QPS / Sociedad

Navegantes nocturnos / 8 tipos de sueños especiales (que no le contamos a nadie)

¿Tuviste alguna vez un sueño “raro”? ¿Algo que parecía “mas que un sueño”? ¿Soñaste con algo que después ocurrió en la realidad de vigilia? ¿Te encontraste en la vida onírica con alguien que ya no está presente en el mundo? Flavia Carrión, instructora del chamanismo urbano, te da una guía de 8 tipos de sueños no ordinarios.

8 tipos de sueños especiales (que no le contamos a nadie)

Quizás te preguntaste si estabas sufriendo alguna clase de desequilibrio. Probablemente no se lo contaste a nadie, para que no te miraran de forma extraña.

Sin embargo, en el mundo de los sueños existe mucho más que lo que nos han enseñado y es muy probable que ya hayas experimentado alguno de los “sueños especiales”, que describo a continuación:

1. Sueños pre-cognitivos. Son aquellos sueños en los que parecemos anticiparnos al futuro. Vemos una situación que después sucede o recibimos una noticia que después se confirma en la vigilia. 

Muchas personas experimentan estos sueños con mucho dramatismo, ya que la mayoría de las veces la información llega en forma de pesadilla, con alto impacto emocional. ¿Coincidencia? ¿Premonición? ¿Información que llega telepáticamente?

2. Sueños de visita. Son sueños en los que vemos o interactuamos con personas ya fallecidas. Estos “encuentros” suelen estar rodeados de una sensación de paz, como si esa persona hubiera venido a comunicarnos que se encuentra bien.

A diferencia de la categoría anterior, las personas que experimentan este tipo de sueños suelen despertarse con una sensación de alivio y revelación de una profunda certeza de la vida después de la muerte.

3. Sueños lúcidos. En estos sueños nos damos cuenta de que estamos soñando. A la manera de la película “Inception” (Origen), tenemos conciencia de que nuestro cuerpo está en la cama mientras visualizamos y vivimos escenas. A veces, incluso podemos cambiar algunos aspectos del sueño a voluntad.

Tener sueños lúcidos es una capacidad natural que todos poseemos. En la antigüedad, se utilizaban para la sanación. Es posible entrenarse para experimentar sueños lúcidos y de esa manera utilizarlos para hacer cambios en nuestras actitudes o descubrir soluciones para nuestros problemas.

4. Sueños compartidos. En estos sueños, dos personas sueñan lo mismo o aparecen aspectos similares en los sueños de ambas, por ejemplo detalles del lugar o los sucesos del sueño.

Son poco frecuentes, pero se producen. Hay que estar atentos. Para descubrir que hemos tenido uno de estos es necesario que adoptemos la costumbre de contarle nuestros sueños a las personas que aparecen en ellos. Es sorprendente encontrarse con estos casos porque nos muestran cuánta conexión tenemos con los demás, más allá de las distancias.

5. Sueños anidados. A veces soñamos que nos despertamos, incluso que nos levantamos, pero de pronto, nos damos cuenta de que es un sueño, y nos despertamos de verdad. A esto se le llama “falso despertar” y a veces suceden varios en una misma noche.

Si en lugar de despertar volvés a soñar, entonces has experimentado un sueño anidado. Un sueño dentro del sueño. Es como si nuestra mente hiciera trampa, fingiendo que ya nos hemos levantado, para seguir durmiendo “un ratito más”.

6. Sueño prodrómico . En estos sueños, la persona recibe información acerca de una enfermedad que está padeciendo pero de la que no ha manifestado síntomas.

El cuerpo, con gran sabiduría, envía señales; pero a veces, en la locura de la vida actual, no estamos tan atentos como para detectarlas. Entonces, la información se filtra al mundo del sueño. Muchas personas han descubierto una enfermedad de este modo y existen varias investigaciones muy serias al respecto, ya que mediante este tipo de sueños sería posible detectar rápidamente aquellas que requieren tratamiento temprano.

7. Sueño numinoso. Son los sueños en donde contactamos con figuras espirituales, guías o seres de luz. La persona que sueña recibe consuelo, mensajes o incluso orientación concreta para la vida cotidiana.

Se percibe en seguida que estos no son sueños “ordinarios” sino que existe en ellos una energía especial. Vale la pena, después de un sueño de estos, meditar sobre el mensaje recibido. Muchas veces suceden grandes revelaciones en ellos. 

8. Sueños “Eureka”. Son sueños en donde se descubre la solución a un problema. Es un clásico de los investigadores de este tema el famoso sueño del científico Von Kekulé, a través del cual resolvió un problema de química que lo estaba volviendo loco.

No fue el único. El creador del helicóptero, el de la máquina de coser y cientos de inventores y artistas (entre ellos John Lennon, con su tema “Imagine”), afirman haber traído de un sueño sus mejores creaciones.

Los sueños no solo son las maquinaciones nocturnas de nuestro subconciente. También constituyen un campo enorme de información y experiencia que nos permite explorar la realidad, transformarnos a nosotros mismos e incluso a sanar.

Comenzá a valorar tus sueños. Cada uno guarda un tesoro maravilloso de crecimiento.

Flavia Carrión es antropóloga, co-fundadora de la Escuela de Espiritualidad Natural, creadora del sistema de entrenamiento en Sabiduría Ancestral Aplicada: "Chamanismo Integral".

#PorPaloma

Le tapó el hocico a su perro con cinta y tuvo el peor castigo

Le tapó el hocico a su perro con cinta y tuvo el p... 2

Astrología

Tu horóscopo para hoy

Tu horóscopo para hoy 0