QPS / Tecnología

tecnología / Cómo lograr que el teléfono vuelva a ser veloz

Buenas prácticas. En mayor o menor medida, con el uso todos los smartphones pierden algo de su rendimiento. Resumimos algunos consejos para devolverle al teléfono la performance del primer día.

Debemos admitirlo: sacar un teléfono de su empaque es algo que nos provoca cierto placer y despierta expectativas de saber cómo nos llevaremos con ese nuevo “aparatito” que pasará a ser un compañero inseparable.

También es cierto que, al principio, todos los smartphones brindan una sensación favorable en cuanto a su performance. Encienden rápido, pasan ágilmente de una pantalla a otra, y también abren en pocos segundos las aplicaciones. Luego, con el paso de las semanas y el uso, esto suele dejar de ser así: entonces, la sonrisa inicial del usuario se trastoca en un gesto de preocupación y hasta de decepción.

El problema

Todos los smartphones detallan entre sus especificaciones el espacio de almacenamiento interno del cual disponen: algunos 4 Gb, otros 8 Gb y los más costosos parten de 16 Gb. Sin embargo, ese espacio no está disponible íntegramente, ya que el sistema operativo ocupa una buena parte de esa capacidad y todos los equipos requieren una cierta cantidad de espacio libre para funcionar.

A medida que vamos utilizando el gadget, el espacio de almacenamiento que queda libre comienza a ser ocupado, y esto sucede más allá de que contemos con una tarjeta microSD, en la cual por general se guardan las fotos, videos y música, e incluso algunas aplicaciones.

Sabemos que el contenido audiovisual es el que mayor espacio ocupa, y por eso lo ubicamos en la tarjeta microSD. Pero esto no impide que el almacenamiento interno se vaya reduciendo día a día. Esto se debe a que todas las aplicaciones descargadas ocupan espacio; aún las que se instalan en la tarjeta disminuyen el disponible.

No solamente las aplicaciones nos restan espacio; también el historial de llamadas, los mensajes de texto y los recibidos en los mensajeros instantáneos y el historial de páginas visitadas. Todo esto va ocupando la memoria interna y limita las posibilidades de buen funcionamiento del equipo.

La solución

Del planteo que hicimos del problema, rápidamente se desprende la solución: liberar espacio en el teléfono. Veamos qué podemos hacer al respecto.

· Contenido audiovisual: Ya hemos dicho que videos, música y fotos (en ese orden) son materiales que ocupan gran cantidad de espacio. En primer término, quitaremos la tarjeta microSD para asegurarnos de analizar sólo la memoria interna del teléfono. La forma más cómoda de evaluar el contenido de un smartphone es conectarlo a una PC y hacerlo desde la pantalla de la computadora, aunque puede realizarse sin inconvenientes desde el propio celular. Si se detecta material audiovisual, se moverá a la tarjeta de memoria externa; luego, se deberá comprobar que la cámara esté configurada para guardar por defecto en la tarjeta y no en el equipo.

· Aplicaciones: es muy frecuente que los usuarios instalemos apps para probarlas y queden allí casi sin uso. Es importante desinstalar todas las aplicaciones que no hayamos tomado el hábito de utilizar.

· Borrar caché: durante su actividad, todas las aplicaciones van ocupando espacio en caché de memoria del equipo. ¿Cuánto puede ser eso? Para relatar nuestra experiencia, podemos señalar que en un Galaxy S4 luego de 6 meses de uso, liberamos casi 2 Gb del caché. Para hacerlo, en Android se debe ingresar a Configuración > Almacenamiento > Caché.

· Borrar historiales: aunque parezca que no es así, tanto el historial de llamadas como el de mensajes de texto y el del navegador ocupan gran cantidad de espacio de almacenamiento interno.

· Volver a fábrica: si, luego de realizadas las acciones antes descriptas, no logramos que el equipo vuelva a funcionar como el primer día, nos queda el último recurso. Volver a su “versión de fábrica” es una opción que ofrecen todos los smarphones en su menú de configuración. Antes de hacer esta acción, hay que realizar una copia de seguridad de los datos del equipo (libreta de contactos, cuentas, entre otros). Esta acción vuelve el smartphone al momento en el cual lo encendimos por primera vez: el usuario deberá configurarlo íntegramente y volver a instalar las apps que eran de su preferencia.

Fuente: La Voz

fin de la intimidad

Pueden espiarnos a través de la batería del celula... 0

tecnología

Las cinco respuestas que más enojan a la gente que... 6