QPS / Política
Matías Isola

Matías Isola

Que Pasa Salta

Divide y reinarás / Macri, el inesperado jefe del peronismo

La división del peronismo es el principal capital político de Cambiemos. La derrota de Scioli profundizó una crisis interna que todavía no encuentra salida y Macri le saca réditos.

Macri, el inesperado jefe del peronismo

Mauricio Macri es el jefe del Partido Justicialista (PJ). La afirmación es tan descabellada como cierta. El presidente recibió un fuerte espaldarazo en las urnas en octubre y se consolidó territorialmente. Se garantizó la gobernabilidad y ratificó su posición de poder. Con el peronismo fragmentado entre kirchneristas y no kirchneristas, el camino se le allana a Cambiemos en los próximo dos años. 

Un ejemplo del liderazgo actual de Macri es el pacto fiscal acordado con las provincias (menos San Luis). La tensión política fue mermando con los gobernadores y se llegó a buen puerto en las negociaciones. Otro aspecto tiene que ver con la CGT. El Gobierno y el sindicalismo avanzaron considerablemente en los puntos de discordia y la reforma laboral se encamina a ser aprobada en el Congreso. Ni los más optimistas de Cambiemos se imaginaban tan buena relación con la pata sindical del peronismo. ¿Habrá influido la detención de algunos gremialistas "pesos pesados"? ¿Habrá temor de algunos "gordos" de correr con la misma suerte?

Con el sindicalismo "docilizado" y con los gobernadores peronistas en su gran mayoría abiertos al diálogo, Macri se constituye en el jefe involuntario (o no) del PJ. Hoy por hoy la conducción orgánica del peronismo recae en la devaluada figura de José Luis Gioja. Pero es sólo simbólica. El personaje que ostenta el poder en estos días es el senador Miguel Pichetto, quien a su vez le cerró las puertas a Cristina Kirchner: "Deberá armar su propio bloque en la Cámara Alta".

Está claro que los gobernadores necesitan de la administración central para oxigenar las finanzas de sus provincias. La lógica (¿perversa?) siempre funcionó así en un país que de federal tiene muy poco. Hasta tanto el PJ no se reordene como una alternativa competitiva de poder, Macri tendrá a los mandatarios provinciales "rendidos a sus pies". Es más, algunos parecen más papistas que el Papa. En otros términos, más macristas que Macri.

Si bien Macri no cuenta con mayoría parlamentaria en ninguna de las dos cámaras, con los resultados del 22 de octubre ganará volumen en ambas. Ahí radicará el principal desafío de Cambiemos: acordar puntos en común con los gobernadores y sus legisladores para aprobar leyes fundamentales. Con el kirchnerismo aislado del resto del peronismo, al oficialismo le resultará más fácil negociar con el sector más "dialoguista" y menos "confrontativo". Cuanto más dividida la oposición, más fácil para el oficialismo. Con una economía que no termina de despegar, el principal capital político de Cambiemos es la división del peronismo. Increíble pero real.

Cuando Macri asumió a fines de 2015 mucho se habló de que los gobiernos no peronistas tenían dificultades para terminar su mandato. Algunos se aventuraron a comparar al actual Gobierno con la Alianza de Fernando De la Rúa que tuvo un final nefasto. Otros recordaron las dificultades de Raúl Alfonsín con el sindicalismo y los paros generales. Lo cierto es que la situación actual dista mucho de aquellos antecedentes. La derrota de Daniel Scioli en las presidenciales desató una crisis interna en el peronismo sin antecedentes inmediatos y Macri le saca réditos. Aprovecha el viento de cola y se consolida políticamente.

La pregunta es si la crisis del peronismo se resolverá antes de 2019. De no ser así, las chances de Cambiemos de retener el poder son sumamente elevadas. Por el momento la figura central de la oposición es una sola: Cristina. La ex presidenta reúne un piso nada despreciable de votos, pero no le alcanza. Por el contrario, el peronismo quiere superar la etapa kirchnerista y por el momento no encontró al candidato que aglutine todo el consenso. En eso andan Juan Manuel Urtubey, Juan Schiaretti, Sergio Uñac, Sergio Massa y Florencio Randazzo, por citar algunos ejemplos. Mientras, el panorama es inmejorable para Macri, hoy por hoy el jefe del PJ.

 

Atado con alambre

Aguas del Norte y un pésimo servicio a los salteños: a la espera de las inversiones

Aguas del Norte y un pésimo servicio a los salteño... 12

Crisis de los medios

De Szpolski y Cristobal a Google y Facebook

De Szpolski y Cristobal a Google y Facebook 3