Política
Emi Alonso
Columnista
Leña del caido

Busca ganar popularidad a base del repudio de todos

En los últimos días vimos mucha gente ocupada en repudiar al diputado provincial por su extremismo discursivo acorde a los fanáticos.

Organizaciones sociales, feministas, diputados, senadores, concejales, y miembros del arco político se sumaron a repudiar al legislador Andrés Suriani por sus dichos. En cierto punto parece normal preguntarse ¿Quien no repudió a Suriani?, y ahí nos encontraremos con un importante grupo de fanáticos que el recién surgido diputado provincial busca cautivar.

Hay que reconocer que un grupo, minoritario pero aún existente, mantiene su fervor por ciertos valores que Andrés Suriani no escatima en ex profesar. Escandalizados por la diversidad, la libertad para decidir, y la perspectiva de género, se refugian en el discurso de un escritor que promueve un término mal usado "ideología de género".

La realidad está muy alejada de este discurso, pero eso a Suriani no lo ayuda en su popularidad. Con mínimas apariciones en la opinión pública probablemente los votos provengan por no conocerlo, sin embargo pretende encarar al 2019 con un as bajo la manga, la recalcitrante derecha salteña.

En cuanto a la Educación Sexual Integral, el material para los diferentes niveles puede encontrarse publicado en la web del Ministerio de Educación, y no incluye la "ideología" de género marca Laje. Todos pueden acceder a este para aclarar sus dudas.

"El enemigo de mi enemigo, es mi amigo", con esto el abanico que desplegó el legislador en materia de repudios le termina sirviendo para hacerse de aquellos no tan fanáticos de la cruzada jurásica. Con esto quiero decir que aquellos sectores no tan afines con los que expresan su repudio comienzan a mirar al referente del PRO en Salta con otros ojos.

Esta construcción resulta pasajera, al pasar el fanatismo, los idealizados caen.


Te puede interesar