QPS / Tiro Libre

Casi, casi... / A Juventud le saltó una vieja deuda que casi lo deja sin refuerzos

Es una “herencia” que dejaron las anteriores dirigencias. Una suma aproximada al millón trescientos mil pesos

A Juventud le saltó una vieja deuda que casi lo deja sin refuerzos

La dirigencia de Juventud recién puede respirar tranquila. Es que la aparición de una vieja deuda, que rondaba el millón trescientos mil pesos, puso en jaque el futuro deportivo de la institución. En este aspecto las reglas son claras: club que mantiene una deuda no puede incorporar refuerzos.

Recién ahora puedo contar el tema con cierta tranquilidad, pero me quedé helado cuando fui al Consejo para retirar unos papeles y me doy con esta deuda. En principio no sabía de qué era, pero luego me pusieron al tanto y lo único que nos quedaba era arreglar”, le dijo a Tiro Libre el presidente del club, José Pepe Muratore.

Aunque el titular Antoniano no quiso profundizar sobre el tema, se supo que la deuda la contrajeron las directivas anteriores. “Sea quien fuere la que originaron esta deuda, es el club el que tiene la responsabilidad de pagar y así lo hicimos”, señaló el titular.

Hubo que negociar el pago, y en este aspecto Muratore resaltó la buena predisposición de la gente del Concejo Federal. “Llegamos a un acuerdo luego de charlas donde le expusimos cuál era nuestra situación, y que esa deuda no figuraba en nuestros registros, por este motivo nunca nos hubiéramos enterado de su existencia si es que no me avisan”, remarcó.

Si el club no pagaba esta deuda, no podía incorporar refuerzos. “Por suerte ya quedó todo solucionado, pero ahora hay que salir a juntar plata para poder pagar las cuotas. Vamos a ver si los anteriores directivos pueden colaborar con nosotros, como debe ser, porque aquí el club está de por medio”, señaló aliviado Muratore.

¿Qué tendrá el petiso?

El cantante de cumbia más querido es el nuevo refuerzo del club Pellegrini

El cantante de cumbia más querido es el nuevo refu... 2

Los Pumas en Salta

“Díganle a Figallo que  venga, aquí lo estamos  esperando”, dijo Hourcade

“Díganle a Figallo que venga, aquí lo estamos es... 1