QPS / Salta

Milagro salteño / Las postales más bellas de la procesión hace más de 100 años

En esta nota te mostramos las mejores fotos de la procesión y de la Catedral en el pasado compartidas por el grupo "Nuestra Salta de Ayer".

Las postales más bellas de la procesión hace más de 100 años

El Santuario del Señor y la Virgen del Milagro están en la Catedral Basílica desde el año 1592. Todos los años, peregrinos de toda la provincia llegan a Salta caminando desde los parajes más lejanos.

Así, el 6 septiembre inicia la Novena en Honor del Señor y de la Virgen del Milagro.

El 13 de septiembre de cada año, en presencia de los Obispos Argentinos, se coronan al Señor y a la Virgen del Milagro y se realiza la Solemnidad de la Santísima Virgen del Milagro; el 14 de septiembre se realiza la Fiesta de la Exaltación de la Santa Cruz y el 15, con la Procesión en su honor, es el día de la Solemnidad del Señor del Milagro.

Un poco de historia 

En el año 1692 la imagen de Inmaculada Concepción de María, que luego se llamaría Virgen del Milagro, se encontraba a tres metros de altura en un nicho del retablo del Altar Mayor.

Cuenta la historia que aquel 13 de septiembre, después de los fuertes y reiterados temblores que destruyeron la ciudad de Esteco y fueron percibidos con singular intensidad en la ciudad de Salta, se encontró la imagen de la Inmaculada en el suelo sin que sufrieran daño su rostro y manos y según la tradición perdió los colores del rostro que quedó pardo y macilento.

La imagen fue llevada a la casa del alcalde Bernardo Diez Zambrano donde se oró toda la noche. Al día siguiente, 14 de septiembre, se colocó la imagen, que todos querían venerar, en el exterior de la Iglesia Matriz donde continuaron los cambios de colores del rostro y fue entonces cuando muchos fieles comenzaron a llamarla “del Milagro”.

Una nueva historia empezaba para esta sencilla imagen y para los salteños, que jamás abandonarían su culto y su devoción. Según la tradición oral y el exhorto de Chávez y Abreu, el padre jesuita José Carrión recibe la revelación de que el Santo Cristo Crucificado de la Iglesia Matriz, que tenían sin devoción y sin sacarlo en procesión, habría perdonado a Salta a pedido y súplica de la Madre de Dios del Milagro. 

Los padres jesuitas recordaron al Santo Cristo y lo liberaron de su encierro; lo colocaron frente a la iglesia que la Compañía de Jesús tenía en el centro de la ciudad.

La imagen fue sacada en procesión por los fieles salteños con el ruego de que cesaran los temblores, lo que finalmente ocurrió.

Milagro salteño

Gran gesto de vecinos de zona sur: recibieron a los peregrinos con donaciones

Gran gesto de vecinos de zona sur: recibieron a lo... 4

Celebración extra large

Especialista pide que el "espíritu del Milagro" se extienda al menos un día más

Especialista pide que el "espíritu del Milagro" se... 15