QPS / Política

Culpa de Carrió / Pichetto amenaza con voltear la ley para echar a Gils Carbó, harto de las internas de Cambiemos

Pichetto y Massa acordaron retirar su respaldo hasta que "se ordene" el oficialismo.

Pichetto amenaza con voltear la ley para echar a Gils Carbó, harto de las internas de Cambiemos

El peronismo hizo caer la ley para desplazar a la procuradora General Alejandra Gils Carbó por las internas de Cambiemos que detonó este mismo lunes Elisa Carrió.

Lilita presentó una observación contra el proyecto que impulsa el oficialismo a sólo dos días de que sea tratado en el recinto de Diputados y a tres días del lanzamiento de la mesa nacional de Cambiemos en el que la chaqueña será una de las oradoras.

El Gobierno había conseguido el apoyo del Frente Renovador y el Bloque Justicialista para firmar el dictamen de la comisión de Justicia la semana pasada y así poder aprobar en el recinto la reforma del ministerio Público Fiscal que acorrala a Gils Carbó.

Hasta que el Gobierno no unifique una posición y la siente a Lilita en la banca, el proyecto no se vota, amenazó Pichetto.

Pero tras la nueva denuncia de Carrió, el peronismo decidió retirar su apoyo por las internas de Cambiemos y por ahora la ley se cayó. Esto se decidió en una cumbre realizada este lunes en el Congreso entre Miguel Pichetto, jefe de los senadores del FPV y la diputada Graciela Camaño, jefa de bloque del massismo.

“Acordamos con el gobierno, pagamos el costo y después sale alguna expresión del oficialismo a despegarse”, rezongaron en esa reunión. “El Gobierno no banca los proyectos que manda”, se quejó Pichetto.

Ahora, el peronismo exige que la ley sea apoyada por todo Cambiemos y que garanticen que Lilita se siente en su banca y la vote, de lo contrario no apoyarán el proyecto.

La delicada situación se suma al trabajo que viene haciendo sin prisa pero sin pausa la propia Gils Carbó con gobernadores de la oposición a los que se acerca con la excusa de firmar distintos convenios. Este lunes estuvo por ejemplo con el chaqueño Domingo Peppo. 

Otra de las críticas que se lanzaron en la reunión de este lunes es que el propio Massa había presentado en 2014 un pedido de juicio político contra Gils Carbó, un pedido que le reiteró en enero a Mauricio Macri y que el presidente le pidió que archivara puesto que el ministro de Justicia, Germán Garavano, quería una salida negociada de la Procuradora que asumió en el gobierno de Cristina Kirchner.

Para colmo, en la cumbre multipartidaria que se realizó para acordar el dictamen de este proyecto, participó la mano derecha de Carrió, Fernando Sánchez, junto a Graciela Camaño, Carlos Caserio (del riñón de José Manuel De la Sota), Pichetto, Ernesto Sanz, Garavano, Ángel Rozas, José Luis Gioja, Nicolás Massot y Rogelio Frigerio.

Pese a que la Coalición estaba representada en ese acuerdo, este lunes Carrió salió a detonar el entendimiento como acostumbra y denuncia un acuerdo entre Pichetto, el diputado del PRO Daniel Lipovetsky y Daniel “Tano” Angelici para acaparar el reparto de los fiscales.

La cumbre del massimo y Pichetto desató una emergencia en el Gobierno y el presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, intenta reflotar el acuerdo a contrarreloj.

Con fórceps

El Gobierno redobla presión sobre empresarios para garantizar el pago del bono

El Gobierno redobla presión sobre empresarios para... 0

Se creían impunes

Las escuchas que complican aún más a los ocho polinarcos detenidos

Las escuchas que complican aún más a los ocho poli... 11