QPS / Sociedad

Vas a llorar / Conocé la historia de Lydia, la mujer que comía 13 calorías por día

Pasó los últimos cinco años luchando contra la anorexia y la bulimia.

Conocé la historia de Lydia, la mujer que comía 13 calorías por día

La británica Lydia Davies (23) ahora, que está a punto de sentirse recuperada completamente decidió compartir su experiencia para generar conciencia acerca de los desordenes alimenticios. La estudiante de diseño de modas escribió un libro llamado Raw ("crudo" en inglés) y publica imágenes de su antes y después en su blog.

Estas son algunas de sus frases más fuertes:

  • "Sé que tendré problemas a largo plazo debido a mi anorexia. Tengo problemas de rodilla y de cadera. Puedo sentir que mis huesos son débiles. Incluso todavía cuando como afuera me siento culpable. Todavía siento las voces de la anorexia, sólo tuve que aprender a ignorarlas".
  • “Había momentos en los que creía que iba a morirme pero no sabía qué hacer. No podía ignorar las voces que me decían que no coma".
  • "Llegué a pesar 30 kilos. Comía 13 calorías al día. Vivía solo a coca cola light y a tres cucharadas de sopa de espárragos al día. Hoy ya no me peso pero me aseguro de comer 1.500 calorías a diario".
  • "Una noche bajé a la cocina, mi estómago me dolía muchísimo y mi corazón no se sentía bien. Recuerdo que me serví un centímetro de leche en una taza y me pareció demasiado. Entonces puse solo un milímetro, lo tomé y volví a arrastrarme hasta la cama".
  • "Consulté a seis médicos antes de que me diagnostiquen con anorexia, aunque para todo el mundo era obvio. Uno hasta me recetó píldoras para que aumenten mi apetito". 

  • "Me obligaron a dejar a la universidad y volver a vivir a lo de mis padres. Allí pasé directamente de la anorexia a la bulimia. Por las noches comía todo lo que estaba a mi alcance y al instante iba al baño y me hacía vomitarlo".
  • "Empecé a tomar dos botellas de vino al día que solamente me aumentaba el apetito y mi necesidad de vomitar".
  • "No hubo un punto de quiebre en mi enfermedad simplemente empecé a alimentarme mejor muy de a poco".
  • “Los desórdenes alimenticios son tan comunes y sin embargo muy poca gente los entiende. Las personas necesitan ver qué hay detrás de los ojos tristes del que sufre en lugar de ver solo huesos". 

Evitá los bocinazos

Te damos consejos para estacionar mucho más rapido (y bien)

Te damos consejos para estacionar mucho más rapido... 0

Te vas a sorprender

Las 10 cosas que piensan las mujeres mientras tienen sexo

Las 10 cosas que piensan las mujeres mientras tien... 0