QPS / Tiro Libre

Dakar 2018 / El salteño está viviendo un sueño del que no quiere despertar, pero esto sigue…

Día de descanso en la competencia, y Kevin Benavides descansa arriba de su moto. El Dakar produjo hasta aquí 71 abandonos, con lo que lo convierte en el más difícil de los últimos años.

El salteño está viviendo un sueño del que no quiere despertar, pero esto sigue…

Kevin Benavides sabe que esto sigue y que viene lo más difícil. Mantenerse en la cima es su objetivo y para ello debe hacer una carrera pensante. Hasta aquí su Honda, que es como la prolongación de su cuerpo, responde de maravillas, y él con su experiencia, hacen la conjunción casi perfecta para cumplir con sus sueños. Pero falta todavía…

Para que se tenga una idea de lo difícil de la competencia, el Dakar produjo hasta aquí 71 abandonos, con lo que lo convierte en el más difícil de los últimos años.

Cuando se lanzó la edición 2018 del rally Dakar sus organizadores anticiparon que sería la versión más exigente de las disputadas en Sudamérica. Esa frase se repitió en los últimos años, en los que la carrera tuvo sus dificultades, aunque no fue tan extrema como para ganarse ese calificativo.

En 2017, por ejemplo, un temporal que azotó Bolivia y Argentina provocó la cancelación de varias etapas convirtiendo a la legendaria prueba en un paseo veloz entre Asunción, la capital de Paraguay, y Buenos Aires.

El regreso del Perú al itinerario dakariano hizo cumplir, finalmente, esa promesa y esta edición 2018, que todavía no llega a la mitad de su recorrido, tuvo varios abandonos producto de las dificultades que enfrentaron los competidores en el desierto incaico."Tuvimos que trepar dunas inmensas.

Íbamos de un waypoint (punto de control) que estaba en una duna chica a otro que se ubicaba en la cima de una enorme y así constantemente", dijo el argentino Lucio Álvarez, piloto del equipo Overdrive que volvió al Dakar después de dos años de ausencia seducido por la arena peruana.

Con cinco días de carrera ya son 71 los pilotos que desertaron, una cantidad considerable si se tiene en cuenta que largaron 335 participantes.

Los accidentes fueron muy comunes entre los motociclistas. Como sucedió con el francés Adrien Metge (Sherco), quien se fracturó la tibia en la primera etapa (Lima-Pisco) o el inglés Sam Sunderland (KTM), campeón en 2017 y que abandonó en la cuarta (San Juan de Marcona-San Juan de Marcona) por una lesión lumbar.

Aunque la peor parte se la llevó el checo Ondrej Klymciw (Husqvarna). Se accidentó en la tercera jornada (Pisco-San Juan de Marcona) y permanece internado en el Hospital Angloamericano de Lima. La organización no ha dado mucha información sobre su estado de salud.

 

Dakar 2018

Kevin Benavides acelera el corazón de los salteños: ¡¡¡quedó primero en la general…!!!

Kevin Benavides acelera el corazón de los salteños... 5

Aniversario

El pueblo Antoniano tiene que inflar el pecho y soplar 102 velitas de vida…

El pueblo Antoniano tiene que inflar el pecho y so... 19