QPS / Salud

Sexualidad / Cómo fomentar el erotismo sexual en tu pareja

Hacer el amor no supone necesariamente tener que llegar a la genitalidad, a la penetración, ni obtener un orgasmo.

Cómo fomentar el erotismo sexual en tu pareja

Muchas veces los silencios acompañados de un gesto cariñoso como sonreír o acariciar una mejilla pueden comunicar más que 1.000 palabras.

Esa celebración continua, era una de las múltiples formas que encontró para hacerle el amor todos los días del año, independientemente del agotamiento, el escaso tiempo e incluso la edad o la funcionalidad de sus genitales.

¿Estamos hablando de un encuentro sexual? Sí, pero no sólo de eso. Todos hemos tenido la experiencia de sentirnos en comunión con nuestra pareja por en el simple hecho de estar juntos o conectándonos con la palabra, hablando sobre nuestros deseos o soñando con proyectos para realizar juntos. 

Hacer el amor es mucho más que "echarnos un polvo". Entiendo el erotismo como la capacidad que tenemos los seres humanos de vivir, experimentar, compartir y expresar placer sexual, es esa capacidad de movilizar y activar dentro nuestro la excitación sexual y las emociones que le acompañan en el contexto de un "encuentro" que tiene como fin la posibilidad de intimar con otro(a).

Somos un cuerpo hecho para sentir, rico en órganos sensoriales. Tenemos una gran capacidad sensorial y sensual. Aprendemos a sentir, practicando, experimentando, activando nuestros sentidos y órganos sensoriales. Tenemos capacidad para sentir, experimentar sensaciones, gozar el placer que produce la estimulación sensorial. Captamos estímulos táctiles, olfativos, propioceptivos, visuales, auditivos, etc. Y los transformamos en experiencias sensoriales. Las sensaciones y experiencias sensoriales son construcciones mentales, existen y se hacen realidad en nuestra mente.

También nos podemos "echar un polvo" con la persona que amamos aunque suele asociarse a un comportamiento más frío o impersonal. Además, son bastante efectivos para avivar la llama de la pareja y no caer en la rutina, para que sigan apareciendo chispitas pasado el tiempo de enamoramiento. 

¿Cómo se consigue todo esto? A mi modo de ver, aprovechando cada momento para crear un ambiente de amor y complicidad con nuestra pareja y ello se puede lograr de muchas formas. Les sugiero algunos tips: 

¿Por qué no hacer el amor visualmente? Mirando a los ojos a nuestra pareja y aprovechando cada cruce de miradas. Me refiero a esas miradas profundas, penetrantes, que hablan sin necesidad de usar palabras. Y miremos sus labios, su cuello, y esto seguramente los erotizara sin que su pareja se de cuenta. Y cuando se da cuenta el interés sexual seguramente se activará porque se sentirá deseado/a.
Hacer el amor con la palabra. Esto quiere decir hablar de lo que se desea, se necesita o se siente que se ha perdido y se quiere recupera en la relación. Y si nos resulta más fácil escribirlo, no nos privemos de dejar una pequeña nota o enviar un e-mail o por qué no un watts up para comunicar que sentimos. Otra situación que puede resultar atractiva y despertar nuestro interés es escuchar y como suelo decir, escuchar con nuestros ojos y nuestros oidos; a veces, acompañar la escucha con un gesto cariñoso, comunica mucho más que miles de palabras.

Reírnos juntos. Que tu pareja te haga reír o ser capaces de reírse juntos es un ingrediente muy importante en el vínculo, ayuda a seducir, aplaca discusiones y hace desear la compañía del otro. Al fin y al cabo, la risa libera endorfinas, te hace sentir bien, y te ayuda a librarte del estrés y a relajarte. Y también nos enamora más; creo que el interés sexual y el buen humor van de la mano y se retroalimentan.

Según un estudio publicado en la revista Evolutionary Psychology, pareciera que un tipo de humor exitoso es el que implica cierto grado de autocrítica o capacidad para reírse de uno mismo. En un estudio de dos años de duración, los investigadores se sorprendieron de lo mucho que este tipo de humor se utilizaba para seducir a alguien o para tratar de suavizar una discusión. Las personas que utilizaban este tipo de humor eran vistas como mucho más deseables como pareja. 

Cocinar juntos o realizar cualquier actividad conjuntamente es un muy buen condimento para la comunicación en la pareja. Pero para ello, es necesario respetar las habilidades de cada uno y sentir que existe reciprocidad y reparto de tareas. Entender que compartir una actividad no es hacer lo mismo, sino que cada uno aporte lo suyo. Cada uno hace las cosas como mejor puede y conoce y es una buena opción confiar en que es así. 

Y por supuesto que cada pareja puede armar muchas otras actividades que fomenten su erotismo. No dejen que los años juntos, la falta de tiempo, de energía o cualquier otra circunstancia, le impidan hacer el amor. Estoy casi plenamente segura que no se van a arrepentir. 

Salud

Mirá lo que le pasa a tu cuerpo, luego de un mes sin alcohol

Mirá lo que le pasa a tu cuerpo, luego de un mes s... 0

Salud

En 2017 se llevará a cabo el primer trasplante de cabeza

En 2017 se llevará a cabo el primer trasplante de... 0