QPS / Salud

Tu celular está arruinando tu postura y tu estado de animo

Cuando utilizamos nuestros teléfonos, la tensión en nuestro cuello aumenta en 30 kilos.

Tu celular está arruinando tu postura y tu estado de animo

Los teléfonos inteligentes han transformado nuestra vida en millones de sentidos. En la actualidad, es común ver cenas románticas y familiares en donde la única interacción se da con las pantallas táctiles. Los smartphones suelen ser criticados por la adicción a la conectividad que generan, pero a la lista de consecuencias sociales se une una nueva a considerar:  los teléfonos inteligentes arruinan la postura. Un daño que no es sólo físico, sino que repercute en lo psicológico.

Ver a personas encorvadas revisando sus Smartphone se ha convertido en una postal de nuestra época. Lo que no sabíamos es que para distintos fisioterapeutas del mundo la postura ya tiene un nombre: iJoroba, Cuello de Texto o iPostura.

La cabeza pesa entre 4 y 5 kilos. Cuando doblamos el cuellos hacia adelante en 60 grados, tal como hacemos cuando utilizamos nuestros teléfonos,  la tensión en nuestro cuello aumenta en 30 libras(el peso de unos cinco galones de pintura). El terapeuta nuevozelandeses Steve August cuenta que hace treinta años solo trataba a abuelas y bisabuelas con jorobas, pero que desde hace poco se está comenzando a ver la misma espalda curva en adolescentes.

Estudios han demostrado que personas con depresión clínica tienden a llevar sus cuellos doblados hacia adelante, los hombros derrumbados y los brazos hacia adelante. Posición que se asemeja misteriosamente a la iJoroba.

Pero la postura no sólo refleja nuestros estados emocionales. Un estudio de psicología de la saludrealizado por Shwetha Nair demostró que también puede causarlos. El experimento asignó a los sujetos participantes posturas erguidas o encorvadas y luego se les hizo responder preguntas en un simulacro de entrevista de trabajo. Las conclusión fue que la postura afectó las respuestas de los entrevistados, ya que según análisis lingüísticos, las respuestas de los participantes “encorvados”reflejaron más baja autoestima, negatividad y miedo.

En un artículo del New York Times, Maarten W. Bos y Amy Cuddy llevaron acabo una investigación preliminar. En el experimento, se le asignó aleatoriamente a cada participante 4 dispositivos electrónicos que variaban de tamaño (un smartphone, una tablet, un ordenador portátil y una computadora de escritorio), para que interactuaran con ellos durante 5 minutos.  Después de que el tiempo del estudio claramente había concluido, los investigadores se fijaron en cuánto tardaba cada participante en preguntar si podían salir de la sala. Lo que descubrieron era que el tamaño del dispositivo afectaba significativamente a la comodidad de los sujetos. Los participantes con la postura más desgarbada resultaron ser menos resueltos y los menos propensos a luchar por ellos mismo en determinada situación.

De hecho, parece que hay una relación lineal entre el tamaño de su dispositivo y la medida en que le afecta: cuanto más pequeño sea el dispositivo, más se debe contraer el cuerpo para usarlo, y cuanto más encogido y hacia el interior sea la postura, más propensos a ser sumisos.

Como difícilmente vayas a renunciar a tu Smarthphone o iPhone, a continuación, te damos algunos consejos para luchar con la iJoroba: Mantén tu cabeza y hombros hacia atrás cada vez que miras la pantalla del teléfono, incluso si eso significa sujetarlo al nivel de los ojos. También puedes probar con masajes entre los omóplatos y a los largo del cuello para restaurar la elasticidad.

#LaRutaDeLaMuerte

"Salta de luto": el emotivo mensaje que se viralizó en las redes sociales

"Salta de luto": el emotivo mensaje que se viraliz... 1

Salud

IMAC apunta a la formación de sus ginecólogos y obstetras

IMAC apunta a la formación de sus ginecólogos y ob... 0