Opinión
Debate abierto

Pintadas de pañuelos: lo que mancha es la provocación de algunos y la intolerancia de otros

El escándalo tuvo alcance nacional y dejó en evidencia que la sociedad argentina sigue dividida por una grieta que parece insalvable. Ni siquiera Güemes se salvó del manoseo.

El episodio de las pintadas de los pañuelos en la plaza Belgrano de la ciudad de Salta puede parecer anecdótico para algunos, pero en el fondo esconde una grieta que divide a los argentinos y que parece insalvable. En el medio quedaron los desaparecidos de la Última Dictadura Militar y la figura del prócer Martín Miguel de Güemes. Como si ambas causas no pudieran convivir la una con la otra en la memoria colectiva. Un despropósito.

El símbolo de los pañuelos representa una lucha inclaudicable por los derechos humanos que se ganó el respeto del mundo entero. Como tal no puede molestar a nadie. No obstante, el detonante del escándalo fueron las pintadas en el explanada del lugar donde el héroe gaucho fue gravemente herido. Las mismas fueron borradas por agrupaciones tradicionalistas y nuevamente fueron pintadas en el lugar conmemorativo. Una provocación innecesaria que no hizo otra cosa que echar más leña al fuego. ¿Qué cambiaba pintarlas fuera del perímetro en cuestión? No era tan difícil ceder en ese aspecto. Al contrario, hubiese significado un buen gesto para bajar los decibeles.

Argentina tiene problemas mucho más acuciantes en la actualidad, pero existen cuestiones "pequeñas" que grafican un poco el presente paupérrimo que se vive en términos económicos, sociales, políticos e institucionales. Y tiene que ver con la falta de diálogo, de consenso, de acuerdos, de armonía, de respeto, de tolerancia. La tan mentada grieta es alimentada cotidianamente y no hace otra cosa que atentar contra los intereses nacionales. Los argentinos tenemos una asombrosa capacidad de autodestrucción que sorprende a propios y extraños. Está claro que el escándalo de las pintadas de los pañuelos podría haberse evitado.

Más allá de preferencias políticas o de cuestiones ideológicas, existen cuestiones que deberían estar superadas y no lo están. Nadie puede negar el plan sistemático implementado en los años de plomo. Se trata de una de las páginas más tristes y dolorosas de la historia argentina que aún tiene secuelas. La herida sigue abierta. Por ese motivo el 24 de marzo como fecha conmemorativa para no olvidar y para tener siempre presente en la memoria lo que pasó. Para decir nunca más.

Hasta Güemes sufrió el manoseo en el fragor del debate. Que era un montonero porque era revolucionario, que hubiese estado contento con las pintadas, que lo mataron los oligarcas que ahora lo defienden. Decenas de conjeturas sobre cuestiones incomprobables por un tema básico de tiempo. Eran otras épocas. El héroe máximo que tiene Salta fue una figura central para lograr la independencia y en el último tiempo se ganó merecidamente el reconocimiento nacional que ingratamente se le había negado a lo largo de la historia. Por ese motivo llama la atención que sea sometido a un tironeo inútil e innecesario.

No hace falta ser montonero para defender la causa de las Madres de Plaza de Mayo. Como tampoco hace falta ser un gaucho tradicionalista para defender la figura de Güemes. La famosa trampa de la grieta trasciende las fronteras de macristas y kirchneristas y se mete de lleno en la historia argentina. Una verdadera locura. A esta altura los argentinos deberíamos tener asumidos consensos básicos y elementales para poder mirar hacia adelante y proyectar de una vez por todas un futuro sustentable, más allá de las entendibles diferencias ideológicas. Hay que convivir con ellas, de eso se trata la democracia. La controversia reciente de las pintadas de los pañuelos va en el sentido contrario. Una muestra más de la intolerancia reinante en la tierra de Güemes, y también de los desaparecidos.

Esta nota habla de:
Te puede interesar
7Comentarios
  • LV
    lo vi

    y claramente es una provocacion, que les costaba hacerlo justo afuera del monumento, a medio metro, están dentro del monumento y nadie del gobierno dice nada. En cualquier lugar del mundo te llevan preso por eso y aquí todos callados y como si no hubiera pasado nada

    Ver más

    03/04/18
    0
    0
    Responder
  • C
    Culero

    Maestro, tiene parte de razón...pero también había gente que como hoy pedían que entren los milicos....o piensa que ellos no hicieron la inteligencia previa para ver si se largaban, claro que la hicieron pues por mas armas y soldados que hayan tenido en esa época la gente se levantaba y era quilombo total,,,peor del que hubo. Hubo muchos civiles implicados que vendían gente que en "algo andaban". Ahora que vengan unos boludos a pintar los pañuelos marketineros a mi plaza !!! porque esa plaza es de todos, suya , mía y ta pal anchi no le parece. Voy y pinto que alquilo mi casa....me llevan preso.

    Ver más

    03/04/18
    0
    0
    Responder
  • MGO
    marcelo gabriel orlando

    1/4  P. S.     P.S.
    AU. S. L. UL. e.m.vi.
    n.t.c.d.a.

    es lindo lavarse las manos.....???

    X. DIOS.... N.T.C.D.A.
    te lo ruego y suplico.....
    tene memoria de todas tus promesas para siempre ante dios
    marcelo orlando bertozzi

    Ver más

    02/04/18
    0
    0
    Responder
  • MOB
    marcelo orlando bertozzi

    1/4  P. S.     P.S.
    AU. S. L. UL. e.m.vi.
    n.t.c.d.a.

    es lindo lavarse las manos.....???

    X. DIOS.... N.T.C.D.A.
    te lo ruego y suplico.....
    tene memoria de todas tus promesas para siempre ante dios
    marcelo orlando bertozzi

    Ver más

    02/04/18
    0
    0
    Responder
  • P
    pepe

    Juancho, tenés mucha razón en lo que escribís, falta una parte de la historia, es de ahí, la bronca de los ciudadanos, a los que nos quieren meter en la cabeza. que los montoneros y subversivos de aquella época. eran buenas personas. Hay muchos vivos y caminando entre nosotros y viviendo como reyes en otros paises, nunca fueron juzgados y también fueron asesinos, de aquella década. En la que querían, sacar un gobierno elegido por el pueblo. Esta claro que hoy, hay grupos que quisieran hacer lo mismo. De ahí las provocaciones y demás. Nadie venera y representa en ningún lado a las madres de los caídos en malvinas. Ellos si fueron héroes, dieron su vida por la patria, y con esas vidas, terminaron con el gobierno militar. Por ellos el "nunca mas". Esa madres, están en silencio, con el mismo dolor, pero sin odios y violencia.

    Ver más

    02/04/18
    0
    0
    Responder
  • J
    Juancho

    Mientras falte una parte de la verdad seguirá la grieta, falta la condena social a los asesinos terroristas, los que mataron miles de personas inocentes, los que realizaron miles de actos terroristas. Falta la lista de los desaparecidos, la lista exacta y completa sean cuantos sean.

    Ver más

    01/04/18
    0
    0
    Responder
  • I
    ivan

    Exelente reflexión!

    Ver más

    01/04/18
    0
    0
    Responder

Tu comentario

Nombre