QPS / Salud

#ConsejosÚtiles / ¿Problemas con el mal aliento? Seguí estos consejos y dejá de avergonzarte

A veces, nuestra boca puede exhalar un aire desagradable y avergonzarnos por sobremanera. En esta nota te dejamos los consejos más últiles para que combatas la Halitosis como un/una campeón/ona.

¿Problemas con el mal aliento? Seguí estos consejos y dejá de avergonzarte

Hay muchas razones por las cuales se puede tener mal aliento. Normalmente se relaciona con una inadecuada higiene oral o con la falta de regularidad en el aseo que favorece que las bacterias presentes en la boca liberen sustancias azufradas, que son las que causan el mal olor.

La halitosis es algo común en algún momento del día, sobre todo cuando nos levantarnos por la mañana o tras un ayuno prolongado. TN explica más sobre este fenómeno:

Según la Asociación Odontológica Argentina (AOA), en las bocas sanas, el aliento desagradable puede deberse al descuido de la higiene y al no uso del hilo dental, razón por la cual hay más placa bacteriana y falta la acción protectora de los fluoruros de las pastas dentales. 

También por comer mal, a deshora, picoteando comestibles con baja calidad nutricional o por ingerir algunos alimentos como cebolla, ajo o carnes rojas y blancas, huevos, lácteos y bebidas alcohólicas. Otro causa del mal aliento pueden ser las amígdalas, cuando comienza a desarrollarse una faringitis o amigdalitis o anginas.  

Por otra parte, la boca seca o la escasez de saliva, también se relacionan con la halitosis. Entre las causas se encuentran consumir medicamentos, respirar por la boca o largas conversaciones. La saliva está compuesta mayormente por agua y, además, por diversas sustancias químicas que tienen propiedades para mantener la cavidad bucal limpia y lubricada. El síndrome de boca seca crónico provoca que la saliva sea más ácida y que favorezca el crecimiento bacteriano.

Durante el sueño, también, la cantidad de saliva disminuye y no se cumple la acción de lubricante y de limpieza que brinda la saliva. Dormir con la boca abierta, por ejemplo, produce un resecamiento de la cavidad bucal y, consiguiente, deviene el mal aliento. Otro motivo son las prótesis fijas o removibles, que, para evitar que produzcan halitosis, requieren una buena higiene diaria y la limpieza del profesional en forma periódica.

El tabaco se impregna en la mucosa de la boca y en los dientes y produce un olor particular en el aliento que puede permanecer presente más de un día. Además, la nicotina y el alquitrán disminuyen el flujo de saliva.

Desde la AOA proponen algunas medidas para lograr un aliento fresco.

  1. Cuidar la salud bucal, realizando un tratamiento odontológico específico para las lesiones de caries y enfermedades de las encías.
  2. En forma regular, mantener una buena higiene bucal con cepillo e hilo dental después de cada comida y antes de ir a dormir.
  3. Cepillar el dorso de la lengua diariamente con accesorios especiales para lengua.
  4. Limpiar diariamente las prótesis, placa de descanso o aparatos de ortopedia.
  5. Evitar ingerir alimentos con cebollas, ajos, especies y bebidas alcohólicas. No fumar y, si es necesario, realizar un tratamiento para el síndrome de la boca seca.
  6. No ocultar la halitosis con golosinas y pastillas de menta porque solo brindan una solución transitoria.

Amenaza

Qué es mayaro, el virus con presencia en América Latina que comienza a preocupar a científicos

Qué es mayaro, el virus con presencia en América L... 2

Hoy es lunes

Te dejamos "la dieta de fruta" para bajar hasta 6 kilos en 5 días

Te dejamos "la dieta de fruta" para bajar hasta 6... 0