QPS / Política

La culpa, del otro / Para Macri, los conflictos afectan la llegada de inversiones

En el cierre de su viaje a Holanda, se mostró optimista por la recepción que tuvo de los empresarios, pero reconoció el efecto negativo de las protestas sociales.

Para Macri, los conflictos afectan la llegada de inversiones

Mauricio Macri se para en la proa del barco que lo lleva a pasear durante una hora por el inmenso puerto de Rotterdam y abre los brazos como Leonardo DiCaprio en Titanic. Algo sorprendidos, su esposa, Juliana Awada , y los reyesMáxima y Guillermo se ríen de la ocurrencia.

Un rato después, el Presidente mostrará su satisfacción en una entrevista con los enviados que cubren su visita a Holanda. "Me voy muy contento por la ejecutividad, la practicidad y el clima de afecto que hay. ¡Impresionante!", grafica.

Sin embargo, deja en claro que sigue de cerca el clima conflictivo que se vive en el país y reconoce que afecta la llegada de las inversiones que vino a buscar. "Todo influye, porque acá lo que está en discusión es si este cambio cultural es producto de una decisión de los argentinos o solamente de la decisión de un presidente", dijo a diario La Nación. Cerca de él sostienen que "ni siquiera la CGT entiende" por qué va al paro el 6 de abril y reconocen que "algunos quieren invertir ahora, pero otros quieren esperar a ver qué pasa en las elecciones".

-¿Llegarán las inversiones después de esta gira?

-Inversiones las hay todos los días, obviamente necesitamos muuuucha inversión para desarrollar un país tan grande como es la Argentina y generar tanto trabajo como necesitamos. Para sacar a más del 30% de los argentinos de la pobreza hace falta mucho trabajo. Lo bueno es que tengamos en claro que hay pocos países en el mundo hoy que despierten tanto interés como el nuestro, ustedes lo han podido comprobar. Decenas de empresarios, empresas interesadas en invertir, en expandirse.

-¿En este contexto influye lo conflictiva que está la calle en la Argentina, los paros y protestas?

-Todo influye, porque acá lo que está en discusión es si este cambio cultural es producto de una decisión de los argentinos o solamente de la decisión de un presidente. Les digo a todos que por supuesto no soy el dueño del cambio, sino el resultado del cambio que decide la gente. La mayoría entendió que es un largo camino que nos lleva a una mejora permanente que terminará algún día con los excluidos en la Argentina y habrá oportunidades de desarrollo.

-¿Cree que en la Argentina se entiende lo que supone recibir el apoyo de una potencia comercial e innovadora como Holanda?

-Como todo, algunos se dan cuenta de lo importante que es esto y otros no. Pero hay que entender que Holanda está entre los 20 países más poderosos del mundo, a pesar de que tiene el 2% del territorio que tenemos nosotros, y eso la verdad impacta. Y la verdad es que es un socio perfecto, no sólo por la corriente afectiva que se genera a partir de que la reina es de origen argentino, sino porque es el segundo país agroexportador, con una de las mayores experiencias y capacidades en el manejo del agua. Y la Argentina tiene muchas hectáreas para regar, muchos millones de hectáreas para sacar de abajo del agua, puertos que ampliar para poder sacar la producción que está creciendo día a día, especialmente la del campo. También es fuerte en energía, a partir de Shell, y varias empresas más, que quieren participar en energías renovables y en Vaca Muerta.

-¿Hay entonces un problema de percepción en la Argentina de estas buenas noticias?

-De vuelta (serio). Muchos argentinos este cambio de tendencia que hemos logrado, bajando la inflación y empezando a crecer, no lo sienten, y es lógico, no es en todos lados igual en el país ni en todos los sectores igual. Es una recuperación que comenzó y va a ir extendiéndose poco a poco al resto de la sociedad. Nunca prometí un milagro de un día para el otro, ya fue casi un milagro haber evitado la crisis terminal a la que íbamos en pocas semanas o meses si no producíamos este cambio copernicano. Pero en 2017 vamos a crecer, 2018 será mejor todavía y 2019 va a ser mejor todavía.

-Aquí está el modelo pólder, que favorece el diálogo social. ¿Hay chances de que el vínculo entre el Gobierno y las fuerzas sociales sea distinto?

-La Argentina necesita eso, hablábamos con Mark Rutte (el primer ministro) de que ya probamos con confrontar, con pelear, con entender por qué la Argentina ha ido por un camino que llevó a que un tercio de la población esté en la pobreza. La verdad es que no nos sirvió de nada. Lo que hay que hacer es aceptar la verdad, dónde estamos parados, lo hemos hecho desde el Gobierno diciendo la verdad con las estadísticas, y a partir de ahí ponerse a trabajar para reducir la pobreza, mejorar la calidad de la educación pública, tener una inserción inteligente en el mundo, construir la infraestructura que hace falta para crecer. Y eso es lo que se genera a partir de sentarse a una mesa y dialogar, que ya lo hemos logrado en Vaca Muerta, con la industria automotriz, y queremos lograrlo en breve con la construcción.

Al Presidente le llegaron en las últimas horas encuestas que hablan de un repunte en su imagen positiva. Y sabe, por lo que cuentan sus voceros, que hay un 30 por ciento que "nunca lo va a votar" y que en su composición "está estable", sin subir ni bajar. Cuando se enteró de las nuevas escuchas que involucran a la ex presidenta Cristina Kirchner, afirmó a sus colaboradores: "Hay que decirle que hable menos por teléfono", le dijo a un colaborador. Consciente de la oposición kirchnerista y de otros sectores sociales, sostiene en privado, testarudo, que "no hay que resignarse al pasado, y trabajar por el futuro".

Aquí escuchó de boca de los dirigentes holandeses su modelo de diálogo social. "Y hemos venido acá para aprender cómo ellos vienen ejercitando y han hecho exitosamente el pólder, es realmente maravilloso. Nosotros necesitamos los dos pólderes: el pólder físico, para mitigar el impacto del cambio climático, para mitigar el daño que se ha hecho con el agua, y el pólder en el ejercicio del diálogo", se entusiasma.

-Ud. mencionó el tema del acuerdo de la UE-Mercosur. ¿Se lleva el apoyo de Holanda para la unidad de estos dos bloques regionales?

-Sí, hay mucho entusiasmo en los Países Bajos para que este acuerdo se alcance lo antes posible. Todos sentimos que es una gran oportunidad post-Brexit para consolidar la presencia política y económica de la Unión Europea, y para el Mercosur es la alianza más natural que tenemos. Somos países que venimos de la cultura europea.

El ministro de Educación, Esteban Bullrich, sentado junto a él, cuenta sobre los acuerdos firmados aquí en materia educativa, ciencia y deporte. Macri respira hondo y se muestra contento, aunque algo cansado: aún le falta la despedida con los reyes en el teatro Diligentia con la que cierra su viaje. Antes de partir, se muestra preocupado por la sanción contra Lionel Messi. "Me pareció una exageración, de una a cuatro haberle puesto el máximo... Espero que podamos apelar y que se reduzca la pena, es terrible", dice sin sonreír.

-¿Es la única mala noticia que recibió?

-Sí, creo que fue la única mala -afirmó, antes de dejar clara su admiración por la reina Máxima y transitar sus últimas horas en el país.

Límite judicial

La Corte Suprema resolvió que los jueces deben jubilarse a los 75 años

La Corte Suprema resolvió que los jueces deben jub... 0

Fracaso mal

Tras caída del consumo, dan parcial marcha atrás con Precios transparentes

Tras caída del consumo, dan parcial marcha atrás c... 3