QPS / Política

A masticar chicle / Vuelve a aumentar el cigarrillo y ya acumula una suba de 70% en el año

La empresa justificó el nuevo ajuste en virtud del fuerte alza de sus costos. Las ventas de cigarrillos cayeron 18% desde mayo, cuando el Gobierno subió de 60% a 75% los impuestos.

Vuelve a aumentar el cigarrillo y ya acumula una suba de 70% en el año

La mayor fabricante de cigarrillos del país volvió a aumentar el precio de sus marcas, esta vez en un 5% de promedio, con lo cual acumula una suba de casi el 70% en lo que va del año.

La decisión tomada por Massalin Particulares se enmarca en la necesidad de la compañía de poder afrontar costos que, según explica en un comunicado, han venido creciendo durante los últimos meses. 

"Massalin Particulares S.R.L. desea informar que, con el objeto de hacer frente a la suba de sus costos, ha decidido aumentar a partir de hoy un 5% en promedio los precios de sus productos", señala el comunicado oficial, que también hace referencia a la crisis que atraviesa tanto esta empresa como el resto del sector desde que, en mayo pasado el Gobierno decidió incrementar la presión fiscal al sector, llevándola del 60% al 75%. 

En ese momento, las autoridades argumentaron que el cambio se debía a la necesidad de girar mas fondos a las provincias productoras. Sin embargo, la respuesta de las empresas fue de un fuerte aumento del 40% que, de manera inmediata, provocó una fuerte recesión y caída de las ventas. En este sentido, Massalin señala en su comunicado que "sigue buscando la forma de dar sustentabilidad a sus operaciones en el país, fuertemente golpeadas por el drástico aumento de impuestos que entró en vigencia en mayo pasado y el consecuente recorte de sus ventas".

Para la empresa, la carga fiscal alcanza el 80% del precio de venta de los cigarrillos, "siendo la más alta de la región y una de las más altas a nivel mundial, perjudicando a toda la cadena de valor del tabaco".

Es más, según se desprende de informes del Ministerio de Agroindustria, entre mayo y septiembre las ventas del sector se achicaron un 18%, con respecto a igual período del año pasado, mientras que la producción se desplomó contra igual período, de acuerdo a indicadores de la consultora FIEL.

Esta recesión motivó que en el sector hasta ahora se hayan denunciado más de 200 despidos, que la propia Massalin cerrara una de sus plantas de acopio y suspendiera las operaciones en otras dos por falta de stock.

Entre las principales marcas que la empresa comercializa, se encuentran: Marlboro, que costará $ 46 en su versión KS y $ 47 en su versión box; Philip Morris, que costará $ 43 en su versión KS y $ 44 en su versión box, y la marca Chesterfield que quedará a $ 33 en su versión ks y $ 35 en su versión box. Otras marcas, tales como Benson & Hedges, Parliament y Virginia Slims, se venderán a $ 52 en su versión box de 20 cigarrillos.

Por último, la empresa le recuerda a los puntos de comercialización de todo el país que, "según la Resolución Nº 110/1991 del Ministerio de Economía de la Nación, régimen incorporado a la Ley Nacional Nº 24.674/1996, está prohibido modificar los precios de venta al público de los cigarrillos publicados por las empresas tabacaleras". 

Esto se debe a que, tras las subas, los kioscos decidieron aplicar incrementos adicionales al sostener que de otra forma no podrían seguir vendiendo los atados, ya que lo deberían hacer a pérdida.

Prueba de fuego

Diputados debatirán en sesión especial el primer presupuesto del gobierno de Macri

Diputados debatirán en sesión especial el primer p... 0

¿Se suspende la ola importadora?

El lobby de empresarios pone un límite a la vocación aperturista del Gobierno

El lobby de empresarios pone un límite a la vocaci... 0