QPS / Salud

Chau dolores / Paso a paso: creá tu almohada térmica con semillas

Para quienes sufran de contracturas, dolores e inflamaciones estos objetos son ideales, ya que según se coloquen a temperatura fría o caliente será de gran ayuda para aliviar las molestias. Si bien se pueden comprar hechas, te mostramos cómo confeccionarlas.

Paso a paso: creá tu almohada térmica con semillas

Estas almohadas están rellenas con semillas que sirven para relajarnos gracias a que se adaptan a nuestro cuerpo y tienen distintas funciones según a qué temperatura las usemos.

  • En caliente sirven para disminuir los síntomas de artritis, de espalda, cólicos, dolor muscular o de cuello.
  • En frío ayudan contra las inflamaciones, moraduras,  síndrome del túnel carpiano, fiebre, pies cansados, migrañas y estrés.

¿Cómo puedo hacerla y cómo debo utilizarla?

Se necesitan los siguientes materiales:

  • Tela de algodón que podamos introducir en el microondas (también podés reutilizar una toalla, por ejemplo). Lo normal es elaborar una almohada no excesivamente grande, una de 50cm x 35 cm, sería ideal, pero todo depende de tus propias necesidades.
  • Podemos rellenar la almohada de aquello que más te guste, te damos una idea: semillas de soja, maíz, arroz, trigo sarraceno, etc. Los garbanzos son recomendables porque pueden llegar a dar una hora de calor, y son fantásticos para la espalda por su forma redondeada. Los huesos de cereza, por ejemplo también conservan el calor durante mucho tiempo.

Las cantidades dependerán del tamaño que quieras para tu almohadón. Podés introducir también lavanda, canela o las hierbas aromáticas que desees, ya que cuando lo calentemos saldrá el olor.

Pasos a seguir:

  • Cortar la tela con la forma que desees y coserla, dejando una apertura para introducir las semillas.
  • Llenar con semillas, que quede mullida pero no colmada. Introducirlas de a poco y cerrar ese agujero.

Cómo utilizarla:

¿Cuándo se recomienda usar la almohada caliente? Cuando nos duela el cuello, tengamos dolores musculares, dolores menstruales, cólicos, gripes, artritis. Ponerla en el microondas un minuto y probar. Nunca calentarla por más de 5 minutos ya que correremos el riesgo de que se queme, por eso hay que hacerlo a intervalos cortos para ir probando.

Ponerlo a calentar junto a un vaso con agua para evitar que las semillas pierdan la humedad y por ende sus propiedades.

¿Cuándo se recomienda usar la almohada fría? Es muy adecuado cuando sientas por ejemplo dolor de cabeza, dolor de muelas, fiebre, inflamaciones o cuando desees refrescarte un poco.

Normalmente el relleno dura un año, así que cuando haya que cambiarlo, hay que abrirla y repetir los pasos anteriores.

Lo que hay que saber

5 mitos sobre el VIH, ¿qué es cierto y qué no?

5 mitos sobre el VIH, ¿qué es cierto y qué no? 1

Sorprendente

Esto es lo que le pasa a tu cuerpo si hacés el amor todos los días

Esto es lo que le pasa a tu cuerpo si hacés el amo... 17