QPS / Salud

Bienestar / ¿Es posible morir de ira?

Según un reciente estudio, enojarse mucho puede aumentar las probabilidades de una muerte temprana entre los hombres. Detalles de la investigación

¿Es posible morir de ira?

Para las personas irascibles, los embotellamientos, los trámites y hasta las demoras en un comercio pueden ser una verdadera tortura. Una investigación de la Universidad de Iowa en Estados Unidos sugirió que tener demasiada ira puede aumentar las posibilidades de morir de forma temprana, por lo menos en los hombres.

El estudio, que fue publicado esta semana, recogió datos de más de mil hombres que rondaban los 40 años. Aquellos que pertenecieron al grupo del 25% 'con más enojo' tuvieron más riesgo de morir prematuramente en comparación con el resto.

Los niveles de ira se medían inicialmente cada año entre 1968 y 1972 con una simple pregunta: "¿Te enojas con facilidad?". La frecuencia con la que los participantes dijeron que sí se relacionaba directamente con el riesgo que tenían de morir antes (correlación que se mantuvo incluso después de tener en cuenta los ingresos, el estado civil, si fumaban y otros factores que afectan la mortalidad prematura).

La edad promedio de los hombres al inicio del estudio era de poco menos de 30 años, pero los efectos de esta ira no se observaron hasta 35 años después, con un riesgo de morir por problemas cardiovasculares bastante alto.

El estudio se enfocó también en los efectos "protectores" de la personalidad que se cree que influyen de manera positiva en la muerte temprana. Por ejemplo: los niveles más altos de capacidad cognitiva y la habilidad de "seguir adelante" (la tendencia con que la gente logra las cosas que propone en la mente). Sin embargo los expertos detectaron en el estudio que aun teniendo estas características de protección, las personas seguían mostrando un importante riesgo de morir si admitían ser irascibles.

Amelia Karraker, la autora principal de la investigación, dijo: "Estas personas eran propensas a estar siempre enojadas. Está bien tener una tarde complicada o incluso un año, pero esta pregunta que hicimos no captura la ira pasajera, sino una predisposición a la ira". De todas formas Karraker destacó que su estudio no capturó ninguna matiz diferente sobre la ira y que el uso de una única pregunta ahora ha sido reemplazado por una escala de análisis más sofisticada.

No es difícil imaginar cómo una persona que está constantemente enojada aumenta su ritmo cardíaco y su presión arterial y como esto ejerce presión sobre el corazón. Un estudio deCirculation, la revista de la American Heart Association, encontró entre un grupo de casi cuatro mil hombres y mujeres, que la ira y la hostilidad en los hombres (pero no las mujeres) aumenta el riesgo de fibrilación auricular, un ritmo cardíaco irregular.

Por otro lado, algunos estudios demostraron que la supresión de la ira puede también aumentar la presión arterial y las enfermedades del corazón, especialmente cuando las personas sienten que han sido tratadas injustamente. Entonces, ¿es saludable expresar la ira justa? Tal vez, si es ocasional y es superada rápidamente. Sin embargo, enojarse causa más daño que beneficios y aunque puede ser difícil calmar a una persona irascible, sobre todo porque hay cierta tendencia genética en la ira, lo más probable es que el daño sea mayor para la persona que la sufre que para quienes lo rodean.

Salud

Las mejores posturas sexuales para evitar daños en la espalda

Las mejores posturas sexuales para evitar daños en... 0

Salud

Belleza y bienestar: tratamientos reductores

Belleza y bienestar: tratamientos reductores 0