QPS / Salta

Fue muy claro / La decisión que podría tomar el dueño del cementerio salteño con las tumbas morosas

Hay más de 700 parcelas que no pagan, dijo Marcelo García Falcón. El empresario habló tras la multa de $25 mil que le pusieron a Cementerio Divina Misericordia.

La decisión que podría tomar el dueño del cementerio salteño con las tumbas morosas

Tras la sanción de 25 mil pesos, impuesta por Defensa al Consumidor al Cementerio Divina Misericordia, el socio y administrador del mismo, Marcelo García Falcón, explicó como se tomó la decisión de colocar calcomanías a las lápidas para quienes están en situación de morosidad.

“Esto tiene una explicación muy racional que gracias a Dios esta situación es mínima”, manifestó el administrador del predio,  y aseguró que hace unos diez años ponen una calcomanía a los que se encuentran en estado de morosidad.

“Lo que buscábamos nosotros es llamar la atención” aseguró García Falcón, y es una instancia extra, en donde sumado a eso “para el pago de las expensas  se llama por teléfono, se envía una carta liviana, después una carta más dura y sigue una carta documento”.

Actualmente en el Cementerio Divina Misericordia, hay más de 700 parcelas que se encuentran en mora, donde la gran mayoría ya se encuentra para ser exhumado los cuerpos, pero no se avanza en esta situación, a pesar que el reglamento los avala, consideró el encargado.

“En diez años nunca tuvo ninguna observación y por el contrario muchas personas nos agradecían” declaró sobre las calcomanías, y afirmó que “no son apretadores”, sino que se busca que las personas se pongan al día con las deudas.

García Falcón consideró “muchos van a depositar los muertos y se olvidan de ellos”, sosteniendo que por más duro que suene la realidad es esa.

McDonald's festeja

Multaron a Mostaza del Alto Noa: un salteño los denunció cuando vio esto

Multaron a Mostaza del Alto Noa: un salteño los de... 8

Aplausos por favor

El ángel de la guarda de Santino: un anónimo donó 60 mil pesos y ya está la plata para la operación

El ángel de la guarda de Santino: un anónimo donó... 24