QPS / Sociedad

Grafología / ¿Qué dice tu firma sobre tu personalidad?

La grafología, el estudio de la firma, puede decirnos bastante sobre nuestra personalidad: ¿cómo es la tuya?

¿Qué dice tu firma sobre tu personalidad?

Mas chicas, más grandes, mas artísticas: firmas las hay de todos los colores y tamaños, y aunque no querramos creerlo, hay un lazo muy fuerte entre nuestra personalidad y esta forma de identificación que cada uno crea, con un gran componente inconsciente en su diseño.

Por ese motivo, la grafología (el estudio de la firma) puede decir mucho sobre nosotros y nuestra personalidad: ¿te animás?

Tomá una hoja de papel, firmá sobre ella con la lapicera que uses habitualmente para escribir, y analizala teniendo en cuenta estos aspectos:

Ubicación en la hoja

El lugar de la hoja que se elige para firmar cuando se dispone de una hoja amplia puede dar un panorama bastante general de la personalidad de la persona.

Quienes eligen la esquina superior izquierda suelen ser personas tímidas y reservadas. El centro del margen superior representa a personas centradas y cautelosas y el superior derecho, a personas amables y tranquilas.

Quienes firman completamente en el centro de la hoja suelen ser personas distantes y observadoras, y quienes lo hacen a la centroizquierda suelen ser reservados también.

El centro a la derecha, en cambio, representa personas amables y extrovertidas; y la esquina inferior derecha, personas abiertas, amables y espontáneas. La esquina inferior izquierda corresponde a personas distantes y cerradas.

Tamaño

A mayor tamaño de la firma, más extrovertida es probablemente la persona, y viceversa. Aunque también puede indicar a una persona tímida e insegura que necesita mostrarse a los demás. Se considera un tamaño normal entre 12 y 18 milímetros.

Legibilidad

Si la firma es legible, es decir, se puede comprender completamente el nombre, significa que el individuo se muestra a los demás con sinceridad y franqueza.

En cambio, una firma ilegible corresponde a personas más desconfiadas y que pueden tener cierta resistencia a la autoridad, o desconfiadas.

Una firma semilegible (por ejemplo si se entienden solo las iniciales, o el nombre pero no el apellido) representa a una persona que se toma un tiempo antes de entregar su confianza.

Inclinación

La orientación hacia arriba representa la propia exigencia. Si la firma se inclina hacia arriba levemente significa que la persona desea crecer y superarse, pero si es muy pronunciada puede marcar demasiada autoexigencia.

Una firma hacia abajo, en cambio, indica apatía y resignación, más profundos en cuanto más inclinada esté la firma, mientras que una firma horizontal indica una personalidad equilibrada, que acepta sus aciertos y errores.

Forma

Si en tu firma predominan las líneas curvas, esto puede ser un indicio a tus gustos estéticos, amabilidad y buenos modos, mientras que si firmás con muchas líneas rectas y angulosas, es señal de pragmatismo, orden y disciplina.

Presencia del nombre

En la firma, el nombre propio suele representar el mundo personal, íntimo e individual, y el apellido, a la familia. Por eso, la mayor presencia de uno u otro (ya sea completo o sus iniciales) indica a qué se le da más importancia.

Si el nombre está ausente quiere decir que se le da a la familia y el entorno un peso muy grande que esconde detrás a la persona; en cambio, si solo aparece el nombre propio, representa a una persona muy independiente y que tal vez no se siente representada con su familia.

Mayúsculas

A mayor tamaño y presencia de mayúsculas, más autovaloración tiene la persona. Se consideran muy grandes las mayúsculas que tienen el triple del tamaño que las otras letras, y normales las que miden el doble. Estas últimas indican una autovaloración real, y una autoestima equilibrada.

Su pequeñez y la ausencia de ellas representa humildad y valoración por el prójimo.

Rúbricas (adornos)

Si los adornos están ausentes revelan autenticidad y claridad; se acepta y se muestra tal cual es.

Una rúbrica envolvente revela una búsqueda de protección, de seguridad. Una personalidad que se protege.

La “Boca de lobo” (tipo “C”, abierta a la derecha) indica una búsqueda de refugio y protección. Si es abierta a la izquierda indica además cierta desconfianza y cuidado frente a lo desconocido y nuevo.

Un garabato que hace ilegible parte de la firma (o toda) indica una búsqueda de autenticidad y originalidad, y una mente abstracta, llena de ideas y pensamientos.

Un remolino indica una búsqueda de autenticidad y originalidad. Arremolinamiento de ideas y sensaciones.

Una linea o subrayado indica seguridad y determinación; una persona que busca concretar sus metas, enfrentando los desafíos y las nuevas situaciones.

Una firma regresiva revela una personalidad que busca seguridad para alcanzar sus metas, reforzando sus ideas antes de emprender una acción.

Un punto innecesario indica reflexión, prudencia verificadora, deseos de ejecución perfeccionista, desconfianza al porvenir.

Presión del trazo

Este aspecto de una firma habla sobre nuestro temperamento: cuanto más fuerte es, más apasionadamente se vive la vida. En cambio, un trazo liviano representa un temperamento sutil y adaptable.

Si toda esta información te ha interesado, puedes hacer un test rápido para analizar tu firma en pocos minutos, que te ayudará a ampliar la información, o consultar con un grafólogo especialista que pueda, además, aconsejarte sobre cómo modificar tu firma para trabajar los aspectos de tu personalidad que quieras.

 

Filosofía

Por que es importante "sentir" que vamos a morir y no solo saber que vamos a morir

Por que es importante "sentir" que vamos a morir y... 0

#UnCrack

[VIDEO] Trató de proteger su auto de una granizada con un curioso método

[VIDEO] Trató de proteger su auto de una granizada... 1