Opinión
De dulce no tiene nada

Los azucareros no encuentran el beneficio del cambio

La industria del azúcar se llevó un papel protagónico en el incremento de un 9,2% del índice de desempleo.

El escenario laboral en Argentina no resulta muy alentador. El INDEC reconoció un preocupante incremento en el índice de desempleo. Esta crecida exponencial se ve directamente relacionado con la industria azucarera en Salta, ya que el cierre del Ingenio San Isidro y los despidos en El Tabacal, no solo sumaron varios puntos, sino que sacudieron las economías de localidades enteras.

Por una parte tenemos a Campo Santo, en General Güemes, donde funcionaba el Ingenio San Isidro gerenciado por el Grupo Gloria. La empresa de origen peruano, decidió cerrar sus puertas dejando a más de 700 familias, sin su principal fuente de ingresos, decorando las calles con banderas que evidencian un reclamo generalizado exigiendo la expropiación del mismo, garantizando así los puestos de trabajo.

Más al norte, precisamente en Hipólito Yrigoyen, la Seaboard Corporatión desplazo a casi 200 obreros del Ingenio El Tabacal. Este no fue el único golpe de la multinacional a la economía de la mencionada localidad, ya que desconociendo la organización sindical de los obreros determino el turno relevante, ítem con el que los salarios se redujeron casi a la mitad, como lo relata Martin Olivera, sindicato General de los Trabajadores del Azucar de Tabacal.

Esta problemática no puede reducirse únicamente a la perdida de 900 puestos de trabajo. La realidad es que la economía de ambos municipios, como muchos otros emprendimientos locales de índole privado, se vieron fuertemente afectados, provocando por ejemplo: el cierre comercios de menor envergadura.

Ante esta alarmante situación, el Gobierno Provincial tuvo que tomar medidas. El primer paliativo fue implementar los subsidios intercosecha, con el que se intentó suavizar la crisis poniendo a disposición de los obreros afectados una ayuda económica de $ 2.300 (dos mil trescientos pesos), que apenas si alcanza un 10% de la remuneración que percibían. Suma que califican de "insuficiente".

La salida del Grupo Gloria despertó en el Ejecutivo la intención de efectuar una venta que garantice las fuentes de trabajo. Del lado de los damnificados sostienen la expropiación del Ingenio San Isidro, de la misma forma que lo pide un Proyecto de Ley que presentó el Partido Obrero en la Cámara de Diputados. El cuerpo de legisladores evitó este debate, algunos excusándose en el quorum, mientras que otros participaban del Mundial de Rusia 2018.

Si bien las autoridades provinciales sostienen la proximidad de una negociación positiva, los tiempos posibles de espera se agotan. Fue así que desde el valle del sianca partió una caravana hacia la Casa de Gobierno, en el Centro Civico Grand Bourg. Esta medida contó con el apoyo de diferentes organizaciones sindicales y sociales.

Te puede interesar