QPS / Tiro Libre

Le respira en la nuca / River goleó 3 a 0 al Decano y sueña con arrebatarle el título a Boca

Moreira, Canuto (en contra) y Martínez anotaron para el conjunto millonario, que quedó a un punto del líder.

River goleó 3 a 0 al Decano y sueña con arrebatarle el título a Boca

La efervescencia que se vivió desde temprano en el estadio Monumental José Fierro se evaporó en sólo 41 segundos. Eso fue lo que tardó River en abrir el marcador ante Atlético y en darse cuenta de que ahora en más vendrá lo mejor del campeonato.

Con la goleada por 3-0, el equipo que conduce Marcelo Gallardo quedó a sólo un punto del líder Boca cuando restan apenas cuatro fechas. Desde que comenzó 2017, los de Núñez sumaron 30 unidades, ocho más que su clásico rival. Allí está la clave para comprender por qué ahora ambos estén cabeza a cabeza, en un desenlace que promete ser electrizante.

Jorge Moreira pudo no haber jugado. El paraguayo debe cumplir una fecha de suspensión por acumular cinco amonestaciones, pero dijo presente gracias al artículo Nº 225 (por la participación de los juveniles Gonzalo Montiel y el arquero Franco Petroli en el Mundial Sub 20 con la selección argentina). Y el lateral derecho no se demoró nada en demostrar que fue una acierto más de Marcelo Gallardo y de la dirigencia de River haber hecho las gestiones para contar con él. En ese comienzo avasallante, Pity Martínez vio entrar solo al Nº 4 por el vértice derecho del área, el lateral se acomodó y sacó un fuerte zapatazo que infló la red de Lucchetti, que nada pudo hacer.

Más tarde, cuando se jugaban 15 minutos de la etapa final, Moreira volvió a destacarse, aunque esta vez en su rol defensivo. Un gran cierre evitó una de las claras situaciones que tuvo Atlético para empatar el encuentro. De esa acción nació el contraataque, que terminó con el gol de Ignacio Canuto en contra, ante una arremetida de Sebastián Driussi. Ahí, se terminó el partido.

Faltaba el broche, que llegó apenas tres minutos después. El Pity Martínez quedó mano a mano con Lucchetti y selló el 3 a 0.

Según informó Canchallena, el resultado terminó siendo exagerado. El conjunto millonario no jugó bien, y por momentos el Decano lo arrinconó en su terreno y en su área. Pero al local el faltó la puntada final para establecer en la red una igualdad que el desarrollo del juego imponía.

Llamó la atención la salida en el entretiempo de Favio Álvarez, que fue el responsable de la reacción del Decano, después de esos primeros 20 minutos de la primera parte en la que el conjunto de Núñez dominó el encuentro a su antojo.

El partido, pendiente de la fecha 22, no estuvo ajeno a las polémicas. A los 27 minutos de la primera parte, una muy buena jugada colectiva del local terminó con un último pase a Rodrigo Aliendro, que definió con enorme categoría ante la salida de Batalla. Sin embargo, a instancias del juez de línea, el árbitro Germán Delfino cobró offside. Antes del descanso se dio una acción calcada en el área contraria. Otro buen movimiento grupal derivó en un centro rasante que Lucas Alario envió al fondo de la red. Pero su grito también fue ahogado por el árbitro, que sancionó posición adelantada otra vez a instancias de su otro asistente. En ambos casos los delanteros parecieron estar en la misma línea que los defensores.

 

Trapitos al sol

El plantel del Lobo mendocino es un polvorín a punto de estallar

El plantel del Lobo mendocino es un polvorín a pun... 0

Onda expansiva

El escándalo del equipo rival de Gimnasia que habría "ido para atrás" salpica a un jugador albo

El escándalo del equipo rival de Gimnasia que habr... 5