QPS / Salud

Los mejores secretos para tener un sistema inmunológico fuerte

La barrera protectora del cuerpo contra enfermedades es de vital importancia, pero muchas veces no sabemos cómo cuidarla.

Los mejores secretos para tener un sistema inmunológico fuerte

Cuidar la salud en el ritmo de vida actual suele ser una tarea muy difícil. Muchas veces tiene que ver con la vorágine cotidiana, con falta de tiempo o simplemente con el desconocimiento, pero lo cierto es que atender a cada uno de los detalles que se necesitan para una vida sana no siempre es posible.

Sin embargo, es muy importante tratar de hacerlo. Para esto, en esta nota te damos algunos tips para tener un sistema inmunológico a prueba de todo.

Tener un peso saludable: estar excedidos del peso ideal es peligroso para la salud y aumenta el riesgo de sufrir enfermedades coronarias, colesterol o diabetes, entre otras. Además, suele estar relacionado con otras conductas de riesgo como comer mal y no hacer actividad física.

Controlar la ingesta de alcohol: no tiene nada de malo tomar uno o dos vasos de cerveza o vino cada tanto, pero cuando ese consumo se hace habitual o diario puede implicar una conducta de riesgo. El cuerpo puede sufrir un proceso de inmunodeficiencia, puede afectar los niveles de sueño, los hormonales y, sobre todo, aumenta las probabilidades de sufrir enfermedades cardiovasculares.

Evitar el consumo de drogas: casi todos los tipos de estupefacientes, pero sobre todo las drogas duras, afectan el normal funcionamiento del sistema inmune. Además aumenta el riesgo de asma y de infecciones, dado que la mayoría de las drogas tienen efecto inmunodepresor.

Regular la cafeína diaria: hasta una taza de café por día no implica riesgo, pero un consumo más elevado no es para nada saludable y puede provocar deshidratación.

No fumar: como es bien cabido, el cigarrillo de tabaco trae consigo miles de contraindicaciones. Debilita el sistema inmune, provoca un aumento del riesgo de sufrir enfermedades respiratorias y de corazón, interfiere en los niveles de oxígeno que llegan a los órganos.

Realizar actividad física: el ejercicio favorece en infinidad de sentidos al sistema inmune. Son recomendables 3 horas de actividad semanales, como mínimo.

Tener el calendario de vacunación al día: este punto suele estar mucho más observado en niños pequeños y preadolescentes. Sin embargo, los adultos también deben que tener el régimen de vacunas completo y al día, según edad, periodo y zona de residencia.

Estar atento a los resfríos: suelen ser un muy buen indicador de la salud y del estado del sistema inmune. Sufrir muchos puede ser la señal de que el sistema inmunológico está fallando en algún sentido.

Dormir bien: el sueño es fundamental para el buen funcionamiento del cuerpo en general y del sistema inmunológico en particular. El organismo, como así también la mente, necesitan tener un buen descanso, sobre todo porque allí es cuando se generan la mayoría de los anticuerpos que defienden al organismo de ataques externos.

Tener una dieta balanceada: comer frutas y verduras a diario, beber por lo menos dos litros de agua por día, incluir pescado y carnes en dosis parecidas, incorporar legumbres y semillas, evitar la ingesta de grasas, fritos y azúcares refinados.

Salud

El posparto del que nadie te habla

El posparto del que nadie te habla 5

Salud

El "reloj sexual": cuáles son los mejores momentos eróticos del día

El "reloj sexual": cuáles son los mejores momentos... 0