QPS / Política

Inflación electoral / Pasar por las urnas en 2017 costará al Estado $ 2200 millones más

En relación a 2015, el aumento será de 58,5%. Se usará para capacitar a los votantes en caso de que se apruebe la boleta electrónica. El año pasado el gasto fue de $ 3900 millones.

Pasar por las urnas en 2017 costará al Estado $ 2200 millones más

La organización de las elecciones legislativas del año que viene demandará al Estado nacional un costo de $ 6175 millones, un 58,5% más de lo que se gastó en las presidenciales de 2015. Así se desprende del proyecto del presupuesto que el Gobierno presentó en el Congreso y en el que se incluyen gastos a cargo del Ministerio del Interior, relativos a la posible reforma electoral que impulsa el Poder Ejecutivo. No obstante, queda afuera del cálculo el dinero que podría generar la compra de máquinas para desarrollar el sistema de boleta única electrónica, que será administrado por el Ministerio de Modernización.

El programa número 16 del Ministerio del Interior, denominado ‘Impulso al desarrollo del sistema democrático y relaciones con la comunidad‘ tiene como misión central, según describe el presupuesto, "fortalecer la democracia impulsando una reforma política integral a través de la modernización del sistema de votación, el fortalecimiento de la calidad democrática de las instituciones y la capacitación de dirigentes políticos". A cargo de la Secretaría de Asuntos Políticos y Fortalecimiento Institucional de la cartera que conduce Rogelio Frigerio, la previsión de gastos para los comicios legislativos de 2017 es de $ 6.175.543.193.

El desglose muestra que el grueso de esos fondos corresponden a la "Ejecución de actos electorales", dependiente de la Dirección Nacional Electoral, y que dispondrá el año próximo de $ 5988 millones. El resto se distribuye en siete áreas, sobre todo la que se ocupa de conducir y administrar el programa ($ 58,4 millones) y la que maneja el fondo partidario permanente ($ 87,3 millones).

Según explicaron fuentes oficiales, la partida se utilizará en buena parte a avanzar con el proyecto de reforma política que el Ejecutivo espera aprobar y que, entre otros aspectos, propone que la votación, desde el año que viene, se realice en todo el país mediante el sistema de Boleta Única Electrónica, el mismo que se llevó a cabo en los últimos comicios nacionales, en Salta y en la Ciudad de Buenos Aires, por ejemplo.

Capacitar a fiscales y a más de 20 millones de electores generará un incremento en los costos respecto a otros años, aunque la compra de las máquinas con las que se realiza la votación, de prosperar la iniciativa, correrían por cuenta del Ministerio de Modernización. En los últimos días se especuló con la chance de que el Gobierno compre los equipos y no contrate el servicio a privados, lo que le generaría un ahorro de u$s 180 millones.

En 2015, el último año electoral, el presupuesto que ejecutó el kirchnerismo fue de $ 3897 millones, una diferencia de $ 2278 millones, el equivalente a un 58,5% menos de fondos. Inicialmente, la partida era de $ 2146 millones y correspondía entera al entonces Ministerio del Interior y Transporte, pero luego de que Florencio Randazzo formalizara su precandidatura presidencial –que finalmente no se concretó– prácticamente se duplicó el dinero y, para evitar incompatibilidades por la postulación del entonces ministro del área, se le giraron $ 1929 millones al Ministerio de Justicia. Interior, en tanto, manejó otros $ 1968 millones.

Por las nubes

El 0 km más barato en la Argentina es el más caro de toda la región

El 0 km más barato en la Argentina es el más caro... 7

Siguen las malas noticias

La industria ya lleva seis meses de caída y retrocedió 4,6% en agosto

La industria ya lleva seis meses de caída y retroc... 0