QPS / Tecnología

¿Por qué mi smartphone no se actualiza?

Android 5.0 y 6.0 traen muchas novedades, pero ambas tienen un gran problema: el retraso de la actualización.

¿Por qué mi smartphone no se actualiza?

La verdad es que esto no es nuevo y algunos ya estarán acostumbrados. ¿Es que los fabricantes no aprenden? ¿O deberíamos culpar a Google? ¿Será mi smartphone? A continuación os explicamos por qué tu smartphone Android no está recibiendo Lollipop y probablemente no reciba Marshmallow.

Es un hecho, con cada versión nueva de Android la fragmentación aumenta. Android Lollipop, en agosto de 2015 está en un 18,1%, un año después de su presentación. Este porcentaje lo alcazó mucho antes Kitkat. Y no creemos que esta tendencia vaya a cambiar con el nuevo Android 6.0. 

Con cada versión anual, el usuario sale perdiendo, y si quiere la última versión de Android le sale más a cuenta comprarse un smartphone nuevo que esperar a la eterna actualización. Os contamos las razones de que las actualizaciones os tarden siglos en llegar, si os llegan. 

AOSP - Android Open Source Project

Estas siglas significan Android Open Source Project, es decir, un proyecto de código abierto. Esto significa que los desarrolladores nos pueden ofrecer ROMs cocinadas basadas en Android y que los fabricantes tienen que realizar una superposición al sistema. 

Aquí nos encontramos el primer problemilla. Las actualizaciones Android primero pasan por Google y luego a fabricantes para que puedan prepararlas para sus dispositivos. Por eso, a diferencia de los dispositivos Apple, que reciben las actualizaciones al mismo tiempo, en Android nos encontramos con un proceso más escalonado. Ese es el primer motivo por el que desde que se anuncia una nueva versión del sistema hasta que por fin llega a un dispositivo puede pasar un tiempo. 

En este ámbito, los únicos smartphones que tienen ventaja es la familia Nexus puesto que reciben la actualización directamente de Google. 

¿Por qué las actualizaciones no llegan al mismo tiempo?

Como acabamos de explicar, en el momento que Google libera el código fuente los fabricantes tienen que adaptarlo a sus diferentes terminales. No es lo mismo Lollipop en un Samsung Galaxy S4 que en un Note 4; tampoco es lo mismo Lollipop en un Sony Xperia Z3 que en un HTC One M8. 

A esto tenemos que añadir que cada fabricante decide qué dispositivo va a actualizar, algo que puede estar influenciado en el hecho de que a los fabricantes les interesa vender. Quiero decir, que antes de actualizar un smartphone antiguo, preferirán sacar un nuevo smartphone con Lollipop o Marshmallow de serie. Por supuesto, hay varios terminales que no se pueden actualizar por problemas de incompatibilidad. 

¿Por qué otros países están recibiendo la actualización y no el mío?

Curiosamente este tema fue objeto de debate debido a la aparición de Lollipop para el Moto G en Brasil e India, mientras que no en otros países del mundo. Veremos si ocurre lo mismo con Marshmallow. El propio fabricante quiso ofrecer una explicación a esta situación y así afirmó que esto se debe a las pruebas. 

Cada país tiene unos datos diferentes. Me refiero a diferentes operadoras, aplicaciones preinstaladas, así como a los componentes instalados en los distintos dispositivos. Por eso es necesario realizar pruebas y así evitar que la actualización llegue cargada de bugs. 

¿Por qué mi vecino ha recibido Android Lollipop y yo no?

Cerramos el círculo y ahora nos encontramos en el mismo país. Es más, en la misma ciudad y en el mismo edificio. En el ascensor vemos que el vecino saca un Samsung Galaxy S5 como el nuestro, pero con la principal diferencia de que él está disfrutando de Lollipop y nosotros todavía no. ¡No entres en cólera! 

Ejemplos claros son, por ejemplo, el LG G2 libre que se ha empezado a actualizarse a Lollipop, sin embargo miles de terminales aún no han recibido dicha actualización, mientras que otros lo tienen hace meses. 

Esto es debido a que el terminal de tu vecino ha recibido un soak test, algo parecido a lo que acabo de explicar con India y Brasil. "Soak" viene del inglés y significa "mojar" o "echar en remojo". Hace referencia a las pequeñas pruebas que se realizan por el fabricante, puesto que a pesar de que el sistema está ampliamente probado siempre pueden aparecer fallos. 

Por este motivo los fabricantes envían la actualización OTA (Over The Air) para algunos usuarios. Pasado un tiempo, llega a todos. Así que no desesperes porque la versión que tiene tu vecino es de prueba y si hay fallos, los sufrirá él. 

Las operadoras

Si tu smartphone Android proviene de operadora hace que la actualización se vea ligeramente retrasada. Esto es debido a que además de la superposición del fabricante también existe una del operador y, por tanto, este tiene que realizar modificaciones antes de implementar la actualización. Pero hay excepciones, por ejemplo el LG G2 de Vodafone en España comenzó a actualizarse antes que los libres, misterios de la vida.

Con esto no quiero decir que adquirir un smartphone con operadora sea una desventaja, hay que mirar el lado positivo. En muchas ocasiones los teléfonos con operadores nos ofrecen aplicaciones extras muy interesantes o suscripciones a servicios e incluso suculentos descuentos. 

El problema entre OTA y root

Por lo general, para recibir una actualización OTA el teléfono debe estar sin modificar. Ahora bien, ser root y tener instalado SuperSU no impide recibir una actualización via OTA, sí lo hace el hecho de tener instalado un recovery personalizado tipo TWRP o CWM. Si ese es vuestro caso, lo más probable es que no recibáis la notificación OTA o que tengáis problemas al actualizar. 

Esto es así porque un recovery avanzado o personalizado modifica el recovery del sistema que es la pieza fundamental para instalar la nueva actualización. Como solución, siempre se puede flashear un firmware stock, es decir, del fabricante y no modificado. En el siguiente artículo os explicamos cómo actualizar vía OTA un teléfono rooteado. 

Conclusión: Paciencia

Al final la única solución es armarse de paciencia, o esperar a que la fragmentación se convierta por fin en un problema para fabricantes, desarrolladores y el mismo Google. Pero esto no va a pasar, los fabricantes prefieren seguir vendiendo smartphones que actualizarte el que ya tienes. 

A no ser que tengas un gama alta de última hornada, te puedes ir olvidando de Android 6.0 Marshmallow, o al menos por un tiempo. Finalmente los usuarios, entre los que me incluyo, se rinden y prefieren comprarse otro smartphone (como ocurrirá con Android Marshmallow) si quieren probar las bondades de la nueva versión, o jugarsela e instalar ROMs cocinadas en sus viejos dispositivos. 

Tecnología

Los patrones de bloqueo de pantalla son predecibles

Los patrones de bloqueo de pantalla son predecible... 1

Aplicaciones

Moments, la aplicación de Facebook para compartir fotos, ya está disponible en la Argentina

Moments, la aplicación de Facebook para compartir... 0