QPS / Salud

"No hay depresión que se resista a un tratamiento"

Es el trastorno mental más frecuente en todo el mundo. Un experto destacó la importancia de reconocerlo y tratarlo precozmente.

"No hay depresión que se resista a un tratamiento"

La depresión, o como la llama la psiquiatría, el "Trastorno Depresivo Mayor", es una enfermedad frecuente en todo el mundo. Según estimaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) afecta a unos 350 millones de personas y consituye la primera causa de discapacidad. Esta afección es distinta de las variaciones habituales del estado de ánimo y de las respuestas emocionales breves a los problemas de la vida cotidiana.

Puede convertirse en un problema serio de salud y causar gran sufrimiento y alterar las actividades laborales, escolares y familiares. Es por este motivo que resulta fundamental su detección para brindar al paciente el tratamiento y control adecuado de esta dolencia.

"Cada vez más se trata de llegar a un diagnóstico precoz y no esperar a que los síntomas se instalen los síntomas clásicos de la depresión como la falta de voluntad para las cosas, angustia profunda o ansiedad extrema", señaló el doctor Miguel Ekizian, médico psiquiatra y psicoterapeuta.

Signos Tempranos

Para poder anticiparse, el especialista señaló que "hay síntomas previos que hay que detectar. Uno de ellos es el hecho de que una persona arranque su jornada no muy bien por la mañana, mejore al mediodía y se sienta muy bien por la noche. Este ritmo debe ser observado porque puede ser que anticipe un cuadro depresivo".

Otro aspecto es el sueño. Solemos pensar que tomamos la decisión de ir a dormir. Sin embargo hay centros cerebrales que trabajan para que se pueda lograr el descanso. De acuerdo al doctor Ekizian, cuando la dificultad para conciliar el sueño es inicial, se debe a que hay una ansiedad en puerta que lo impide. Por otra parte, cuando el insomnio se presenta por la mitad de la noche entre las dos y las tres de la mañana o entre las cuatro y las cinco, ese despertar también puede ser el timbre de una depresión futura.

La ansiedad también un aspecto muy presente en la consulta con el especialista. "Hay personas que viven ansiosas de manera crónica y mal que cada vez más recurren a la automedicación con tranquilizantes para estabilizar su estado anímico. Sin embargo, lo púnico que hacen es enmascarar o tapar un cuadro que, cuando se blanquea, resulta ser un cuadro depresivo clásico", indicó Ekizian.

Fármacos y herramientas terapéuticas

Afortunadamente, existen muchas maneras de ayudar a las personas con depresión. En la actualidad, existe un número importante de medicaciones que han hecho una revolución en el tratamiento de esta patología.

En relación a ello, "en el año 2000, la OMS decretó con alegría que no hay depresión que se resista a un tratamiento. Más allá de las causas que pudieran originarla todas pueden acceder a tratamientos de diferentes tipos", señaló el especialista. Si bien en la última década no han surgido nuevas drogas, según reconoció el doctor Ekizian, aquellas que están disponibles son muy buenas y son medicamentos que trabajan sobre los neurotransmisores cerebrales. Hay varias familias de estos fármacos que se denominan psicofármacos.

Por otra parte, "hay otra familia se agregó al arsenal terapéutico, que proviene de la neurología y, por lo tanto, no es un psicofármaco. Se trata de los estabilizantes del humor que son medicamentos que ayudan y mucho a que el paciente no tenga ciclos depresivos sino que pueda estar mantenerse estable", destacó Ekizian.

El tiempo de respuesta del paciente a la medicación va a depender de qué causa la depresión. Sin embargo, según reconoció el experto, gracias a la batería de fármacos disponibles, se puede empezar a percibir los beneficios a partir de alrededor de los 10 días de iniciado el tratamiento. "Puede verse una pequeña mejoría a los cinco días que se va a ir instalando y poniéndose más firme y más estable", agregó.

Medicación y psicoterapia

Hay personas que se resisten a la toma de antidepresivos que platean la disyuntiva entre el uso de medicación, la psicoterapia o un complemento de ambas. En este sentido, el experto recordó que "somos seres integrales, espirituales, mentales y corporales en relación. La psicoterapia es importante y constituye un acompañamiento". Sin embargo, el tipo de indicación para esta intervención depende en qué fase del cuadro se encuentra el paciente. "Hay casos, en la mayoría de estos trastornos psiquiátricos, en los que cuando el paciente está depresivo, la psicoterapia tiene que ser de apoyo y la herramienta para el cambio tiene que ser farmacológica" aseveró el doctor Ekizian.

Sin embargo, una vez que el paciente comienza a estabilizarse y tiene una mayor comprensión, concentración y ánimo, la psicoterapia puede resultar beneficiosa para trabajar planteos. Según señaló el doctor Ekizian, invertir el orden de estas intervenciones podría "generar más angustia, una falsa expectativa y prolongar un tratamiento que el cuerpo necesita, porque cuando uno está deprimido, hay un órgano que está sufriendo, que es el cerebro".

De principio a fin

Muchas veces, al estabilizarse y sentirse mejor el paciente consulta a su médico por cuánto tiempo más deberá seguir con la medicación. En relación a este aspecto, si recibe tratamiento de un psiquiatra que también es psicoterapeuta o que trabaja en equipo, debe ser observado. "En general, hay que pensar que menos de cuatro a seis meses no va. Tiene que mantener el tratamiento por este período o incluso hasta un año y medio o dos", indicó el especialista. Durante este proceso de tiempo, el profesional irá observando la evolución del paciente y comenzará a bajar la medicación de modo paulatino, en la medida en que pueda determinar que el paciente consiguió lograr el equilibrio necesario.

Curso gratuito

IMAC celebra la "Semana del Prematuro" con un curso de especialistas

IMAC celebra la "Semana del Prematuro" con un curs... 2

Salud

Realizaron en EE.UU un "histórico" trasplante de cara

Realizaron en EE.UU un "histórico" trasplante de c... 0