QPS / Salud

A tener en cuenta / Esto pasa si te lavas con agua muy caliente el pelo

Agua fría o caliente ¿cuál es la diferencia?

Esto pasa si te lavas con agua muy caliente el pelo

Quizás has oído información contradictoria sobre la temperatura adecuada a la que deberías lavarte y enjuagar tu pelo. Tu melena es una criatura delicada, por cierto, y si quieres verte bien tienes que tratarla de la manera correcta y a la temperatura correcta.

Temperaturas moderadas

Una ardiente ducha caliente puede sentirse bien, pero esa agua súper caliente no le hará ningún favor a tu pelo. El estilista y dueño de un salón de belleza David Edery dice a la revista "Good Housekeeping" que el agua muy caliente es demasiado para que tu melena soporte y de hecho hará que tus mechas se vean planas y sin vida. En vez de ello, baja la temperatura y haz que el agua sea agradable y moderadamente tibia, lo que ayudará a generar espuma y disolver el jabón son hervir tus cabellos.

Un enjuague frío

Si quieres darle a tu pelo algo de ayuda en la ducha, enfríala un poco. Luego de que te has puesto champú y acondicionador, dale a tus mechas un enjuague final con agua fría, esta cerrará tus cutículas, fijará el acondicionador y le dará a tu pelo una dosis extra de brillo. No te preocupes, no te tienes que parar tiritando bajo el agua helada durante todo un minuto ni nada como eso, unos rápidos tres segundos de un enjuague frío pero no congelado será suficiente.

Si simplemente no puedes soportar la idea de poner agua fría en tu cabeza, incluso por tres segundos, tienes otra alternativa: sólo usa la configuración de aire frío de tu secador de pelo. Seca tus mechas de la manera que lo haces normalmente, y una vez que todo esté seco, cambia el interruptor hacia el aire frío y dale a tu melena un soplido helado. Suavizará tu pelo casi tan bien como un enjuague con agua fría, sin darte escalofríos.

Antes de poner champú en tu cabeza, frótalo y genera un poco de espuma en tus manos un poco. Esto emulsificará el champú y te dará una espuma abundante con la que trabajar. Cuando te pongas el acondicionador, recuerda la regla de abajo hacia arriba: comienza en las puntas y sigue avanzando hasta la raíz. Dado que tu cuero cabelludo es la parte más grasosa de tu cabeza, tus raíces necesitan menos acondicionador que las puntas secas y sobre acondicionar las raíces puede hacer que tus mechas se vean planas y muy grasosas.

De no creer

Imagen ilustrativa

Recuperó la vista tras recibir un trasplante de có... 0

#ConsejosÚtiles

Siete trucos para tener buen sexo toda la vida

Siete trucos para tener buen sexo toda la vida 1