QPS / Tiro Libre

El regreso soñado / Juan Martín Del Potro se metió en las semifinales de su primer torneo del año

El tandilense venció en sets corridos a Sam Querrey y enfrentará esta noche a Milos Raonic.

Juan Martín Del Potro se metió en las semifinales de su primer torneo del año

Juan Martín del Potro sigue ganando: derrotó a Sam Querrey por 7-5 y 7-5 en un trámite de matices similares al duelo que hace un año habían protagonizado ambos en la misma ciudad, en el mismo escenario aunque en aquella oportunidad la balanza con idéntico resultado se había inclinado a favor del estadounidense. Esta vez fue Delpo quien golpeó en los momentos decisivos y con un quiebre en el undécimo game de cada set se llevó el triunfo y la consecuente clasificación a las semifinales. Milos Raonic, cuarta raqueta en el ranking ATP y último finalista de Wimbledon, será su rival.

Según informó Canchallena, el crecimiento en el juego de Delpo fue exponencial en menos de 24 horas, desde la deslucida victoria frente a Damir Dzumhur hasta la promisoria actuación frente a Querrey en un desenlace caliente que incluso enfrentó al público: la mayoría argentina alentó a su ídolo con el clásico "olé, olé, olé, Delpo, Delpo", los locales respondieron con el fonético "iu es ei, iu es ei". La progresión casi instantánea la explicó el propio Del Potro en la conferencia de prensa posterior.

"Creo que la explicación es sencilla: somos personas como todo el mundo, hay días que estamos mejor y días que no. Para mi también fue raro la forma en la que me sentí en la cancha frente a Dzumhur, tuve algunos rayes que no son lógicos en mi y el estado de ánimo también me afecta a mi como a cualquier persona. Contra Querrey mi nivel fue superior al de los otros partidos, recuperé la tranquilidad, estuve parejo todo el tiempo esperando mi chance. En muchos games con su saque iba 0-30 y me metía tres aces seguidos, pero era lo normal, lo que yo esperaba entonces nunca me enojé, nunca me salí de mi concentración, sabía que iba a tener chances".

El fastidio de aquella noche frente a Dzumhur terminó repercutiendo en su juego durante una batalla que conquistó gracias a su mentalidad y su jerarquía. Contra Querrey, un obstáculo más exigente, Delpo dominó a su frustración frente a un rival que convirtió 16 aces, varios de ellos para escaparse de situación de peligro. La tensión mantuvo alerta a Del Potro: ni siquiera permitió que su rival tuviera una oportunidad de quebrarle el servicio durante todo el partido.

Tampoco se desesperó: quebró en el undécimo game de cada set. "Yo esperaba llegar a los tiebreaks de cada set por eso estaba tranquilo, pero por suerte tuve los breaks y lo pude ganar antes", confesó. La calma circunscribió a su juego: el saque volvió a ser imparable, el drive fue otra vez incontestable e incluso reapareció su revés sobre el final del partido. Fue durante los últimos dos games cuando Delpo brilló alternando su flamante revés con slice y su aún tímido revés a dos manos. Dos jugadas fueron sintomáticas, ambas con Querrey al servicio: un globo de revés encaminó un quiebre que selló un passing a dos manos.

"Fue una cuestión táctica con el revés, cuando pegaba el slice defendiendo era complicado para mi pero también lo movía a él, sabía que no se tiene esa confianza para pegar y subir a la red. Cada vez que venía, yo lo pasaba. En el quiebre del segundo set lo hago subir, y con mi revés, mi modesto revés, le gané el punto".

Desde que se sorteó el cuadro de Delray Beach, fanáticos, periodistas y organizadores esperaban el partido que Del Potro y Milos Raonic protagonizarán en la noche argentina. El canadiense es el actual cuatro del mundo y el argentino demostró que solo necesita tiempo para recuperar su lugar en el top 5. El cruce, que apenas tiene dos antecedentes con un triunfo de cada uno, podría convertirse en un clásico en un futuro no muy lejano.

"Raonic le pega más fuerte desde el fondo y juega puntos más cortos también. Va a ser difícil tomar la iniciativa si me cuesta acelerar con el revés todavía. Voy a tener que estar firme con el saque, ir parejo con mi game y alargar los sets para tener mi chance. Es un buen parámetro para saber cómo está mi juego".

Con el pie derecho

Los Jaguares debutaron en el Super Rugby con un triunfo en Sudáfrica

Los Jaguares debutaron en el Super Rugby con un tr... 1

Federalismo trucho

Gimnasia y Juventud lo comprobaron: Dios atiende sólo en Buenos Aires

Gimnasia y Juventud lo comprobaron: Dios atiende s... 6