QPS / Tecnología

tecnología / Entran en vigor las nuevas condiciones de uso de Facebook

Se van a recopilar aún más datos, pero los usuarios también van a tener un mayor control sobre ello.

La red social Facebook cambia sus condiciones de uso. En adelante se van a recopilar aún más datos, pero los usuarios también van a tener un mayor control sobre ello. La única manera que tienen para manifestar su desacuerdo es darse de baja.

A partir del viernes 30 de enero, los usuarios tendrán más posibilidades de controlar las configuraciones de privacidad y visibilidad. Por otro lado, las nuevas condiciones de uso también traen consigo un seguimiento más detallado y más preciso del comportamiento del usuario.

Al iniciar sesión después del 30 de enero, los usuarios automáticamente aceptan las nuevas condiciones de uso, sin la posibilidad de recurrir las futuras normas. Solo tienen dos posibilidades: aceptar o darse de baja.

Las asociaciones alemanas de defensa de los consumidores recomiendan a los usuarios que lean detenidamente las nuevas reglas, que son muchas. “Facebook se permite a sí mismo recopilar y usar todas las informaciones relacionadas con el uso”, advierte la abogada Sabine Petri. Aun cuando no es posible protestar contra ciertos puntos individuales, es importante que el usuario sepa qué va a pasar con sus propios datos, subraya la letrada.

Originalmente estaba previsto que las nuevas condiciones entraran en vigor a principios de enero, pero a raíz de las protestas de organizaciones defensoras de los consumidores se decidió aplazar un mes la entrada en vigor de las nuevas normas. He aquí un resumen de los principales cambios:

– Protección de datos: Facebook pretende hacerles más fácil a los usuarios decidir quién puede ver sus contenidos. A tal efecto, existen ahora indicaciones interactivas y también posibilidades de controlar el análisis de páginas y apps visitadas. Al respecto, Petri recuerda que el propio usuario tiene que entrar en acción. En términos generales, hay que desactivar aquellas funciones nuevas con las que uno no esté de acuerdo. Y es importante ser consciente de que, a pesar de todas las configuraciones diferentes, Facebook tiene acceso a todos los datos y, eventualmente, los puede analizar.

– Datos de localización: En adelante, los datos de localización pueden ser enlazados con los de amigos y con anuncios publicitarios. Por ejemplo, si usted comparte con alguien sus datos de localización, puede ocurrir que reciba informaciones sobre restaurantes en los alrededores y noticias de amigos. Si no quiere que esto ocurra, no debería autorizar a la app de Facebook en el smartphone a acceder al módulo GPS. Sin embargo, no todas las plataformas permiten esta opción.

– Publicidad: Facebook pretende ajustar la publicidad a los intereses de cada usuario. Hasta ahora, los contenidos de los anuncios se generaban a través de los mensajes “Me gusta” y otras actividades en la red. En breve también se analizarán las páginas web visitadas y las apps usadas. Facebook está en condiciones de rastrear parcialmente en la red las actividades de sus usuarios conectados. Entonces, si el usuario compra online un par de zapatillas deportivas, podrá ver anuncios de cursos deportivos o ropa deportiva, por ejemplo. Si usted busca destinos para pasar las vacaciones, recibirá publicidad de agencias de viajes. En adelante, los usuarios de Facebook podrán juzgar la relevancia de los anuncios publicitarios. A tal efecto, el usuario podrá ver en qué grupo destinatario ha sido incluido por Facebook y por qué ve determinado anuncio. Según Facebook, el objetivo es asegurar que el usuario solo vea publicidad relevante. Aunque la nueva configuración para anuncios publicitarios les da a los usuarios un mayor control, no se pude hablar de un gran avance, opina Ulrich Kelber, secretario de Estado en el Ministerio alemán para la Protección del Consumidor. “Al mismo tiempo, Facebook obtiene de esta manera aún más informaciones de interés publicitario sobre el usuario”, advierte el funcionario.

– Nuevas funciones: Mediante nuevas funciones como un “botón de compra”, Facebook quiere atar aún más a sus clientes. Por ejemplo, la compra de productos podrá realizarse directamente a través de la cuenta de Facebook. De esta manera, la empresa no solo podrá acceder a ciertos datos de usuario, sino que podrá obtener información sobre los hábitos de los consumidores y sus datos de pago. “Desde el punto de vista de la protección del consumidor, esto está muy mal”, dice Sabine Petri. Mediante una combinación de estos datos, se pueden elaborar amplios perfiles personales. La abogada recomienda con insistencia que el usuario controle rigurosamente la visibilidad de sus entradas y que en las configuraciones de privacidad opte por permitir un análisis mínimo de los datos personales para fines publicitarios. Y los usuarios de Facebook deben estar alerta: “Usted debe verificar con cierta frecuencia si las configuraciones siguen siendo las mismas que las que usted instaló al principio”.

Fuente: Fortuna Web

ciencia

Según estudio: mayor testosterona, hombres más honestos

Según estudio: mayor testosterona, hombres más hon... 1

ciencia

Logran "deshervir" un huevo duro y devolverlo a su... 1