QPS / Tecnología

tecnología / ¿Qué hacemos con el celular, además de hablar por teléfono?

El celular, cada vez más omnipresente en usos y aplicaciones, es quizá el mejor ejemplo de cómo la innovación tecnológica se involucra en el día a día de las personas.

Hoy, el desarrollo de la tecnología marcha hacia la personalización y la adaptabilidad a la rutina y las necesidades del usuario. La tendencia apunta a una retroalimentación en la que el teléfono inteligente termina por ser una extensión de la personalidad de quien lo maneja y está presente en cada momento de su día, por sus múltiples funciones.

Actualmente, la mayoría de los usuarios duermen con su teléfono, y muchos admiten que lo han usado durante una cita o incluso durante una entrevista de trabajo. Gran parte de la explicación pasa por el hecho de que concentramos en el smartphone lo que antes hacíamos con muchos aparatos: el 71 por ciento de los argentinos lo usa para mirar la hora, el 70% para poner la alarma y tomar fotos, el 58% para escuchar música, el 46% para mirar el clima y el 44% para juegos, según el Barómetro de Consumo de Google.

El “celu” como asistente. Con todo, el usuario tiene el poder de elegir las alternativas que el smartphone le otorga para adaptarse y facilitar su vida. Ya es común entre los dispositivos de gama alta contar con la función de “asistente personal”, que gestiona nuestro tiempo tanto en el terreno profesional como en el del ocio. Un buen ejemplo es el Nuevo Moto X y su función “Asistente”: con ubicaciones preestablecidas (“Trabajo”, “Manejando”, “Casa”), o siguiendo los datos de ubicación del smartphone, sin que el usuario haga nada es capaz de realizar ciertas tareas cuando nos detecta en esas situaciones. Además, a través de su comando de voz, es posible controlar diversas funciones del teléfono sin tocarlo. “Los gadgets intentan cada vez más acompañar las vivencias del usuario, a su medida y semejanza”, apunta Martín Errante, gerente de Producto de Motorola Mobility.

Una PC en la mano. Hace 20 años era difícil anticipar que el teléfono celular cobraría un rol tan importante en la vida de las personas; la tecnología estaba asociada principalmente a la PC. Hoy, es impensado salir a la calle sin el smartphone: los teléfonos inteligentes permiten a los usuarios contar con el procesamiento de una computadora en la palma de su mano. En nuestro país, cada vez más personas eligen estos dispositivos: según Market Research and Technology, el 96 por ciento de los argentinos que compraron un teléfono celular en el último año eligieron un smartphone.

El auge de aplicaciones móviles también tracciona esta tendencia. Un estudio de ComScore afirma que el 99 por ciento de las personas descarga apps por sus beneficios en inmediatez. Según The App Date, las de mensajería instantánea están entre las más descargadas y el 96 por ciento de los usuarios descarta realizar una llamada si tiene la opción de enviar un mensaje corto y simple.

Esto favorece el desarrollo de nuevas herramientas capaces de acompañar a cada usuario en su día a día. En este marco nace el servicio de Line Business Connect, que apunta a integrarse a la vida cotidiana de las personas en diversas actividades. “Esta plataforma permite que empresas o marcas se conecten con sus clientes de una forma muy simple: los clientes pueden enviar una pregunta a una cuenta corporativa de Line y reciben una respuesta automática y personalizada en segundos”, explica Alberto Casado, gerente regional de Marketing de Line Plus Corporation.

Se prevé que, a corto plazo, iniciativas como esta permitan al usuario reservar, modificar o verificar un pasaje de avión, obtener avisos de vencimientos de facturas de tarjetas de crédito u otros servicios e interactuar de forma inteligente con diversos electrodomésticos, todo a distancia.

Fuente: La Voz

ciencia

Astrónomos aseguran que el Sol se enfriará en el a... 2

redes sociales

Por qué el 13 % de la gente con internet tiene fob... 0