QPS / Tiro Libre

Bolicheros de alma / El fútbol y la noche en Salta: ¿cómo viven los jugadores la tentación?

El caso Centurión pasó a ser emblemático. ¿Se puede perdonar con tal que al club le den dividendos deportivos? En Salta hubo planteles que andaban de fiesta (no al grado del jugador de Boca), pero se les aceptaba todo porque rendían dentro de la cancha.

El fútbol y la noche en Salta: ¿cómo viven los jugadores la tentación?

Un dato sirve para el arranque de esta nota: muchos jugadores no pudieron llegar a los clubes salteños porque sus esposas se negaban a que sus parejas cayeran en las tentaciones de la noche salteña. Ejemplos hay muchos, pero no vienen al caso citarlos con nombre y apellido. Y está también la otra cara de la moneda: varios refuerzos llegaron en pareja y se divorciaron en Salta.

Es que la noche salteña es tentadora, y más para los que se dejan dominar por la lujuria en vez de invertir tanto tiempo libre prefieren malgastarlo en la fiesta. Un jugador trabaja 2 a 3 horas por día promedio, y tiene casi el 80 por ciento de su jornada sin hacer nada, sin cumplir horarios y con la única obligación de entrenar al día siguiente.

 “Si el jugador es fiestero, pero a mi club le rinde, lo perdono porque nos beneficia con su rendimiento”, dicen algunos dirigentes. Como hincha, cuántas veces escuchaste vos esta frase: “La gente nos mata porque estamos perdiendo, cuando ganábamos también salíamos de joda, pero nadie decía nada”.

Es que la joda, la noche, el alcohol y, en caso más puntuales, la droga, forman parte del menú de oportunidades que tienen los foráneos en Salta. Y el sólo hecho de ser “jugadores” le agrega un polo de atracción y los convierten en “ganadores” cuando entran a un boliche.

El caso Centurión puso el tema en el tapete. El pase del delantero fue comprado por Boca a pesar de su comportamiento emparentado más con el escándalo que con sus gambetas, “Yo me pregunto si Centurión va a cambiar. El debe pensar para que voy a modificar mi vida, si me porto mal y Boca me compra igual. Entonces, si así me va bien, ¿Por qué tengo que corregir mi forma de ser?”. La reflexión se la dijo a Tiro Libre Sergio Chibán, ex presidente de la Liga Salteña de Fútbol.

“Yo nunca hubiese comprado el pase de Centurión, ahora, otra cosa es si el jugador ya es de tu propiedad. En este caso tratá de corregirlo con multas u otras sanciones disciplinarias, terminá el campeonato y vendelo, pero siempre te va a costar porque estás vendiendo un problema para otro club y no una solución”, agregó el dirigente.

Luego se refirió a la fiesta que tienen los jugadores en Salta. “Como en todos lados, Salta no es la excepción con este tema. Aquí hubo, hay y habrá planteles que tienen jugadores profesionales y otros a los que les gusta la noche, claro que no en la medida de lo que le pasa a Boca, pero Salta también tuvo casos que son conocidos por la vida indisciplinada de muchos jugadores”, recordó.

Rápidamente se vienen a la memoria los planteles de Gimnasia y Tiro que ganaron los ascensos. Estaba compuesto por jugadores que vivían en la zona de la terminal o bien en fiestas donde el alcohol era la estrella de la noche. Y ni hablar del plantel de Fernando Donaires que jugó la final con Chacarita. Pero tanto en Gimnasia como en Juventud, esos dos equipos tenían una fisonomía: se mataban dentro de la cancha y ganaban, entonces el hincha le prestaba atención a lo que pasaba dentro de la cancha y ni bola le daba a lo que ocurría fuera de ella.

Más justo, imposible

Gimnasia y una carrera contra el tiempo para jugar con Boca por la Copa

Gimnasia y una carrera contra el tiempo para jugar... 5

#OrgulloSalteño

[VIDEO] Conocé al salteño que fue convocado para jugar en la Selección Argentina

[VIDEO] Conocé al salteño que fue convocado para j... 2