QPS / Política

"No somos ellos" / Otro ex ministro kirchnerista se suma al Gobierno de Macri

Se trata de Juan Carlos Tedesco, ex titular de Educación durante la gestión de Cristina Kirchner entre 2008 y 2009. Será asesor del ministerio que comanda Esteban Bullrich y Consejero Argentino ante la Secretaría General de la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (OEI).

Otro ex ministro kirchnerista se suma al Gobierno de Macri

La decisión podría enmarcarse en una nueva muestra de “nosotros no somos ellos”. El gobierno de Mauricio Macri acaba de sumar a otro ex ministro del kirchnerismo a su equipo, para dejar en claro que su modelo político es la antítesis de la década pasada, no sólo por su voluntad de transparencia frente a los obscenos casos de corrupción que acumulan Cristina Kirchner y sus secuaces, sino por la intención de superar la grieta y “buscar a los mejores para desarrollar el país”.

Así lo explican cerca del ministro de Educación, Esteban Bullrich, quien propuso a Juan Carlos Tedesco, su antecesor en el cargo entre 2008 y 2009 e investigador de la Universidad Nacional de San Martín (UNSAM), como asesor de su cartera.

No es todo. Tedesco acaba de ser nombrado Consejero Argentino ante la Secretaria General de la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (OEI). Se trata de un organismo similar la ONU, que sesiona todos los años en Madrid para estipular los lineamientos en educación. No es el primer ex funcionario K al que no le da vergüenza integrar un Gobierno acusado de “liberal y de no tener sensibilidad social” por sus ex compañeros de gabinete.

Lino Barañao se quedó al frente del ministerio de Ciencia y Tecnología, mientras que el ex diputado del Frente para la Victoria, Gustavo Marconato -quien solía jugar al fútbol con Néstor Kirchner en la Quinta de Olivos- fue nombrado secretario de Hacienda por el ministro Alfonso Prat-Gay. En tanto, el economista Adrián Cosentino, ex Secretaría de Finanzas de Hernán Lorenzino, se desempeña en la actualidad como asesor del Palacio de Hacienda.

A diferencia de Barañao, a quien se nombró para que continúe con la misma línea de acción en Ciencia y Tecnología, en una suerte de reconocimiento a lo conseguido en la gestión anterior, con Tedesco se pretende concretar algunos de sus proyectos e ideas que no se pudieron llevar a cabo durante el kirchnerismo.

Tedesco es un especialista que propone comenzar a planificar el largo plazo en el área de Educación. Los lineamientos de sus propuestas quedaron plasmados en el libro La educación argentina hoy. La urgencia del largo plazo (Siglo XXI y Fundación OSDE), que publicó en octubre del año pasado y dónde hace un diagnóstico del sistema educativo en los 12 años del kirchnerismo. Allí propone un Plan Decenal de Educación, que debería aprobarse por ley para sacar a la educación de la pelea política de todos los días. Serían diez años, con metas específicas y su correspondiente financiamiento. Según dice, el plan necesitaría del acuerdo de todos los sectores para pensar lo que se quiere dejar a las futuras generaciones. Una suerte de pacto entre políticos, gremialistas, empresarios y medios de comunicación.

En el libro, Tedesco destaca también el concepto de “eficiencia” con “justicia social”. Es decir, que haya inclusión social con buenos niveles de educación. Más allá de la responsabilidad del docente, el especialista asegura que todo el sistema es el que tiene que reaccionar para que un niño pobre termine las escuela y tenga los mismos logros de aprendizaje.

También destaca que aumentar el Presupuesto sin resolver en qué se va a invertir no da resultados y afirma que los desafíos pedagógicos e institucionales hacia adelante es establecer qué se enseña, cómo y quién lo hace.

El ministro Bullrich se pronunció en el mismo sentido el miércoles, durante su participación del Foro de Inversión y Negocios de Argentina (FINA), que se desarrolló hasta ayer en el auditorio CCK.

“Solos no podemos resolver el problema educativo. Es un problema de todos y es fundamental venir a buscar inversión. Necesitamos un compromiso del sector privado porque hoy no hay esfuerzos grupales, hay esfuerzos individuales”, planteó al hablar en el panel sobre “construcción del capital humano para el futuro”.

Bullrich, que compartió su exposición con su par de Ciencia, Tecnología e Innovación, Lino Barañao, pidió “abrirse al mundo, a la inversión y al conocimiento y tener la humildad de ver que están haciendo los mejores”. “La disyuntiva es seguir invirtiendo en el Falcon, para que siga funcionando más o menos bien, o saltar a la nave espacial, que es la revolución educativa que nos plantea el presidente, Mauricio Macri”, graficó. El tiempo dirá si la concreta.

Lo que viene

Los 8 ejes de la política social e infraestructura del Presupuesto para 2017

Los 8 ejes de la política social e infraestructura... 1

Se tensa el mercado de comunicaciones

Cableoperadores piden dos años de exclusividad en TV y el Gobierno dice no

Cableoperadores piden dos años de exclusividad en... 0