QPS / Salud

Sexualidad / Problemas sexuales que no figuran en los manuales

Muchas veces nos consultan mujeres, varones o parejas con problemas que afectan mucho su intimidad que se presentan en algunas situaciones y muchas veces los libros y manuales no las reconocen como problemas sexuales.

Problemas sexuales que no figuran en los manuales

Trastornos del cortejo. Manuel (25 años): Me cuesta mucho acercarme a una mujer y sufro mucho por esto. Mis amigos dicen que soy muy tímido y no sé que hacer.

Para algunos la indecisión suele ser un gran problema, y por eso mostrar sus deseos les suele llevar mucho tiempo. Son víctimas del "Trastorno del cortejo". Se trata de personas (varones o mujeres) que les cuesta hablar por teléfono o pasar por delante de quien le parece atractivo, menos aún percibir si del otro lado hay "onda". Muchos tienen problemas para lograr establecer vínculos o lograr acercarse a la mujer o varón que les atrae. En algunos casos esto solo sucede cuando hay interés amoroso o sexual, porque con otro tipo de relaciones pueden ser muy efectivos, pero en muchos otros casos trastoca todo tipo de vínculo. La inhibición, uno de los ejes de este problema, puede llegar a tal punto que se desarrolla una fobia.

El enfrentarse a una persona, hablarle, invitarla y hasta llamarla por teléfono suele ser una situación muy angustiante. Aparecen síntomas como sudoración, calores, palpitaciones, sensación de querer huir y evadir ese momento.

Para algunos la única manera de que no aparezcan estos síntomas es el chat o los vínculos por internet, actividad que puede tener un lado positivo si se controla y se utiliza como herramienta guiada desde lo terapéutico en busca de ir paso a paso adquiriendo confianza. 

Como estos cuadros se caracterizan por una gran sensación de inseguridad y falta de autoconfianza es importante comenzar a trabajar por allí. Enseñar a recuperar la autoestima y brindarle a la persona herramientas para poder confiar en sus capacidades es fundamental, además de trabajar con el manejo de la ansiedad. 

Algunos varones que sufren de este problema, al sentirse frustrados por no poder llevar a cabo la conquista, reaccionan de muy mala manera frente a las mujeres a veces poniéndose agresivos irónicos y desvalorizándolas. Actitud que por supuesto termina por sentenciar cualquier posibilidad de acercamiento de la otra parte aunque hubiera interés.

Incompatibilidad Sexual. Afecta a aquellas parejas cuya unión no estuvo motivada exclusivamente por el atractivo sexual sino más bien por otros factores como seguridad afectiva, deseo de formar una familia o presiones externas. Ser el protagonista de una situación de incompatibilidad sexual puede ser más frecuente de lo que parece. Pero a las parejas les cuesta mucho hablar del tema, comentar con libertad los gustos de cada uno en relación al sexo. Se crea un misterio en torno al tema que para muchos puede ser un tabú. Se quedan con la mala experiencia hasta que lo vuelven a intentar y creen que será cuestión de suerte acertar y tener una relación íntima satisfactoria, pero esto no es así.

Una pareja tiene que trabajar mucho si se ve afectada por una disfunción. Así como hay parejas que de sólo verse, estallan, otras pueden tener una excelente relación, pero cuando quieren traspasar las fronteras, se queden en un simple avance que no da los resultados esperados.

Discronaxias sexuales. Juan Carlos (38 años): Suavemente entre en la cama de mi mujer, y comencé a acariciarla con suavidad; tentándola a la aventura. Pero sucedió lo que ya había pasado otras veces. Me dijo: "ahora no tengo ganas". 

Seguramente esta situación no resulta demasiado infrecuente. Se la denomina "discronaxia sexual" y se la define como la diferencia en los ritmos sexuales de la pareja, que no puede ser solucionada a través de la comunicación entre ambos integrantes. 

Pero importa mencionar que la discronaxia se presenta fundamentalmente porque la sexualidad es un ámbito que todavía encierra grandes incógnitas para la pareja. Es culturalmente importante comenzar a desarrollar el hábito de la comunicación íntima. 

Como, además, el tema está cargado de implicancias afectivas que involucran al compromiso, a los proyectos, etc., si hay variaciones en el ritmo erótico, aparecen en la cabeza de muchas personas fantasías amenazantes respecto de esas situaciones. Así es como se llega a la película que nadie quiere ver. "Las frases 'ya no le gusto', 'no la/o satisfago', "estará pensando en otro/a", "estará enferma/o', 'se habrá acabado el amor', entre otros pensamientos deserotizantes, o generadores de enfado, se presentan en general en el miembro más activo de la pareja. Mientras que en el de menor deseo, la presión y el enfado empiezan a generar otros razonamientos relacionados con las sentencias: 'lo único que le interesa es el sexo', 'me desea pero no me ama', 'si no cedo puede irse con otra', etc. De esta manera surgen trastornos emocionales (y en forma creciente) para ambos integrantes de la pareja. Y aparecen muchos malos entendidos. Incluso se hacen cosas que no se desean, con tal de ceder a la demanda y no generar más conflictos. Se oculta el problema bajo una aparente sincronización de los tiempos. Pero, como esto es artificial, el que se esfuerza por alcanzar al otro termina transformando su relación sexual en un "deber".

Síndrome del viudo. Muchas personas que han sufrido una pérdida significativa sufren lo que llamamos síndrome del viudo. Se trata de un estado mental doloroso que, nos hace vivir en un estado de permanente anestesia emocional. Esta anestesia le permite negar la aceptación de la pérdida y en esa negación encuentra el refugio seguro para evitar el dolor.

Juan (61 años): Hace 2 años que murió mi esposa de una larga y dolorosa enfermedad, sufrí mucho durante ese tiempo, he quedado con un vacío. Estuvimos 30 años casados y siempre fui un hombre fiel. Desde hace 1 mes, estoy saliendo con una amiga que me presentaron, me gusta pero cuando me acerco a acariciarla o besarla siento miedo, hemos intentado mantener relaciones y perdí la erección. Estoy muy preocupado. ¿Qué puedo hacer?

Cuando entra en una relación afectiva de intimidad se bloquea por el miedo que le invade en ese momento, lo cual le impide besarla y acariciarla y por los sentimientos de traición a la esposa, pues cree que le está siendo infiel. Luego de un fallo eréctil se establece un círculo que puede perpetuarse por años, y este círculo sólo se rompe a través de la psicoterapia sexual. Pero importa también analizar cómo fue la sexualidad con la persona que perdió. Muchas veces se excusan en que ya están "veteranos" o "no es correcto" cuando en realidad son disfunciones que tuvieron toda su vida. A veces, las mujeres viudas, al comenzar una nueva relación, padecen de "vaginismo" o contracción involuntaria de los músculos peri vaginales para evitar ser penetradas.

Por Lic. Diana M. Resnicoff - Psicóloga clínica. Sexóloga clínica

Plus de placer

Incorporar los 5 sentidos al sexo

Incorporar los 5 sentidos al sexo 3

#LaRutaDeLaMuerte

"Salta de luto": el emotivo mensaje que se viralizó en las redes sociales

"Salta de luto": el emotivo mensaje que se viraliz... 1