QPS / Salud

Cómo reconocer los ataques de pánico y superarlos

El trastorno se caracteriza por una angustia exagerada que inhabilita a las personas para tomar cualquier tipo de decisión.

Cómo reconocer los ataques de pánico y superarlos

Los ataques de pánico se reconocen por la dificultad para respirar, dolor en el pecho, manos sudorosas, sensación de irrealidad y taquicardia; pueden ocurrir a cualquier edad aunque tengas una buena condición de salud.

Este problema se caracteriza por una angustia exagerada que inhabilita a las personas para tomar cualquier tipo de decisión, por eso es importante que aquellos que lo padecen acudan al médico para que les recete un tratamiento adecuado.

La licenciada Solange García Bardot, especialistas en estrés, ansiedad y emociones del Instituto Sincronía, explicó que "los primeros pasos para tratar el ataque de pánico es precisamente realizar el diagnóstico y luego realizar los estudios médicos correspondientes".

"Luego, en la mayoría de los casos, deberá ser evaluado por el psiquiatra, quien es el que determina en conjunto con el psicólogo y el paciente, si se indica medicación o no. Si el experto psiquiatra indica la medicación, es ideal combinar ambas terapéuticas desde el comienzo para tener los mejores resultados. Habitualmente, la medicación psiquiátrica está compuesta por un antidepresivo y un ansiolítico, eligiendo los recaptadores de serotonina como medicación de primera línea, que se deben tomar por un tiempo acotado entre 12 y 18 meses", indicó García Bardot.

"La terapia cognitivo conductual apunta al desarrollo de habilidades para que el paciente aprenda a transitar lo que le ocurre, partiendo de que conozca lo mas completamente posible lo que sucede. De qué se trata su problema, cómo se dispara y qué sostiene el circuito del pánico. Identificar los pensamientos y creencias asociadas al pánico y la respuesta emocional que activan estas creencias. El foco es desarmar el círculo vicioso de evitación que lo lleva a desregularse", indicó la especialista.

Asimismo, la experta en en estrés, ansiedad y emociones afirmó que en el primer mes ya habrán disminuido los ataques y el paciente comenzará a recuperar la confianza en sí mismo. "Pero para desarmar el estilo de vida que alimenta el pánico, entender cómo se llega a desarrollar el trastorno y realizar los cambios necesarios, lleva algo más de tiempo", dijo. García Bardot indicó que el trastorno de pánico "puede ser un trastorno de ansiedad en sí mismo o puede acompañar los más diversos cuadros psicopatológicos, tanto como trastorno o como síntoma".

Quiénes lo padecen

"Existe en general una personalidad previa al pánico. Tienden a ser personas muy responsables, exigentes, que tratan de resolver todo por su propia cuenta, de manera rápida y eficaz. En general, es una persona con un buen desempeño en casi todas las áreas de su vida. Son despiertos e inteligentes y es común que hasta el momento del pánico no se hubiese encontrado con limitaciones ni físicas ni emocionales que le impidieran manejarse exitosamente en casi todo", aseguró la especialista. García Bardot manifestó que "previo a los ataques, el panicoso, en general, era una persona que no le perturba el miedo ni la ansiedad y aunque haya atravesado situaciones muy duras tiende a resolver y avanzar en su vida".

"Por estas razones, es muy difícil para este tipo de personalidad asumir que tienen un problema que no pueden resolver ellos mismos, y a su vez se sienten muy avergonzados por la desconcertante vulnerabilidad que los invade. Una frase típica que surge en algún momento del tratamiento es: "yo no soy este y quiero volver a ser el que era", añadió.

La experta advirtió que muchas personas "llegan a la consulta después de años de intentar resolver el problema por su cuenta, habiendo pasado por situaciones médicas interminables". 

"Están muy angustiados, con una vida muchas veces muy restringida por la evitación, y con una enorme sensación de impotencia y frustración. Por este motivo, muchas personas que sufren el trastorno con el paso del tiempo tienen marcados síntomas depresivos. Pasan de una vida activa y productiva a una vida cada vez más reducida, y limitada. Hacen solo aquello que conocen y les da seguridad y a veces eso es muy poco", agregó.

Los síntomas

Los síntomas físicos son variados y se pueden combinarse de diferentes formas, los más frecuentes son: · Palpitaciones · Sudoración · Temblor de manos · Piernas flojas · Nauseas · Molestias abdominales · Mareos · Dolor de cabeza · Opresión en el pecho · Sensación de ahogo o falta de aire ·Sofocación

Los síntomas cognitivos están relacionados con: · Miedo a morirse o a que algo terrible está por suceder · Miedo al desmayo · Miedo al descontrol · Sensación de irrealidad o de extrañeza, acerca de lo que pasa o de mi mismo · Sensación de estar como en un túnel como si estuviera obnubilado

"Estas crisis son aterradoras, desorganizantes, aunque la sensación de malestar luego de las crisis, puede durar días", aseveró García Bardot.

No obstante, la especialista destacó que "la persona que sufre de pánico debe aprender que esta es una respuesta orgánica natural y normal, y que solo dura un determinado tiempo (entre 10 y 30 minutos) y desaparece, que su cuerpo viene equipado para este tipo de reacción por lo que nada va a pasarle". Al respecto, puntualizó que "se trata de aprender a tolerarlas, afrontando la ansiedad, sus síntomas y sensaciones desagradables" y añadió: "lograr esto es difícil, pero de vital importancia, ya que si el panicoso experimenta que los síntomas disminuyen solos sin que nada pase, podría darse cuenta de que esos síntomas no son una señal de peligro inminente, sino una respuesta de ansiedad intensa".

La especialista indicó que "al ser una respuesta fisiológica normal nuestro cuerpo está preparado para soportarla y una vez que llega a su nivel máximo de intensidad, solo comienza a bajar la intensidad progresivamente".

"El efecto como cuando uno llora, hay una descarga de llanto por el nivel de emoción que luego cuando ya descargo lo suficiente baja y desaparece", dijo. "Aprender a atravesar el pánico en lugar de evitarlo, o superarlo que es otra manera de evitar, es el cambio cualitativo para lograr trascender el ataque y no permitir que se instale", concluyó.

Salud

Estudios científicos concuerdan en que los fines de semana deberían ser de tres días

Estudios científicos concuerdan en que los fines d... 0

Consejos útiles

Así es como un teléfono móvil afecta a nuestra salud

Así es como un teléfono móvil afecta a nuestra sal... 0