QPS / Sociedad

A tener en cuenta / Los 6 alimentos que nunca tenés que meter en el microondas

Hay algunos alimentos que tristemente no saben igual cuando los recalentamos en el microondas.

Los 6 alimentos que nunca tenés que meter en el microondas

Es cierto que amamos la practicidad del microondas, gracias a él podemos calentar (incluso cocinar) nuestra comida favorita en sólo unos minutos. Pero, hay algunos alimentos que tristemente no saben igual cuando los recalentamos en el horno en lugar de la estufa.

Aunque no pretendemos que cambies tu rutina, "I Mujer" te da unos consejos para que siempre le des a tu familia comidas llenas de sabor. 

6 Cazuelas: Sin importar qué guisado tenga la cazuela, lo primero que debes hacer es añadir un poco de agua en el recipiente. Tapa con un pedazo de papel aluminio y métela al horno a una temperatura de 160 grados por alrededor de 15 minutos.

5 Pollo frito: Coloca el pollo en un refractario o sartén y cúbrelo con papel aluminio. Caliéntalo por aproximadamente 10 minutos en el horno a 180 grados, sácalo para quitarle el papel. Mételo nuevamente para seguir calentándolo hasta que las piezas estén crujientes.

4 Pizza: Aunque estés acostumbrada a recalentar la pizza sobrante en el microondas, verás que sabrá mejor si las metes en el horno convencional a 170 grados hasta que el queso esté bien derretido. Si sólo son dos rebanadas, colócalas en un sartén y caliéntalas a fuego medio en la estufa.  

3 Pasta: Dependiendo de la receta, hay varias formas de recalentar la pasta. Para calentar las que están hechas en salsas a base de aceite o crema, coloca sólo la pasta en una cacerola a fuego medio y agrega una pequeña cantidad de la grasa que usaste la primera vez, mezcla y mueve.

2 Filetes: Pueden ser filetes de res o pescado, lo que debes hacer es cortar finamente las piezas sobrantes para poder recalentarlas. Coloca la carne en un sartén y agrega un poco de aceite, calienta a fuego lento hasta que adopte un color marrón en los bordes.

1 Papas fritas: Si quieres que las papas queden como cuando las compraste o hiciste, lo mejor es que calientes un poco de aceite en un sartén antiadherente, cuando apenas comience a saltar agrega las papas y re fríelas hasta que estén crujientes. Limpia el exceso de grasa con una servilleta.

Sé que el proceso es un poco más complicado, en comparación de sólo meter la comida al microondas, pero te aseguro que vale la pena tomarte un poco más de tiempo para recalentar estos alimentos. 

Increíble

Mamá dejó un guante sobre su bebé, al otro día las enfermeras estaban impactadas con lo que pasó

Mamá dejó un guante sobre su bebé, al otro día las... 2

Nadie la conocía

Esta es la razón por la que los zapatos Crocs tienen agujeros

Esta es la razón por la que los zapatos Crocs tien... 2