QPS / Sociedad

La foto que duele / Los pies sangrantes de una moza que dan la vuelta al mundo

La imagen de Facebook abrió un debate sobre lo obsoleto de algunos códigos de vestimenta que obligan a las mujeres a usar tacos altos para trabajar. Tiene más de 11 mil compartidos.

Los pies sangrantes de una moza que dan la vuelta al mundo

¿Estar obligada a usar tacos altos para conseguir o mantener un trabajo? Sí, aunque parezca una norma del siglo XIX, se sigue aplicando. Y en los últimos días dos noticias viralizaron la cuestión y abrieron un debate. 

La foto es impresionante. Unos pies manchados de sangre, junto con un par de tacones altos, también con restos de sangre. La foto ilustró el post de Facebook de Nicola Gavins que ya fue compartido más de 11 mil veces. Y servía para ilustrar la historia de su amiga -moza en un restaurante de Canadá- que fue amonestada por cambiarse los incómodos zapatos por unas chatitas cuando los pies ya le dolían demasiado, "al punto de perder una uña".

Gavins contó que la política de la cadena Joey Restaurants es que todas las camareras usen tacos de 5 centímetros, salvo específica restricción médica. Por lo que su amiga no solo fue amonestada si no obligada a usar los mismos zapatos al día siguiente. 

Muchos lectores se indignaron con el caso y opinaron que "la mujer de los pies sangrantes" debía renunciar. Otros entendieron que no era tan simple. "Me tomó un minuto darme cuenta que lo rojo era sangre. Eso es fisicamente y mentalmente inhumano", escribió uno de ellos.  

EL CASO DE NICOLA THORP 

Londres, distrito finaciero. Una mujer llamada Nicola Thorp llega a su primer día de trabajo en una consultora  para cubrir un puesto temporario. Viste cómodos zapatos sin taco. Cómodos zapatos que no convencen a sus empleadores. "O te vas a comprar unos zapatos de tacón alto -de 5 a 10 cm- o te vas a casa sin sueldo", le advierten. "Les dije: 'Si me pueden dar una razón por la cual llevar zapatos bajos va a impedirme hacer mi trabajo, entonces está bien'. Pero no pudieron. Y esperaban que hiciera un turno de nueve horas llevando y trayendo clientes a las salas de reuniones. Les dije que simplemente no me podría en tacos altos", señaló. 

Nicola decidió volver a su casa y contarlo en Facebook. Su historia también generó un debate y hasta el momento más de 100 mil personas firmaron una petición para que la obligación de usar zapatos altos para las mujeres sea ilegal. Por su lado, la consultora PricewaterhouseCoopers dice que están revisando los códigos de uniforme de los empleados.

Violencia de género

Una bestia: así dejó a su mujer de 73 años, está preso (Relato estremecedor)

Una bestia: así dejó a su mujer de 73 años, está p... 1

Astrología

Tu horóscopo de hoy

Tu horóscopo de hoy 0