QPS / Salud

Sexo / Estos son los siete tipos de orgasmos femeninos

"Todo tiene que ver con la creatividad", dice la especialista en sexualidad Mariela Tesler, y es hora de que empieces a probar

Estos son los siete tipos de orgasmos femeninos

“Los argentinos consideran que la sexualidad siempre es genitalidad. Y no es así”, reveló a Infobae la especialista en sexualidad Mariela Tesler. Lo cierto es que, especialmente para la mujer, hay múltiples posibilidades de llegar al clímax sin que haya penetración

En realidad, el porcentaje de mujeres que logra llegar al gran “O” sin ningún otro estímulo que la penetración es bastante chico: ”Se interpreta que el orgasmo es por penetraciones y en las mujeres no se da en un alto porcentaje. Solo alrededor del 15% prefiere la penetración a la estimulación”, explicó.

No hay un orgasmo igual a otro y aunque no haya una definición exacta, la ciencia intentó develar de qué se trata. Algunos estudios diferenciaron el orgasmo masculino del femenino y según un informe de Clinical Anatomy para las mujeres, el clítoris sigue siendo el principal protagonista.

El clítoris es el centro de placer femenino por excelencia y la parte del cuerpo con “mayor concentración de terminaciones nerviosas”. El orgasmo se produce después de suficiente estímulo y excitación, lo que provoca en el cerebro una descarga de neurotransmisores encargados de contraer los músculos del suelo pélvico, útero y vagina. Es el primer tipo de orgasmo. Pero hay más.

A través del punto G

El punto G cobró mucha fama de manera repentina. “En el último congreso de sexualidad en Argentina ya hablan de zona G, ubicado a 7 centímetros de la entrada de la vagina. Pero no es exacto, puede variar en cada mujer, por eso importante ir descubriendo las zonas sensibles de cada una”, dijo Tesler.

Una reciente investigación del Instituto de Ginecología de San Petersburgo, en Estados Unidos, aseguró haber encontrado el punto G en todas las mujeres, con un tamaño variado y una estructura neurovascular compleja. En un 87,5% de ellas, se localizó en el lado izquierdo y en el resto, en el derecho.

Por ‘otros puntos’

No sólo el punto G es el único sensible de la vagina. Se ha hablado de otro como el “U” -situado entre el clítoris y la entrada de la vagina- y el “A” -en la pared anterior, entre el punto G y el cuello del útero-.

“Lo cierto es que hay muchos centros de placer. Lo importante es que la mujer los descubra y no buscarlos como si fuera un mapa porque eso puede traer mucha frustración. A medida que los encuentre podrá experimentar nuevos y diferentes orgasmos”.

Por caricias en el pecho

Según el artículo publicado en la revista Science of relationships, algunas mujeres son capaces de llegar al clímax sólo mediante las caricias en sus pechos por medio de la excitación que produce las terminaciones nerviosas de la zona. Esto depende, claro, del nivel de sensibilidad de la mujer más que de la pericia de su pareja.

“Hay un bajo porcentaje pero existen mujeres que alcanzan así un orgasmo. De hecho desde la filosofía oriental la energía empieza a estimularse desde el pecho. Los pechos son el polo positivo y la zona genital femenina es el polo negativo. La energía sexual siempre tiene que fluir desde un polo positivo o negativo. Lo ideal es empezar a estimularla por la zona de los pechos”.

Ese lugar tabú

La búsqueda del placer no responde a tabúes, y muchas mujeres encuentran su liberación en el sexo anal. No sólo se sabe que este tipo de orgasmos existe, sino que además los hay de distintos tipos.

Dijo Tesler: ”Es una zona súper estimulante. Pueden incluso ser orgasmos más fuertes que los vaginales”, siempre y cuando se tomen las precauciones necesarias.

Con un beso

“Es más difícil pero en el beso hay muchísimo intercambio y uno muy apasionado puede predisponer a un orgasmo. Tendemos a buscar el placer siempre entre las piernas, pero a veces llega con algo tan simple como un beso”, aseguró la especialista.

Con la mente

La piel está plagada de zonas erógenas, sin embargo, se puede llegar al orgasmo sólo con el poder de la mente. Un claro ejemplo son los orgasmos en sueños. La mente puede potenciar la sexualidad o anularla, y de ella depende el resultado final.

#ConsejosÚtiles

Así es la dieta "de los 3 días", que reduce la panza y redefine los contornos de la cara

Así es la dieta "de los 3 días", que reduce la pan... 0

El semental turco

A los 95 años es un atleta sexual: conocé sus secretos

A los 95 años es un atleta sexual: conocé sus secr... 3