manifestación negativa de la sociedad.

La estrategia es burda, es una tomadura de pelo para el ciudadano común, que pretende trans-formar el voto “castigo” de parte de la sociedad en el voto “equivocación”. Intentan convencer a la clase media que decidió probar suerte con los mechudos, de que su voto solo sirvió para profundizar un plan comunista pergeñado en algún pasillo de la ex-URRS.

Entre algunos ítem de este macabro y ateo plan, según el poder establecido, esta establecido que la droga sea libre y populosa, que las iglesias sean sedes del partido trotsko y que los espacios públicos sean lugares para que mujeres corrompidas aborten criaturitas, a repetición de ser posible.

La delincuencia deberá estar librada a la voluntad de los cacos ya que la policía se travestirá y la mano dura dará paso a las yemas suaves y cariñosas de uniformados sindicalistas. Los vagos serán mayoría y no ha de haber propietario de bien inmueble que se salve de la ola expropiadora planificada. Todo será para todos porque también ellos van por todo, menos por las suegras. Ni en el partido rojo elaboraron una teoría sobre qué hacer con estas...

-“Ya van a ver”-, aseveran algunos trasnochados que apoyan estas y otra mociones.

-“Cáguense, después a llorar a la cruz”- presagian otros viejos conservadores mega ultra derechistas.

Advirtiendo que con “la iglesia católica no” como si la Fe y Dios fuesen cosas corruptibles, manipulables. Más incoherente aún cuando por ejemplo Cuba comunista es profundamente Católica...

Y todo esto cuando los Che guevaras del Obrero todavía no asumieron... Más escándalo está realizando la ofensiva mediática contra el Partido Obrero que el obrero mismo.

Tan vil acción no tiene mayor fundamento que generar una ola de desprestigio social para los integrantes de un partido que lleva entre sus consignas investigar a fondo los chanchullos y negociados que se realizan a escondidas del pueblo y/o contribuyentes.

No tienen mucho tiempo. Desde el poder se cierne un tiempo de oscuridad al tener un partido independiente y de fuerte ideología. Saben que no lo compraran con unos vales pedorros, ni con prebendas de ocasión.

Lamentablemente para el poder instaurado en la Salta Colonial del siglo XXI, ahora hay un jugador independiente y dispuesto a revisar y eso no les gusta.

¿Por qué será?

¿Será que falta más de un vuelto?,

¿Será que políticos corruptos se enriquecieron sideralmente con los recursos genuinos que todos como ovejas pagamos mes a mes?,

¿Será que quedará expuesta la red de corrupción, de dinero público cruzado al sector privado amigo y/o familiar de quienes lo administran?

Tal vez están cagados en las patas por eso nomás.

Y si el día de mañana quedaran expuestos, tendrán como única defensa posible que parte de la sociedad salteña diga: “Nahh, no creo que sea cierto lo que denuncian los zurditos ateos estos”.

El mismo aparato político-económico que perdió las elecciones es el que ahora instaura la idea de que el Partido de los melenas largas está compuesto por unas porquerías de gente, unos estudiantes crónicos. Para ello lanza panfletos apócrifos del partido. Para ello tiene un ejercito de ñoquis en la web comentando cualquier zoncera y achándosela a ellos.

Por ejemplo un titular reza: “Enfrentamiento en la plaza 9 de julio entre estudiantes” y comentan: -“A bancarsela ahora que votaron al PO” o “Esto será común en la nueva Salta trotska”- yo pregunto: ¿Qué tiene que ver el Partido Obrero con esto? Las trompadas no las inventaron ellos. La violencia social, en última instancia, y si quiero ser tendencioso pero no mentiroso, tiene su ascenso con el esquema actual de poder, es decir con el justicialismo (en todas sus variantes) que hace años tenemos.

La droga igual. No la inventó el Partido Obrero, tampoco el justicialismo, pero sí tuvo injerencia por interés u omisión que la misma circule a diestra y siniestra por todo el país (con la complicidad de demás partidos). No hay estadística ni investigación que diga lo contrario. Así que no vengan ahora que con el partido izquierdoso nos llenaremos de droga porque ya estamos hasta la coronilla de la misma.

Que estos tipos del poder intenten desprestigiar el voto mayoritario con los argumentos actuales no es solo una falta de respeto al partido en sí, que actúa amparado por la Ley y dentro de la democracia, sino también es una falta de respeto a nosotros los votantes, falta que nos digan “Che, mangas de bol..., los que mandamos aquí somos nosotros, como nos hacen esto”.

Y justamente la casta de abajo, esa que discriminan ellos está vez le dio la espalda, y le clavó un puñal fiero: la izquierda.

Concluyendo... No sé si el partido obrero es la mejor elección o la peor. Sí sé que es diferente y que los tipos que están enquistados hace décadas en las diferentes dependencias gubernamentales, hoy tienen miedito de tener que rendir cuentas. Hay otros cientos de ñoquis políticos que, por primera vez, aprenderán a hacer un currículum. Y eso está bueno. Hay otros que al fin se pondrán las pilas y empezarán a trabajar por la gente...

Aún y todo: Que dejen de alzarla con pala está bueno. Que dejen de creerse el centro del universo está bueno. Que la clase política se baje del pedestal de Güemes, lugar no digno de ellos, está muy bueno. Tal vez sea todo un fiasco y el Partido Obrero se trasvista como los renovadores o los radicales. Que conformen una alianza con Urtubey y después éste los arruine - siempre los peronistas fueron unos adelantados en esto-. Pero esa esperanza de que no, de que eso no va a suceder, sino que serán los representantes del PO quienes destapen la olla de corrupción, aunque sea un poquito -tampoco es que ganaron tanto espacio de poder- les crea muchas expectativas a uno, sin importar si adoran a Marx, fantasean con Trotsky, idolatrán a Buda o bailan al ritmo de Gladys la Bomba tucumana, eso es lo de menos.

Ya sabemos que en el país de los imposibles, Argentina se lleva todos los premios y todas las sorpresas.

Por Bruno Chiodini

Opinión

Concejales aprobaron el aumento de los impuestos y el Presupuesto 2013(AVILA)

Opinión

MUERTE EN EL BARRIO SARMIENTO